El Galapagar confirma cinco fichajes y su apuesta por Sergio Mas y Buceta

El nuevo CD Galapagar toma cuerpo, con 18 jugadores ya confirmados para estar a las órdenes de Álvaro Gómez-Rey en el curso 2020/2021. El entrenador madrileño va a estar al frente de un grupo que ha salido rejuvenecido del considerable proceso de renovación al que ha sido sometido. La llegada de cinco fichajes externos que se suman a incorporaciones del filial como las de Sergio Mas y Pablo Buceta, y la salida de hasta seis jugadores con mucho peso en los últimos años, como Quique Casado, Kiki, Keko, Sergio Reviejo, Hugo y Rodrigo Penabella, han rebajado considerablemente la media de edad, que en el caso de los fichajes no llega a los 23 años (22,8). El Galapagar ha incorporado a dos futbolistas de la AD Alcobendas Levitt, el extremo de 29 años Miguel Carrasco, y al delantero de 23 Alberto Lacaba; al central de 20 años Sergio Pliego, que llega desde la estructura del Rayo Majadahonda; y a Guille Álvarez, lateral del Villaviciosa, y al media punta de la Concepción, Jorge Alegría, ambos de 21 años.

Los cinco fichajes se suman a los 13 jugadores que ya estaban en El Chopo y que han sido confirmados oficialmente para el curso que viene: los porteros, Sergio y Gonzalo Sanz; y los jugadores de campo Marcos Gil, Abel Tena, Greci, Jaime Cid, Gabri, Íñigo Teijeiro y Gabi Pont. A ellos hay que añadir a los cuatro futbolistas que confirman definitivamente su salto al primer equipo desde el filial: Juan de la Torre, centrocampista fichado el pasado verano del juvenil de División de Honor del Rayo Majadahonda; el central Vitolo Martínez, que ya jugó varios partidos con el primer equipo el año pasado; y Sergio Mas y Pablo Buceta. Tanto el delantero como el potente lateral han venido siendo dos de los futbolistas más reclamados por la afición de El Chopo, en especial Mas.

El pasado verano, el delantero brilló marcando dos goles al CUC Villalba en pretemporada y llegó a entrar en la agenda de equipos como el Villanueva del Pardillo de Diego Meijide,  pero cuando su salto para jugar en Preferente con el Galapagar tenía visos de convertirse en una realidad, los técnicos decidieron mantenerle en el equipo B de Primera Regional, con el que anotó diez tantos antes de saltar al equipo mayor y aportar tres goles más que fueron decisivos para estabilizar al Galapagar, antes de la suspensión de la Liga en Preferente. Una vez solucionada la continuidad de la perla de la cantera, los aficionados están expectantes por lo que pueda suceder con el que probablemente sea el jugador franquicia Nacho Martín, cuya renovación todavía no ha sido anunciada.

Regresos en el Villalba

También está muy cerca de cerrar definitivamente su plantilla el CUC Villalba, tras conseguir las incorporaciones de dos de sus grandes objetivos: los extremos Aitor Molina y Vivi. Como avanzó Aquí en la Sierra en el número anterior, las negociaciones con Aitor Molina estaban muy avanzadas y a punto de cerrarse. El extremo derecho, que salió del Villalba tras el descenso a Primera Regional rumbo al Canillas de Preferente, regresa a la disciplina amarilla para cubrir una de las necesidades que más preocupaba al cuerpo técnico, la de la velocidad en banda.

En ese cupo entra Francisco Javier Gómez Serrano, ‘Vivi’, que vuelve al CUC Villalba tras jugar en Tercera División y en Preferente con el San Agustín del Guadalix. El extremo de 24 años fue uno de los jugadores que terminaron despuntando en el Villalba tras la descomposición de la plantilla que acabó con el último descenso desde Tercera División. Vivi fue una adquisición de Marcelo Román, cuando el hoy entrenador de la Gimnástica de Colmenarejo formaba tándem técnico con Nacho Benito y lo vio en el juvenil del Moralzarzal, si bien su crecimiento como jugador sénior cae en el debe de Borja Fernández-Blanco, que le dio la confianza y los minutos necesarios para progresar. Su capacidad de desborde, primero en Tercera División y después en Preferente, no pasó desapercibida para Rodolfo Urías, ex entrenador y director deportivo del CUC Villalba, que lo reclutó para el San Agustín del Guadalix. Tras dos temporadas en el club de la Sierra Norte, Vivi regresa al Villalba, donde hizo nueve goles en su última campaña. Para el cuerpo técnico de Pepón López Cortijo, se trata de un jugador clave para potenciar la alternativa del contragolpe.

Jaime Fresno