El PP de Galapagar afirma que la renuncia del edil de Seguridad “deja en evidencia la grave crisis del gobierno”

Dos semanas después de que el concejal de Seguridad y Hacienda de Galapagar anunciase en el transcurso del último pleno su “inminente” renuncia a todas las delegaciones, el Partido Popular de esta localidad señala que el alcalde, Alberto Gómez, “en un pésimo ejercicio de transparencia, no ha comunicado la noticia de forma oficial a los vecinos y, lo que es peor, no se sabe nada acerca de quién se hará cargo de áreas tan importantes” como las que dirigía el edil socialista Antonio Cantón. “Una muestra más de la grave crisis interna que atraviesa el Gobierno municipal (PSOE-Ciudadanos), que trata ocultar la noticia a los galapagueños, en un burdo intento de tapar la situación real del Ayuntamiento”, añaden desde el PP en un comunicado.

Fue en el pasado pleno del 26 de diciembre, en el que el concejal de Hacienda, Antonio Cantón, expresó su intención de abandonar el equipo de Gobierno. Una decisión motivada por sus diferencias con sus compañeros del PSOE y con sus socios de gobierno de la formación naranja [en referencia a Ciudadanos], a lo que hay que sumar el aumento de la criminalidad y la presión de la oposición”, afirman los populares.

La noticia se produjo durante su comparecencia a petición propia para aclarar diversas afirmaciones vertidas durante el anterior pleno, en otra comparecencia pedida entonces por el PP, para tratar el aumento de la criminalidad en el municipio. “Recordemos que las guerras internas acerca de cómo dirigir la Policía Local han provocado el despido del jefe de la Policía, la desorganización de la plantilla y, por lo tanto, un aumento de la delincuencia en el municipio que sufren todos los ciudadanos”, señalan desde el principal grupo de la oposición. 

Dentro de su intervención, el edil socialista deslizó las discrepancias con sus compañeros en el Ejecutivo cuando dijo que, de cara a 2020, y pese al mayor coste de la Policía el próximo año (como consecuencia de la aplicación del coeficiente reductor para la jubilización, el paso del grupo C2 a C1 -cuestión aprobada en esa misma sesión- y el acuerdo de las 35 horas semanales para los empleados municipales), había propuesto “un incremento el número de agentes y un horario especial más elevado, propuesta que ha sido rechazada mayoritariamente por el equipo de Gobierno”.

Un gobierno que se desquebraja

El PP de Galapagar subraya que ya había advertido de la “preocupante situación de un Gobierno débil, que se desquebraja y mantiene a un PSOE dividido e inactivo”. Por este motivo, exige al regidor que “si no es capaz de mantener su propio partido unido, presente su dimisión, al igual que ha hecho su concejal de Hacienda”. 

“Galapagar merece un gobierno fuerte que ponga remedio inmediato a la situación y que actúe con determinación, comenzando por pedir a la Delegación de Gobierno el aumento de efectivos de Guardia Civil en la localidad; un gobierno eficaz y que vele por la seguridad de los vecinos, por eso requiere para el municipio medidas como el aumento de la plantilla policial para este año y la restitución del jefe de Policía”, concluyen los populares.