Reforzar las ayudas directas a las familias y eliminar la brecha digitial, entre los objetivos del Ayuntamiento de Guadarrama y la Mancomunidad La Maliciosa

 Con una actividad al cien por cien y adaptándose día a día a las nuevas necesidades de las familias y de sus miembros durante el confinamiento, así trabajan desde la Mancomunidad de Servicios Sociales “La Maliciosa” para dar respuesta a esta especial situación en la que los recursos, las soluciones y la atención se han vuelto, si cabe, más fundamentales para las familias. 

Desde nuevas soluciones para eliminar la brecha digital a la que se han tenido que enfrentar algunos menores de familias con pocos recursos en esta nueva etapa de la educación, a la puesta en marcha de vales de comida para productos frescos, el servicio de comida a domicilio o el seguimiento diario y continuo a mayores que viven solos y, obviamente, no pueden salir, han sido algunas de las nuevas medidas que se han tenido que implementar en este nuevo tiempo, uniéndolas a las ya existentes, para dar respuesta inmediata a las demandas de los vecinos de los seis municipios que componen la Mancomunidad “La Maliciosa”: Cercedilla, Los Molinos, Navacerrada, Becerril de la Sierra, Collado Mediano y Guadarrama. 

Nuevas formas de atención

Nuevas herramientas para garantizar una emergencia social sin precedentes, en la que los profesionales también han tenido que acoplarse a las nuevas formas de atención en las que el contacto directo no existe y el teléfono se ha convertido en fundamental. Como señala Marisa López Barón, directora de la Mancomunidad, “el contacto directo con el usuario es fundamental, estamos haciendo todo tipo de asistencias en alimentación, asesoramiento, pero no es lo mismo, para nosotros es importantísimo el contacto personal con el otro, porque nuestra profesión se basa en la interacción de manera directa y presencial, pero nos estamos acoplando, igual que todo el mundo, para ofrecer la mejor atención”.

Atenciones que comienzan por garantizar que las familias tengan lo necesario para asegurar su alimentación, de ahí que una de las primeras medidas fuera poner en marcha sistemas para que los mayores dispusieran de servicio de comida a domicilio, tras cerrarse los hogares de mayores, o la puesta en marcha de vales de comida para la adquisición de alimentos frescos en supermercados y tiendas de alimentación, que además se completa con la distribución de alimentos no perecederos que llevan a cabo los voluntarios de Cruz Roja, gracias a los convenios de colaboración firmados por esta entidad con los ayuntamientos.

Ayudas directas

Medidas a las que diariamente se unen las de asesoramiento y tramitación de otras ayudas como las directas para el pago de recibos, alquileres, etc., la solicitud o inclusión en la renta mínima de inserción, que desde 2001 se lleva otorgando en la Comunidad de Madrid y que se encarga de asegurar que las personas más vulnerables cuenten con los recursos básicos para subsistir y del desarrollo de un proyecto individualizado de intervención para ayudar a estos usuarios a abandonar su situación de pobreza, así como la orientación en la aplicación de todas las medidas que se han publicado desde el Estado o la Comunidad de Madrid en estos días. 

Sin olvidar la ayuda directa a mujeres víctimas de violencia, puesto que como señala Marisa López Barón, “Siguen dictándose órdenes de alejamiento y por lo tanto nosotros seguimos haciendo lo que sea necesario para proteger a las mujeres y a sus familias”. 

La directora de la Mancomunidad de Servicios Sociales La Maliciosa, Marisa López Barón (a la derecha), con la actual presidenta de la entidad y regidora de Navacerrada, Ana Paula Espinosa, y la alcaldesa de Collado Mediano, Irene Zamora, en un acto celebrado hace unos meses / Aquí en la Sierra

Situaciones a las que, por la nueva situación de emergencia, también se exigen nuevas soluciones como las que se están aplicando para  reducir la brecha digital de las familias “Entre las cosas que nos exige esta nueva realidad, está la necesidad de garantizar que los niños y niñas de nuestras localidades no tengan que enfrentarse a la falta de medios y recursos digitales que imposibiliten su educación, por eso ya trabajamos en soluciones de acceso a wi-fi, internet, o a los instrumentos necesarios como tablets o dispositivos para que puedan hacer realidad su derecho a la educación.

O también, otra de las nuevas realidades es la atención diaria y el seguimiento de los mayores que se encuentran confinados en casa solos y que antes podían hacer una vida con rutinas de vida sana y ahora necesitan más que nunca sentirse acompañados. Hay que tener en cuenta que una de las cosas que ahora no podemos hacer son los programas de dinamización de mayores. Y en este sentido, también está pospuesta la intervención con jóvenes en los institutos y centros escolares”. 

Un 15 por ciento más de usuarios

Aunque sin datos concretos, puesto que el confinamiento lo dificulta, a los usuarios anteriores a la crisis, se puede unir ya alrededor de un 15% más, que ha comenzado a demandar ayudas puntuales. Un aumento que se teme que siga creciendo con el avance de las consecuencias de esta crisis y para el que ya desde los municipios y la Comunidad de Madrid se trabaja para aumentar los recursos disponibles con el aporte de nuevos fondos al presupuesto general de la mancomunidad. En este sentido, la Administración regional ya ha dispuesto  un aumento de 320.000 euros para hacer frente al nuevo panorama. 

Todos los recursos y el asesoramiento de los profesionales de la mancomunidad está disponible a través de la página web https://mancomunidad-lamaliciosa.org/ y en los teléfonos de atención 91 854 12 17 y 91 854 35 82.