El Ejecutivo de Galapagar no podrá destinar el 25% del PIR a gasto corriente tras el rechazo de la oposición

El equipo de Gobierno de Galapagar se verá forzado a destinar íntegramente a proyectos de inversión la cantidad que le corresponda (en principio, algo más de 10 millones de euros) dentro del Programa de Inversión Regional (PIR) 2021-2025, después de que la oposición (PP, Vox, Más Madrid y tres ediles no adscritos) rechazara en el Pleno extraordinario celebrado el viernes que el 25% (el máximo permitido por la Comunidad de Madrid) se destinara a gasto corriente.

Para ello se aprobó la enmienda presentada por el PP en el mismo transcurso de la sesión plenaria para suprimir el punto 2 del acuerdo, lo que provocó la airada reacción del primer teniente de alcalde y portavoz del Ejecutivo, Felipe García. “Ya les vale, y a los del PP más que todos los demás”, señaló el concejal de Ciudadanos.

En su exposición, García indicó que la propuesta del equipo de Gobierno en cuanto a la gestión del PIR 2021-2025 pasaba por dedicar a gasto corriente el 25% de la cantidad que corresponda a Galapagar, lo que supondría unos 2,5 millones de euros, “igual que se hizo al inicio del PIR anterior, aunque luego al final del programa se permitió solicitar otro 25%”.

Cheque en blanco

Sin embargo, los ediles no adscritos (antes en Vox) Miguel Abolafia y Cristina Gómez fueron los primeros en mostrar sus dudas sobre la propuesta del Ejecutivo, si bien fue Álvaro Hernández, de Más Madrid Galapagar, quien más abundó en la cuestión: “Nos hubiera gustado que explicara en qué datos se basan para solicitar el total del gasto corriente”, indicó, recordando que en 2020 no se había ejecutado en su totalidad el presupuesto municipal. “La pregunta es para qué tienen pensado gastar esa cantidad; explicar qué proyectos van a poner en marcha para mejorar Galapagar, porque si no estamos haciendo como siempre, dándoles dinero sin saber muy bien para qué, como un cheque en blanco”, añadió.

Imagen del Pleno extraordinario celebrado el viernes de manera telemática

En la misma línea se pronunció Ignacio Menéndez (Vox), lamentando además que se hubiese tenido que convocar un pleno extraordinario para este tema. “Nos decía que era culpa de la Comunidad por los plazos, pero el 23 de diciembre ya se había promulgado el decreto y el 28 estaba publicado en el BOCM. Tuvimos en enero un pleno ordinario en el que se pudo haber incluido. Se nos han pasado los plazos o no hemos estado demasiado atentos”, manifestó, a lo que  el portavoz del Ejecutivo replicó más tarde que “no daba tiempo de ninguna manera”. “En muchos municipios se aprobó por Junta de Gobierno, pero aquí los servicios técnicos municipales decidieron que tenía que ser por Pleno, y la Comunidad de Madrid daba sólo un mes”, subrayó.

Sí se mostró a favor de destinar ese 25% a gasto corriente la ya única concejala de Unidas por Galapagar, Raquel Almendros, considerando que en las actuales circunstancias podía ser “interesante”, dado que la pandemia probablemente hará que el Ayuntamiento tenga “gastos y necesidades que requieran de agilidad”.

Todo para proyectos de inversión

Después, la portavoz del grupo municipal del PP, Carla Greciano, comenzó señalando que “la gran mayoría de ayuntamientos de la zona” abordaron este tema en el Pleno de enero, en tanto que el Ejecutivo galapagueño a finales del pasado mes “no había iniciado los trámites para pedir a la Comunidad que el municipio fuera incluido dentro del PIR y, una vez más, tuvo que ser el Partido Popular quien les advirtiera de su grave error”. Recordó también que en el pasado el PP negoció el PIR con Ciudadanos. “Esta vez no ha sido así, nadie ha negociado con nosotros. Y no entendemos cómo teniendo superávit, en una cantidad que sabremos los próximos días [aunque los populares estiman que rondará los 7 millones de euros], no nos explican para qué quieren esos 2,5 millones de euros”, indicó, anunciando la presentación de una enmienda para que la totalidad del PIR que corresponda a Galapagar se destine a proyectos de inversión. Además, reclamó que los proyectos “sean negociados con todos los grupos municipales”.

“La posibilidad de destinar el 25% del PIR en gasto corriente fue una medida que tomó la Comunidad de Madrid durante la pasada crisis económica, para aliviar así a los ayuntamientos que tenían falta de liquidez. Este no es el caso de Galapagar, que durante el año 2020 no realizó apenas gastos y por lo tanto prevé un superávit de más de 7 millones de euros. Además, la deuda, que fue disminuyendo durante el mandato del PP en las legislaturas pasadas, se sitúa por debajo del 30%, por lo que dedicar un Plan de Inversiones Regional a deuda ante la falta de proyectos, sin duda es muy perjudicial para un municipio que, tras un año catastrófico por culpa del COVID, lo que necesita es que se invierta y se mejoren las infraestructuras para mejorar el tejido empresarial del municipio y la calidad de vida de los habitantes”, han señalado los populares.

Desidia

En un comunicado, Greciano, afirmó que “es inadmisible que la desidia del actual Gobierno nos lleve a estar a punto de perder más de 7 millones de euros en inversión. Estando a mitad de legislatura todavía no han empezado a trabajar y a preocuparse por lo único que importa, que son las necesidades de los vecinos de Galapagar. Por nuestra parte, vamos a seguir fiscalizando y controlando la gestión municipal para que no sucedan este tipo de errores. Nuestro siguiente paso será proponer proyectos al equipo de PSOE-Ciudadanos para que no se quede ni un solo euro sin invertir en nuestra localidad”.

Por otra parte, desde las filas populares han señalado que actualmente están desarrollándose proyectos del anterior PIR -aprobado la pasada legislatura- en zonas como Las Cuestas, donde se mejorará el acceso a la urbanización y su conexión con Villanueva del Pardillo, dotando así a los vecinos de una carretera adecuada.

En el turno de réplica, Felipe García aseguró que si el presupuesto “va bien, sin caídas en los ingresos”, ese dinero extra (entre 400.000 y 500.000 euros por año) se destinaría a pagar deuda, “que nos vendrá muy bien”. En este sentido, la edil de Unidas por Galapagar, Raquel Almendros, manifestó que amortizar la deuda en estos momentos no le generaba “ningún tipo de tranquilidad”, dado que no estaba generando “un gran perjuicio”, mostrándose partidaria de “destinar ese dinero a ayudar a los vecinos”, si bien finalmente respaldó con su voto la propuesta del Ejecutivo.

“Ya les vale”

Además, el número dos del equipo de Gobierno reiteró que en la pasada legislatura la oposición apoyó esta misma iniciativa (destinar el 25% a gasto corriente) “sin pedir nada a cambio”. “Ahora vienen ustedes a hacer daño”, enfatizó, recordando que el el PIR anterior “no se ejecutó ni la mitad del dinero, no sólo en Galapagar, sino en la mayoría de municipios, tanto que nos permitieron pedir un 25% extra para gasto corriente”. “Con esto nos estamos garantizando que vengan 2,5 millones de euros, y ustedes lo están impidiendo; posiblemente dentro de cinco años habremos perdido ese dinero. Y sólo por fastidiar, ya les vale”. En esa idea incidió el alcalde de Galapagar, Alberto Gómez (PSOE), antes de dar paso a la votación: “Si quieren hacer daño a Galapagar, perfecto”.

En primera instancia hubo un empate, con PP (seis ediles), Vox (uno) y tres concejales no adscritos (dos ex de Vox y una ex del PSOE) votando a favor de suprimir el punto 2 del acuerdo, mientras que PSOE (cuatro), Ciudadanos (cuatro), Unidas por Galapagar (uno) e Izquierda Unida (uno) votaron en contra, y Álvaro Hernández, de Más Madrid, se abstuvo, de modo que en segunda votación el voto de calidad del alcalde resolvería la igualdad. Sin embargo, Hernández pasó de la abstención al voto favorable, lo que permitió que se aprobase la enmienda presentada por el PP. En la práctica, esto hizo naufragar la intención del Ejecutivo de destinar el 25% del PIR a gasto corriente, de manera que la cantidad íntegra de este programa se deberá ejecutar en proyectos de inversión.