El concejal de Seguridad y Hacienda de Galapagar renuncia a sus delegaciones y desliza discrepancias en el Ejecutivo

Antonio Cantón aseguró que había propuesto “un incremento el número de agentes y un horario especial más elevado, propuesta que ha sido rechazada mayoritariamente por el equipo de Gobierno”.

Fue el concejal de Más Madrid en Galapagar, Álvaro Hernández, quien puso el dedo en la llaga de forma más explícita, en medio de la comparecencia a petición propia del titular de Seguridad Ciudadana y Hacienda, Antonio Cantón, que anunció su inminente renuncia a todas las delegaciones, aunque sin aclarar si seguirá formando parte de la Corporación o dejará también su acta: “Está intentando lavar los trapos sucios de toda la problemática que tienen en el equipo de Gobierno. Entiendo que estas cosas deberían arreglarlas dentro”. “Nos preocupa mucho y nos da mucho que pensar, porque lo único que están demostrando es fragilidad. ¿Tan mal se llevan dentro del PSOE, que no pueden negociar las cosas entre ustedes?”, añadió el edil.

Antonio Cantón, concejal del grupo municipal del PSOE, en el último pleno

Previamente, el concejal de Seguridad Ciudadana, había iniciado su comparecencia aclarando que en el pleno anterior, cuando se refirió al coste anual del intendente de la Policía Local (99.000 euros), dijo que “no estaban incluidos los costes indirectos ni las cantidades percibidas ilegalmente”. “Me refería”, puntualizó ahora, “al disfrute para uso particular de un vehículo de titularidad municipal”. “El señor intendente no ha hecho nada ilegal, y eso es lo que quiero dejar meridianamente claro; la cesión de ese vehículo e inclusión en nómina corresponde al Ayuntamiento, y por eso he pedido a Recursos Humanos que abra una investigación y formule si procede una declaración complementaria de los últimos cuatro años”, explicó, recordando que este tema había sido denunciado hace tiempo por los sindicatos y subrayando que la “responsabilidad es de quienes lo otorgaron a costa de los vecinos”.

Renuncia a todas las delegaciones

Pero más allá de esta puntualización, lo más significativo fue el anuncio de que, de manera inmediata (“en los próximos días u horas”, señaló), no sólo dejaría sus responsabilidades en materia de Seguridad Ciudadana (una posibilidad que ya había apuntado semanas atrás), “sino también en lo económico y todas las que tengo atribuidas”, recordando también que en el inicio mismo de la legislatura ya había tenido diferencias en cuanto al régimen de retribuciones de los cargos políticos: “Creía y creo que el reparto que se hizo es injusto”.

Preguntado por distintos ediles sobre cómo se queda en la Corporación o si renunciará también a su acta de concejal, señaló que es algo que sustanciará “por el conducto reglamentario, que es notificar a la secretaria y al alcalde de la decisión que voy a tomar”. Tras su intervención, el regidor, Alberto Gómez, agradeció el trabajo y las explicaciones de Cantón, que dejará sus delegaciones apenas medio año después de que se iniciase la legislatura. 

Propuesta rechazada

Dentro de su intervención, el edil socialista deslizó las discrepancias con sus compañeros en el Ejecutivo cuando dijo que, de cara a 2020, y pese al mayor coste de la Policía el próximo año (como consecuencia de la aplicación del coeficiente reductor para la jubilización, el paso del grupo C2 a C1 -cuestión aprobada en esta misma sesión- y el acuerdo de las 35 horas semanales para los empleados municipales), había propuesto “un incremento el número de agentes y un horario especial más elevado, propuesta que ha sido rechazada mayoritariamente por el equipo de Gobierno”. 

Antonio Cantón, en el centro, junto al resto de ediles del equipo de Gobierno tras el pleno de investidura el pasado 15 de junio

También quiso manifestar que los datos de criminalidad en lo que va de año, con un incremento del 40% respecto a 2018, “son malos, sin paliativos”, si bien se había experimentado una ligera mejoría en el tercer trimestre frente al primero (de 5,53 infracciones al día a 5,49) y que, en realidad, las cifras son similares a las de otros municipios de la zona, como Collado Villalba o Majadahonda. “Estamos mal, pero antes estábamos peor”, dijo, añadiendo que lo “sorprendente es que esto empeora cuando se incorporan más agentes, se mejora el funcionamiento de las cámaras de vigilancia y se abonan más horas extras para ofrecer más servicios. ¿No será que estamos conociendo más infracciones que antes?”, se preguntó. 

El estado del Cuartel de la Guardia Civil

Hubo tiempo igualmente para poner sobre la mesa el lamentable estado del Cuartel de la Guardia Civil, así como la escasez de efectivos de este cuerpo, “gobierne quien gobierne”. “Se debe hacer un esfuerzo, y eso no tiene que ver con que viva aquí una persona más o menos ilustre; ha pasado antes, pasa ahora y me temo que a seguir pasando”, afirmó.

Además, y en cuanto a los problemas de las últimas semanas, culminando en Nochebuena con una única patrulla de Policía, avanzó que “los sindicatos se han comprometido a que esto no vuelva a suceder y siempre tengamos como mínimo dos patrullas; no sé cómo se va a hacer, pero se hará”.

Álvaro Hernández, concejal de Más Madrid Galapagar, en una imagen de archivo

Desde Más Madrid, Álvaro Hernández, aseguró “alucinar en colores” con el hecho de que hubiese sido rechazada la propuesta para aumentar el número de agentes, “cuando había consenso para recuperar las plazas que se habían perdido”. En una línea parecida se pronunció la portavoz de Unidas por Galapagar, Celia Martell, recordando que en una reyerta resultó herido un agente. “No hemos visto que se hayan convocado las plazas, no tenemos ni idea de la oferta pública de empleo y cada vez hay más robos; está en la mano de ustedes solucionar este problema”.

Amparo Fernández, de Vox, incidió también en las discrepancias en el seno del equipo de Gobierno (“es normal que se lleven mal, porque ni ustedes se aclaran”), para después pedir que el Ayuntamiento exija al Ministerio del Interior la adecuación del Cuartel de la Guardia Civil. Del mismo modo, aseguró que “a primeros de enero vamos a tener un grave problema de coordinación”.

Una Nochebuena “tremenda”

Las críticas continuaron desde las filas del Partido Popular, cuya portavoz, Carla Greciano, aseguró que “esta Nochebuena ha sido tremenda”, por lo que reclamó que se tomen las medidas necesarias para que una situación así no se repita en Nochevieja ni tampoco en la noche de Reyes. “Que los vecinos cuando vuelvan a sus casas no se encuentren con los ladrones dentro, porque esto ha ocurrido”, manifestó.

Por otra parte, aventuró que los problemas pueden ser aún mayores tras la destitución del jefe de la Policía y sin que se hayan convocado las ocho plazas vacantes. “Se lo decimos a usted [en referencia al edil de Seguridad], pero no olvidemos que el responsable máximo de la Policía es el alcalde”. En cuanto a las declaraciones de Antonio Cantón sobre los índices de criminalidad, Greciano apuntó que los datos “son los que son”, con “casi 500 delitos más” respecto al tercer trimestre de 2018. 

Send this to a friend