PSOE, Unidas El Escorial y Ciudadanos presentan una moción de censura para desalojar al PP de la Alcaldía

De prosperar, el socialista Cristian Martín se convertiría en el nuevo alcalde de El Escorial, sustituyendo a Antonio Vicente.

Los concejales de PSOE, Unidas El Escorial (Podemos-IU-Ahora El Escorial) y Ciudadanos han presentado a primera hora de esta mañana una moción de censura -la primera en la localidad desde la llegada de la Democracia- para desalojar al Partido Popular de la Alcaldía. De prosperar, el socialista Cristian Martín se convertiría en el nuevo alcalde de El Escorial, en sustitución de Antonio Vicente (PP), mientras que Tamara Ontoria (Unidas El Escorial) sería la primera teniente de alcalde y Paloma Menéndez (PSOE) la segunda.

Según ha podido saber Aquí en la Sierra, la edil de Ciudadanos, Marta de la Vera (que había formado parte del Ejecutivo con el PP hasta el pasado mes de febrero), no tendría delegaciones en en el nuevo reparto de competencias en caso de que salga adelante la moción, aunque sí formaría parte de la Junta de Gobierno Local.

Los nueve concejales que han firmado la moción, este mediodía a las puertas del Ayuntamiento

La moción de censura, registrada esta misma mañana, está firmada por los cinco concejales del PSOE, los tres de Unidas El Escorial y la única representante de Ciudadanos, sumando un total de nueve concejales, frente a los seis del PP y dos de Vox.

Ahora, la Secretaría General del Ayuntamiento deberá comprobar que la moción reúne los requisitos exigidos por el artículo 197 de la LOREG, extendiendo en el mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa. De esta manera, se debatiría el 16 de septiembre a las 12:00 horas.

Negociaciones desde junio

Las negociaciones se han estado llevando a cabo desde junio, participando en las últimas semanas miembros de Podemos Comunidad de Madrid. De esta forma, el nuevo curso comienza en El Escorial con un giro político absoluto, que supone la salida de las dos ediles de Unidas El Escorial que formaban parte de la Junta de Gobierno para integrarse en un Ejecutivo con el PSOE.

Ambas formaciones habían estado muy distanciadas en el inicio de la legislatura, especialmente a raíz de que dos concejalas de UEE entrasen en Junta de Gobierno con el PP, con un fuerte cruce de acusaciones. Sin embargo, en los últimos meses se había producido un acercamiento entre las dos fuerzas de izquierda, compartiendo algunos actos y presentando de forma conjunta mociones como la que se debatió en el último pleno para reforzar la sanidad pública en la Comunidad de Madrid.

A su vez, el pasado mes de febrero se produjo la salida del equipo de Gobierno de la única representante de Ciudadanos, Marta de la Vera, decisión que desde el Ejecutivo indicaron que se producía “de mutuo acuerdo”, aunque extraoficialmente se hablaba de una fuerte polémica en Recursos Humanos. Ahora, su voto resulta imprescindible para que salga adelante la moción.

Por su parte, el PP ha preferido no hacer declaraciones por el momento.

Motivos y objetivos

Entre los motivos que esgrimen los ediles de PSOE, Unidas El Escorial y Ciudadanos para presentar la moción de censura figuran la “falta de diligencia” en la implementación de las mociones aprobadas en los plenos desde que comenzó la legislatura, asegurando además que “su clientelismo partidista ha cerrado perspectivas nuevas y negado oportunidades a la ciudadanía”. “Agotamiento político”, “ausencia de planificación, ideas y proyectos” son otros de los argumentos a los que aluden.

De este modo, prosiguen, se abriría una nueva etapa de “regeneración política, social y medioambiental de largo alcance y liderazgo joven”, con 12 grandes objetivos que se plasmarán en el programa de gobierno: transparencia y participación de la ciudadanía; servicios “con equidad” en los distintos núcleos territoriales de la localidad; impulsar la transición energética; cuidado del medio ambiente y bienestar animal; igualdad social y de género en las políticas; recuperación del patrimonio y la historia local; procesos urbanísticos pendientes de iniciar o concluir (El Ensanche, Navalquejigo, San Ignacio y Montencinar); impulso al comercio, la industria y el turismo; desarrollo social sostenible; promover la cultura en colaboración con las asociaciones; “especial consideración a la juventud” y “la preservación de nuestro modelo de municipio, con sus tradiciones y modus vivendi”.

Cristian Martín, en un acto de la pasada campaña electoral de las municipales / Fotografía: Archivo Aquí en la Sierra

Un liderazgo joven

El secretario general del PSOE escurialense y portavoz del grupo municipal socialista, Cristian Martín, que podría convertirse en el nuevo alcalde a partir del 16 de septiembre, manifestaba en declaraciones a Aquí en la Sierra que el objetivo fundamental es tener “un gobierno estable, poniendo fin a 14 años de gobiernos del PP que han supuesto una progresiva pérdida de calidad en los servicios públicos”, denunciando igualmente la “opacidad” y “falta de transparencia” de la gestión.

Así, El Escorial volvería a tener un alcalde socialista 26 años después, enfatizaba, además de incidir en la importancia de contar con un liderazgo “joven” que pueda dar un vuelco a las políticas municipales. “Que sea un alcalde de 30 años y una primera teniente de alcalde de 34 creo que lanza un mensaje muy claro al municipio de que se va a gobernar de otra manera, escuchando a los ciudadanos y buscando la participación”, subrayaba. “Queremos gobernar para todos, sin excepción”, añadía.

En cuanto a su relación con Unidas El Escorial, después de un inicio de legislatura marcado por el enfrentamiento, explicaba que “las cosas han cambiado”, con un reposicionamiento basado en el “entendimiento, el pacto y el acuerdo” para “poner fin a 14 años de gobiernos del PP”.

El portavoz del PSOE, Cristian Martín, y la de Unidas El Escorial, Tamara Ontoria / Fotografía: Rafa Herrero

“Lo tenemos todo perfectamente acordado, hasta la última coma”, aseguraba en cuanto a la posibilidad de que en los próximos días se puedan producir movimientos que hiciesen peligrar la moción. “Todos lo tenemos claro y hemos hecho un esfuerzo muy importante para llegar a este acuerdo”, afirmaba. “20 meses [lo que queda de legislatura] no es todo el tiempo que nos hubiera gustado, pero sí da para sentar las bases del cambio y para abrir una nueva etapa, con asuntos que van a ser prioritarios como la limpieza, la seguridad o la participación, mejorando la calidad de los servicios públicos”.

De igual forma, incidía en la importancia de recuperar el patrimonio local, el desarrollo urbanístico de Montencinar o El Ensanche, el impulso al comercio o el impulso a las políticas de igualdad, entre otras cuestiones reflejadas en los 12 grandes objetivos que se fijan para este segundo tramo de la legislatura.

Cambio de rumbo

Por su parte, Unidas El Escorial ha hecho público un comunicado sobre este “cambio de rumbo” en la política municipal, señalando que en la primera mitad de la legislatura se optó por evitar un gobierno de PP y Vox, “con o sin Ciudadanos”, aceptando entrar en Junta de Gobierno, aunque sin formar parte del Ejecutivo. “Con nuestra actitud se evitó la entrada de Vox en el Gobierno local, apostando por el diálogo transversal y con ello sacar propuestas de nuestro programa, como ha venido ocurriendo en los más de dos años de legislatura”, como los presupuestos participativos, un concurso de venta de parcelas municipales para hacer viviendas de protección a precio tasado, la ordenanza de bienestar animal o propuestas para alzar la bandera LGTBI o instalar Puntos Violeta contra la violencia machista.

Los tres ediles de Unidas El Escorial, durante un Pleno / Aquí en la Sierra

Igualmente, hacen referencia a iniciativas para cambiar el sistema de ejecución de las Normas Subsidiarias en cuanto al poblado de Navalquejigo o la retirada del sarcógafo de la vidente Luz Amparo Cuevas de Prado Nuevo, una vez que se desmanteló la capilla existente.

“Hasta aquí todo parecía ir según lo previsto, con bastante diálogo, pero enseguida vimos que las mociones aprobadas en el Pleno no se ejecutaban”, relatan. “Las razones de la pandemia no justificaban tanto retraso o poca capacidad en su ejecución; al final algunas han salido en agosto, mal mes después de tanta espera”. A esto Unidas El Escorial suma la salida de la edil de Ciudadanos del equipo de Gobierno, con lo que el Ejecutivo se quedaba en una situación aún más minoritaria, sin que se percibiera ningún cambio, según explica este grupo, en el Pleno sobre el Estado del Municipio que se celebró el 13 de agosto.

En este sentido, indican que “es preciso cambiar el rumbo” y “definir un proyecto político de futuro, con generosidad y altura de miras, no sólo para los dos años que restan de legislatura, sino para la próxima”. Para ello, Unidas El Escorial señala que se trabajará con un “modelo nuevo de Corporación, circular y transversal”, con “transparencia y participación de la ciudadanía”.

 

Send this to a friend