El PP acusa al Gobierno de pretender que Galapagar “deje de ser el pueblo de José Tomás para convertirse únicamente en el de Pablo Iglesias”

Las reacciones tras la aprobación en el pleno celebrado este jueves en Galapagar de una moción, presentada por una de las dos concejalas de Unidas, para celebrar una consulta popular sobre la financiación de los festejos taurinos dentro de las fiestas patronales no se han hecho esperar. Entre ellas, la del Partido Popular de la localidad, que ha empezado recordando que Galapagar es “un pueblo taurino por excelencia”, tal como fue declarado en 2010.

Recordó también que aquí nació el torero José Tomás y también el legendario ganadero de bravo Victorino Martín, ambos reconocidos como hijos predilectos. También están vinculadas a este municipio figuras como el taxidermista Justo Martín o el banderillero Alberto Morato, que inauguró la plaza de Las Ventas. Y aunque la feria en los últimos años había venido a menos, los populares recordaban también que diestros como Uceda Leal o el propio José Tomás ganaron aquí el galardón del “Galápago de Oro”.

Un título, añadían, que “podría desaparecer en breve tras la moción aprobada por el cuatripartito [en referencia al equipo de Gobierno (PSOE y Ciudadanos) y al apoyo de Unidas por Galapagar y Más Madrid] para realizar una consulta popular sobre la subvención y financiación de los festejos taurinos”.

Ante la aprobación de esta propuesta, la portavoz del PP local, Carla Greciano, ha señalado que “el gobierno galapagueño, presidido por el socialista Alberto Gómez, junto a Ciudadanos, solo pretende una cosa y es que Galapagar deje de ser el pueblo de José Tomás, para convertirse ya únicamente en el pueblo de Pablo Iglesias“.

Una medida “inadmisible”

Para los populares, se trata de una medida “inadmisible para un municipio en el que los toros y la fiesta taurina forman parte de su esencia, su historia y su cultura“, además del perjuicio que para la actividad económica puede suponer la supresión de los festejos taurinos en el marco de las fiestas patronales.

El PP afirma además que existen “dudas sobre la legitimidad de la consulta, al desconocerse la cantidad de gente que participará, como se realizará o incluso si se eliminarán los toros aunque una sola persona participe en la consulta”.

Según explicaba la edil que defendió la moción, Celia Martell (Unidas por Galapagar), la consulta se debería realizar entre febrero y marzo, confiando en que se convocase por parte del Ayuntamiento en las próximas semanas, de manera que el resultado afectaría ya a las fiestas patronales de este año.