Galapagar pide ayuda a Díaz Ayuso para frenar la construcción de una gasolinera por su cercanía a un colegio días después de conceder la licencia de obra en Junta de Gobierno

El alcalde de Galapagar, Alberto Gómez Martín (PSOE), se dirigió el miércoles 29 de julio mediante un escrito a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), con el objeto de solicitar una reunión para tratar la posible construcción de una gasolinera frente a uno de los colegios del municipio, en concreto el CEIP Carlos Ruiz, cuya licencia de obra se aprobó precisamente el pasado día 23 por la Junta de Gobierno.

Gómez expuso en la carta que es un tema que preocupa profundamente al Ayuntamiento, “al priorizar ante todo la salud y el bienestar de los habitantes de este nuestro municipio”, asegurando que desde el equipo de Gobierno creen “que no debería llevarse a cabo debido a la peligrosidad que puede suponer al situarse frente a un colegio, entendiendo que su emplazamiento debería ser en otro lugar menos concurrido por peatones, en su mayoría, menores de edad”.

Por ello, el regidor solicita reunirse a la mayor brevedad posible con la presidenta para intentar solucionar este tema de manera conjunta, finalizando la carta con una invitación a proteger “juntos a nuestros niños y niñas, nuestra población más vulnerable que necesita de nuestra defensa, apoyo, lógica y saber hacer a la hora de tomar decisiones”.

Procedimiento finalizado “de forma favorable”

La propuesta para la construcción de dicha gasolinera en la calle Colmenarejo nº 54 fue presentada el 3 de mayo de 2019, recuerdan desde el Consistorio galapagueño, “abriendo un procedimiento que ha finalizado de manera favorable debido a que el proyecto cumple todas las características previstas en las ordenanzas municipales y a la incompleta legislación autonómica, siempre y cuando ejecuten las condiciones derivadas de la aplicación de las normas en vigor y de los informes emitidos tanto por el arquitecto municipal como los diferentes técnicos que han evaluado el proyecto”.

Además de las mencionadas evaluaciones, consta el informe jurídico que desestima las alegaciones presentadas por los vecinos manifestando que se trata de una “actividad molesta, insalubre y peligrosa; proximidad a una Iglesia Evangelista y a un colegio y los posibles problemas que pudiera ocasionar sobre el tráfico”.

“El Ayuntamiento de Galapagar no puede, por tanto, denegar el permiso de obra para conceder licencia de actividad y obra para dicha gasolinera al carecer de normativa legal que pudiera amparar dicha denegación, viendo como última y posible vía solicitar al Gobierno autonómico el estudio exhaustivo de esta propuesta de manera que pueda modificarse la ubicación de la estación de servicio de manera que no se sitúe frente a un colegio de Educación Primaria”, añaden.

Desestimación de las alegaciones

La propia resolución aprobada por la Junta de Gobierno Local el pasado 23 de julio -que incluye los distintos informes emitidos por los técnicos municipales- recoge la desestimación de todas las alegaciones presentadas. Una de ellas hacía referencia a la “alarma social generada por la proximidad a viviendas y a escasos metros de un colegio público”. En este sentido, la resolución firmada por el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo y Ordenación del Territorio, Felipe García (Ciudadanos), desestima la alegación señalando que la estación de servicio “cuenta con todos los informes preceptivos, tanto municipales como de la Comunidad de Madrid, favorables a la ejecución de las obras e implantación de la actividad. Por otro lado, se han respetado escrupulosamente todos los trámites procedimentales exigibles para la concesión de la licencia. Sería comprensible la alarma social aducida en caso de concederse la licencia omitiéndose algún informe preceptivo, en contra de lo establecido por estos y, en todo caso, de haberse vulnerando el procedimiento legalmente establecido para su concesión”.

Resolución aprobada que integra los informes emitidos por los técnicos municipales

Send this to a friend