Galapagar presenta el Avance del PGOU, con 2.000 nuevas viviendas y un límite demográfico de 40.000 personas

"No busca una expansión demográfica, sino la comodidad de los vecinos, con el objetivo de que Galapagar sea la ciudad confortable del eje de la A-6", señalaron los responsables del proyecto.

El Ayuntamiento de Galapagar ha presentado a la Corporación municipal y a los medios de comunicación la propuesta de Avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), documento que, de aprobarse finalmente, se convertiría en el primer PGOU de la historia de la democracia en el municipio, ya que la normativa aplicada en la localidad en materia de ordenación urbana —conocida como “Normas Subsidiarias de Planeamiento”— se remonta al año 1976, en plena Transición.

Unas NNSS, señaló el concejal de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Felipe García, que está «completamente desfasadas» y que han provocado un desarrollo urbanístico «caótico» que ahora se tratará de ordenar. Recordó además que durante los últimos meses se han celebrado varias reuniones con asociaciones y vecinos, así como ocho mesas sectoriales, con el objetivo de definir este PGOU, cuyo Avance ha sido desarrollado por Ezquiaga Arquitectura Social y Territorio, estudio que también ha trabajado en la prolongación de la Castellana, Madrid Centro, el Plan de Revitalización de Bogotá (Colombia) o el Plan Insular de Ordenación de Lanzarote, entre otros proyectos.

La propuesta de Avance dará paso a un periodo de exposición pública del Plan General que comenzará durante las próximas semanas —previamente también se presentará la propuesta a la Comunidad de Madrid— y que permitirá a los diferentes grupos políticos, vecinos y asociaciones aportar sus sugerencias antes de la aprobación de la propuesta de Avance en el Pleno. Después, se volverá a exponer públicamente para que la ciudadanía pueda presentar sus alegaciones.

El alcalde, Alberto Gómez, y el concejal de Urbanismo, Felipe García, flanqueados por José María Ezquiaga y Gemma Peribáñez, del estudio de arquitectura que ha redactado el proyecto

De este modo, el equipo de Gobierno espera que en tres o cuatro meses la propuesta final pueda llevarse a pleno, marcándose como objetivo que se apruebe antes de que termine la actual legislatura con una mayoría «lo más amplia posible».

40.000 habitantes y 2.000 viviendas más

El Avance del Plan, señalaron desde el Ejecutivo, «dibuja el municipio para las próximas dos décadas y tiene como objetivo fundamental diseñar un Galapagar volcado en las personas». En ese sentido, las líneas maestras del proyecto inciden en la ordenación de los diferentes núcleos urbanos que componen el término municipal de Galapagar; promueve las conexiones entre ellos apostando por un tipo de movilidad sostenible entre los diferentes núcleos entre sí y el casco urbano de la localidad; además, el proyecto pone el foco en el casco histórico, esponjándolo y haciéndolo más amable y habitable con la creación de pequeñas zonas verdes, y sienta las bases de un crecimiento controlado del municipio, salvaguardando el tejido comercial del pueblo, cuidando el medio ambiente mediante la creación de pasillos ecológicos y estableciendo el límite demográfico a medio plazo en torno a los 40.000 habitantes, para lo que se estima una demanda de 2.000 nuevas viviendas, que se sumarían a las 800 aún pendientes de desarrollar.

«Es un Avance que no busca una expansión demográfica, sino la comodidad de los vecinos», subrayó Gemma Peribáñez, del Estudio Ezquiaga Arquitectura. José María Ezquiaga enfatizó en este sentido que se trata de que Galapagar se convierta en «la ciudad confortable, cómoda y amable del eje de la A-6». Para ello, no se prevén nuevos desarrollos urbanísticos, sino que se completarían los huecos existentes en la actualidad en zonas como San Gregorio o la Colada del Charco de la Hoya, entre otras unidades de ejecución. Sería, subrayaron, un crecimiento «en continuidad», con una integración progresiva de la nueva población.

La G-30, una nueva vía de circunvalación

El proyecto también recoge la creación de infraestructuras, como la puesta en marcha de una G-30, una vía de circunvalación que cierre la zona urbana y facilite la movilidad externa través de una senda ciclo-peatonal, entre otras medidas, como «llevar el verde a tejidos consolidados». De igual modo, contempla un incremento de la superficie protegida, hasta llegar al 80%, y pretende «vertebrar los diferentes núcleos de población a través de conexiones amables y carriles ciclopeatonales». Se crearía así «una ciudad compacta, que pueda ser caminada», corrigiendo la actual dispersión urbanística.

Felipe García, concejal de Ordenación del Territorio y Urbanismo, concluyó su intervención asegurando que “estamos orgullosos de poder presentar la propuesta de Avance del Plan General de Ordenación Urbana”, y añadió que se trata de “una propuesta hecha por y para los vecinos del municipio, en la que se diseña una ciudad amable gracias al privilegiado entorno natural que podemos disfrutar en Galapagar y que marca la diferencia con el resto de municipios de la zona”. Por su parte, el alcalde, Alberto Gómez, incidió en la importancia de caminar hacia un municipio más confortable, agradeciendo el trabajo del estudio de arquitectura que se ha encargado de la redacción del proyecto.

Send this to a friend