Más polémica con el Deporte en Galapagar: una comisión de investigación estudiará los convenios con los clubes

PP, Más Madrid, Podemos, IU y los tres no adscritos se sumaron a la propuesta presentada por Vox.

La oposición de Galapagar apoyó en bloque la creación de una comisión de investigación con el objetivo de aclarar las dudas sobre los convenios firmados con los clubes deportivos y sobre la situación del Deporte en la localidad, respaldando mayoritariamente la moción presentada por Vox en el último Pleno, que sumó los votos a favor de este grupo y también del PP, Más Madrid Galapagar, Izquierda Unida, Podemos y los tres concejales no adscritos. En total, 13 ediles frente a los ocho del equipo de Gobierno (PSOE-Ciudadanos), que se abstuvieron argumentando que el tema se encuentra judicializado y rechazando la comparecencia abierta al público de los técnicos municipales del área de Deportes, como recogía el cuarto punto de la moción expuesta por Vox.

Ignacio Menéndez, concejal de Vox en Galapagar

El edil de esta formación, Ignacio Menéndez, comenzó recordando que en los últimos meses se habían semrado “dudas” y se habían hecho “acusaciones muy graves” sobre esta cuestión, llegándose a crear incluso una plataforma de afectados, además de clubes que han decidido abandonar la localidad. En cuanto al funcionamiento de la comisión -integrada por los portavoces de los distintos grupos y los no adscritos-, detalló que se reuniría como mínimo cada 15 días y durante un periodo máximo de seis meses, terminando con la elaboración de unas conclusiones que serían presentadas al pleno-. Sus sesiones, explicó, serían públicas, grabándose y emitiéndose por la plataforma de streeaming utilizada habitualmente por el Ayuntamiento. Fue este último punto el que provocó más polémica, ya que desde el Ejecutivo reprocharon que se quisiera convertir la comisión en “un espectáculo” o “un circo”, algo que negó el edil de Vox, señalando que los técnicos en ningún caso “deben ser los protagonistas”, sino que únicamente se les cuestionaría sobre “aspectos formales”.

Apoyo de la oposición

La propuesta, con ciertos matices en cuanto a este último punto, fue apoyada por toda la oposición. La primera en intervenir fue Celia Martell (IU), quien consideró necesario que “exista transparencia” y que se “esclarezca” lo sucedido, “porque se están vertiendo muchas cosas, unas que son reales y otras no”. Igualmente, señaló que la situación se complica aún más después de que una resolución judicial haya ordenado la retirada de la suspensión de la concesión de espacios a Sport Galapagar, que de este modo podría seguir impartiendo sus clases. “Queremos saber cómo va a influir esto en el Deporte de Galapagar, porque es verdad que ha sido un poco caótico y las familias no sabían muy bien dónde hacer las inscripciones y con qué clubes”, manifestó.

La no adscrita Raquel Lafuente (ex del PSOE) presentó verbalmente una enmienda para que las eventuales comparecencias de los técnicos se mantuvieran en privado, si bien no fue estimada por el concejal de Vox. Aún así, acabó apoyando la propuesta.

Miguel Albolafia señaló que son los vecinos los que se “están viendo perjudicados por una serie de enfrentamientos, desacuerdos o discrepancias”. “No es una caza de brujas, sino que se trata de resolver, mejorar y hacer lo que sea necesario para que todo quede más claro y transparente”. En una línea parecida se pronunció Cristina Gómez, también no adscrita (antes en Vox), añadiendo que “seguramente puede haber usuarios y equipos que se queden fuera de las competiciones o sin federar”, por lo que consideró necesario “escuchar a todas las partes: concejalía, técnicos y clubes”.

Álvaro Hernández, de Más Madrid Galapagar, explicó que en su momento ya pidió que se “paralizasen las bases para ver si se podían hacer mejor”, además de preguntar “por qué unos clubes participaban y otros no”. “Luego nos hemos enterado de otras cuestiones, como que se presentaba una asociación con miembros de otra que también concurría”, añadió, considerando que la comisión “es más que necesaria” y que debería empezar “cuanto antes”.

Después, Raquel Almendros (Podemos) se hico eco del “malestar y la confusión entre los vecinos”. “Hace falta una reflexión sobre este tema y sobre cómo se hacen los convenios”, subrayó, insistiendo en la necesidad de mayor “transparencia”.

José María Escudero, concejal del PP

“El problema no es el qué, sino el cómo”

La última intervención desde las filas de la oposición, y también la más amplia, llegó por parte de José María Escudero, del Partido Popular. “Consideramos que el problema no está en el qué, sino en el cómo. Unas bases de este tipo eran necesarias para consolidar el modelo deportivo de clubes que se viene utilizando en Galapagar desde hace unos años. El problema ha estado en el oscurantismo y la falta de transparencia que ha habido en todo el proceso. Nos asaltan muchas dudas. La primera es por qué unos representantes de la oposición pudieron asistir a esa mesa donde se dilucidaron las pountuaciones de todos los clubes que se presentaron y otros, como es el caso del PP, no tuvimos acceso, ni nos informaron ni fuimos invitados”, indicó el edil, quien además fue titular de Deportes la pasada legislatura.

“Pero además pedimos acceso al expediente para leer el informe del técnico en el que suponemos que vendría todo desglosado; pues tampoco ha podido ser, así que no sabemos si ese informe existe o no. Desde el día 27 de julio que solicitamos acceso al expediente, todavía estamos esperando”, añadió.

“A todas luces no se han hecho las cosas bien, y a nosotros lo que nos importa es que la experiencia de los usuarios sea buena. Ahora mismo no es así, porque una familia no sabe a qué teléfono llamar, qué inscripción hacer, a qué club apuntar a sus hijos. Es un ataque más a las familias de este municipio, que son las principales perjudicadas, porque en dos años hemos visto cómo el equipo de Gobierno acababa con gran parte de la oferta conciliadora que había en Galapagar: no tenemos una escuela municipal de idiomas, hemos maltratado el deporte y todavía no sabemos si va a haber actividades culturales o no”, enumeró, para concluir que “está claro que está judicializado y que va para largo; es bueno que se investigue, que se clarifique y que se hagan las cosas bien desde el minuto cero. No vamos a entrar en si este club o el otro, sino en que el servicio se preste correctamente, y ahora mismo no está sucediendo así”.

Un asunto judicializado

Tras las intervenciones de los ediles de la oposición, la responsable de Deportes, Mercedes Nuño (Ciudadanos), se mostró “de acuerdo con la moción que trae el grupo municipal de Vox, salvo en una cuestión: ustedes quieren que comparezcan los funcionarios, los técnicos que han elaborado las bases, pero estoy segura de que no van a querer que sea pública”. Igualmente, reprochó que la mayoría de grupos hayan “hablado con todo el mundo, excepto con la Concejalía de Deportes”.

La concejala de Deportes de Galapagar, Mercedes Nuño Masip

“Estamos de acuerdo en crear la comisión”, reiteró, “aunque también he de advertirles, como ya saben, que se ha judicializado el tema y será el juez el que decida lo que tenga que decidir”. “Ocultismo no ha habido en ningún momento. No se invitó al PP ni a Vox, ni al resto, porque mostraron cero interés hasta hoy. No me han llamado ni una sola vez. Vienen a decir que ha habido maltrato al deporte cuando hemos sido uno de los primeros municipios de Madrid en abrir las actividades en la pandemia”, manifestó. En cuanto a las dificultades para realizar las inscripciones (únicamente se podían hacer a través de la Sede Electrónica del Ayuntamiento), aseguró que “se ha ayudado a todo el mundo desde el minuto uno, y si las personas siguen las redes sociales del Ayuntamiento, que es la información oficial, hay dos personas que ayudan todos los días a hacer las inscripciones. El problema lo generan otros, no la Concejalía de Deportes, que ha intentado hacer las cosas lo mejor que ha podido, con los medios que tenía y con la gente con la que contaba; yo soy la responsable, obviamente, y por eso no voy a tolerar ni que se ponga en duda la actuación de los funcionarios”, prosiguió, además de afirmar que está “valorando poner una querella por las acusaciones que se están realizando en las redes sociales y otros medios”.

Por su parte, Rosa María Encuentra (PSOE) reiteró que los técnicos municipales “no deben estar expuestos al público”. “Las personas que quieren interesarse por las actividades, tanto culturales como deportivas, están perfectamente enteradas”, manifestó, añadiendo luego, en respuesta a las críticas del PP, que “no nos pretendemos cargar nada, sino darles precisamente más vida de la que tenían, y sobre todo hacerlas legalmente, porque no eran ilegales, sino alegales”.

El camino correcto

También abundó en este tema el primer teniente de alcalde y portavoz del Ejecutivo, Felipe García (Cs), mostrando “el convencimiento de que este camino es el correcto para llevar adelante los convenios con los clubes deportivos”, asegurando que la mayoría de empleados del área de Deportes “corroboran y están de acuerdo con esta sensación”. “Por supuesto, es la primera vez que se hace. Estamos cambiando lo que se había hecho hasta ahora, que era darle un convenio siempre al mismo, lo hiciera bien, mal o regular; que haya unas bases que permitan la participación de diferentes clubes. ¿Qué pasa? Pues que el club que no queda mejor baremado, protesta, y si es un club que ya estaba dando actividades, pues monta un lío. Yo creo que se judicializa porque sí, porque no he ganado; protestan por las bases, pero después de que saliera el resultado. Antes no protestó nadie, todos estaban de acuerdo y pensaban que iban a ganar. También les digo que está plataforma de afectados por el deporte es una amalgama de clubes con muy diferentes problemáticas; desde clubes a los que se rescindió el convenio por gravísimos incumplimientos a otros que sencillamente han presentado una oferta que no era tan buena como otras”, señaló.

“Estoy seguro de que el contensioso va a salir favorable al Ayuntamiento, aunque se haya admitido a trámite”, aventuró finalmente, dando paso a una votación que se resolvió con el apoyo a la moción para crear la comisión de investigación de Vox (1), Más Madrid (1), Izquierda Unida (1), Podemos (1) y PP (6), así como de los tres ediles no adscritos, mientras que PSOE (4) y Ciudadanos (4) se abstuvieron.

Presiones y una monitora “llorando”

Más allá del Pleno, la polémica continúa en la calle y, especialmente, en el polideportivo municipal, donde este lunes se vivió un nuevo episodio de este enfrentamiento. Desde la plataforma de afectados por el deporte aseguran que el Club Sport Galapagar, “con convenio en vigor y acuerdo de un juez para su no expulsión, inició la actividad y aparece el nuevo club, sin convenio, sólo con una supuesta victoria en un concurso público judicializado”. “La monitora llega a dar clase”, señalan, hasta que las presiones que recibe hacen que acabe “llorando” y que los alumnos tengan que interrumpir su actividad. Mientras tanto, añaden, “la concejal de Deportes y el responsable del área mirando desde la pecera”, señalando, siempre según estas fuentes, que “es un problema entre clubes”.

Por su parte, la edil de Deportes, Mercedes Nuño, explicaba esta mañana en declaraciones a Aquí en la Sierra que se trata de un problema creado artificialmente por la plataforma. “De todas las actividades que se dan en el polideportivo, sólo ha habido un problema puntual en una hora de zumba”, aseguraba. “Por la mañana es verdad que cuando llegué estaban ambos clubes [Sport Galapagar y Sportive] con una de las monitoras y que alrededor había varios usuarios; esta chica al parecer tenía contrato con los dos clubes y la achuchaban para que se decidiese”, añadía. “Hoy he dicho al conserje que le dijese a las usuarias que quien quisiera viniese a mi despacho a hablar conmigo, pero no ha venido nadie”, proseguía.

Espacios divididos

En cuanto al posible conflicto toda vez que en un auto del juez se han decretado medidas cautelares que permiten a Sport Galapagar seguir haciendo uso de las instalaciones hasta que no se resuelva el contencioso-administrativo (medida ante la que el Ayuntamiento ya ha alegado), Nuño Masip aseguraba que desde el área de Deportes “dividimos el espacio para que todo el mundo pueda tener hueco, y además todos saben, porque así figura en los convenios, que los espacios se dan en función de las necesidades del Ayuntamiento”.

Send this to a friend