El consejero de Urbanismo y el alcalde de El Escorial visitan el antiguo matadero, que se convertirá en un Museo Etnográfico

El Escorial está más cerca de ver convertido en realidad su primer Museo Etnográfico, que se ubicará en el edificio del antiguo matadero municipal (junto a la M-600). Para ello, se ha llevado una importante labor de rehabilitación, que ha comprobado este martes el consejero de Urbanismo, Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez, junto el alcalde de El Escorial, Antonio Vicente Rubio.

Para el regidor escurialense, se trata un proyecto “especialmente ilusionante para la localidad, ya que albergará un viaje por las costumbres y tradiciones de El Escorial, tan necesarias para mantener viva la historia y las raíces del municipio y sus vecinos”.

Inversión de 291.000 euros

Gracias a una inversión de 242.634,15 euros, con cargo al Plan de Inversión Regional de la Comunidad de Madrid, sumado a una inyección municipal de 48.526,83 euros, el edificio luce ahora completamente rehabilitado.

El proyecto ha comprendido actuaciones de conservación, con la finalidad de mantener el edificio en correctas condiciones de estabilidad y ornato. Para ello se ha trabajado en la consolidación, asegurando y afianzando su estructura, actuando sobre una superficie de casi 320 metros cuadrados. Igualmente, se ha trabajado en el refuerzo o sustitución de los elementos dañados, con el fin de asegurar la estabilidad del edificio, y por último una serie de labores de restauración, que han permitido recuperar partes del edificio deterioradas o modificadas, para ser llevadas nuevamente a su estado original.

Entre los trabajos realizados se encuentran la limpieza de los muros de piedra y la estructura de cubierta, deteriorada por las inclemencias climatológicas y el paso del tiempo, la restitución en estructura de madera, con la misma tipología de la deteriorada, y se ha actuado sobre los cerramientos, con el fin de impedir accesos indeseados al edificio.

Por otra parte, el Consistorio, en este caso con medios propios, ya realizó anteriormente una serie de trabajos en la recuperación de fachadas y tabiques de piedra, eliminando viejos restos de enfoscado y mejorando la presencia y agarre de los sillares mediante morteros a la cal similar a los de uso tradicional. Asimismo, se realizaron trabajos de eliminación de grafitis de manera ecológica mediante la proyección de áridos de granulometría muy fina a fin de no afectar la estructura original.

Ahora, el proyecto está a la espera de una segunda fase para completar la rehabilitación, incluyendo el equipamiento, con el fin de poder poner en marcha este Museo Etnográfico, para el que algunos vecinos ya han realizado las primeras donaciones de elementos que formarán parte de la exposición, tal como explicó el regidor escurialense.