Una partida para presupuestos participativos, principal novedad en las cuentas de El Escorial para este año

El Ayuntamiento de El Escorial manejará este año un presupuesto de 13,4 millones de euros (un 3,77% más que en 2019), después de que las cuentas se aprobasen inicialmente en el Pleno celebrado este miércoles, con los votos a favor del equipo de Gobierno (seis ediles del PP y una de Ciudadanos) y el apoyo de los tres concejales de Unidas El Escorial. En contra votaron PSOE (cinco) y Vox (dos).

El primer teniente de alcalde y titular de Hacienda, Ignacio Parra, que se estrenaba en esta materia después de que en los últimos años este área estuviese en manos de Conchita Vicente, destacaba que son unos presupuestos “equilibrados, prudentes y sensatos, a la vez que ambiciosos en la medida de lo posible, cumpliendo la Ley de Estabilidad y ajustándonos al techo de gasto”. Destaca el pequeño aumento del gasto corriente, con un porcentaje lineal en todas las áreas.

El concejal de Hacienda, Ignacio Parra

Por quinto año consecutivo no se consignan gastos de amortización bancaria, pues no quedan préstamos pendientes de devolver ni se plantea la posibilidad de volver a endeudar al Ayuntamiento, “claro signo de recuperación económica”, indican desde el Ejecutivo. “Todo el dinero que hace unos años se destinaba a devolver préstamos hoy se destina a financiar inversiones y gastos educativos, sociales, culturales o deportivos, entre otros”, añadían.

Desbloquear la situación de Montencinar

Las cuentas, explicó el edil, incluyen también una mayor partida para Montencinar, con el objetivo de “desbloquear de una vez por todas” la situación de esta zona, consignándose gastos para el proyecto de reparcelación y registro de parcelas, así como partidas de pavimentación de viales públicos. También aumenta la cantidad destinada al tratamiento y recogida de residuos sólidos urbanos. Todas las partidas de gasto corriente del capítulo 2 se han incrementado en un porcentaje lineal para dar cobertura a las necesidades de todas las áreas.

Además, se ha contemplado presupuestariamente de manera integral el resultado de la Relación y Valoración de los Puestos de Trabajo para el personal municipal, expediente obligatorio en materia de recursos humanos que por primera vez en este municipio se ha logrado finalizar con el consenso de los representantes de los trabajadores.

“Estamos satisfechos con la aprobación inicial del presupuesto, que se ha elaborado durante meses, fruto de las reuniones con los colectivos locales y atendiendo también iniciativas de otros grupos”, explicó el concejal de Hacienda, Ignacio Parra

En cuanto a las inversiones, se consignan a este capítulo 430.000 euros, cantidad en la que no se incluyen los proyectos financiados con cargo al Plan de Inversión Regional ni tampoco el proyecto supramunicipal para construir una pista de atletismo compartida con San Lorenzo en El Tomillar, cuyo coste será de unos 500.000 euros, asumido íntegramente por la Comunidad de Madrid. A estas actuaciones habrá que sumar, explicó el concejal, las que se incorporen tras la liquidación del presupuesto de 2019, que como en los últimos años arrojará superávit, lo que permitirá ejecutar distintas inversiones financieramente sostenibles.

Por otra parte, Parra destacó que “se va reduciendo paulatinamente el gasto en carburante y energía”, como consecuencia de la progresiva implantación de medidas de ahorro energético, como la implantación del alumbrado LED.

Los presupuestos, destacó el responsable de Hacienda, también contemplan un aumento de la partida para recogida de animales (de 46.000 a 60.000 euros) y la extensión del protocolo CES para el control de colonias felinas. Igualmente, se incrementa la partida de promoción turística y se mantienen las subvenciones a entidades, asociaciones y colectivos sin ánimo de lucro.

Presupuestos participativos

Finalmente, destacan los 100.000 euros que se destinarán a los presupuestos participativos, de manera que se podrán poner en marcha aquellas actuaciones que decidan directamente los vecinos, siguiendo el procedimiento establecido en el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, que también se aprobó en este pleno.

Los tres ediles de Unidas El Escorial, en un pleno / Aquí en la Sierra

Las cuentas contaron con el apoyo de los tres concejales de Unidas El Escorial, defendiendo que “siempre será mejor un presupuesto con avances y aportaciones de todos que prorrogar el de 2019, con todas sus carencias y defectos”. “Es importante legalizar la situación laboral de la plantilla, muy mejorable, que continuar con múltiples deficiencias”, señalaba este grupo a través de las redes sociales.

El PSOE lamenta el escaso gasto social

Por su parte, el PSOE lamentó que el gasto para asociaciones y entidades locales suponga únicamente un 0,5%, así como el hecho de que “las partidas sociales no alcanzan el 2%” y que no se dediquen fondos públicos a “incentivar de manera directa el desarrollo empresarial, crear empleo o dinamizar el comercio en El Escorial, mientras que los salarios de los políticos ya ascienden a los 476.244 euros anuales”. Frente a esto, añaden, las inversiones se reducen en 426.800 euros.

En un comunicado, los socialistas acusan de nuevo a Unidas El Escorial de “convertirse en portavoz del Gobierno municipal para defender unas cuentas continuistas, en las que la única novedad es la inclusión de 100.000 euros para desarrollar unos presupuestos participativos, a través de un Reglamento poco elaborado y con grandes lagunas”. En este sentido, afirman que “más que un documento que sirva de guía para la participación de los vecinos en la vida local, se podría calificar como una declaración de intenciones”, lamentando que se rechazasen sus enmiendas. “A pesar de ello, el PSOE volverá a dar la batalla en la fase de alegaciones para conseguir un modelo de participación ciudadana efectivo y trasparente”, añadían desde esta formación.

Tres de los cinco concejales del PSOE / Aquí en la Sierra

Los socialistas señalan que estas cuentas “consolidan la mala gestión de los últimos años, con un nivel de ejecución presupuestaria en 2019 del 77%, generándose así un superávit de 4 millones de euros que no se podrá invertir en bienes corrientes y mejores servicios para nuestros vecinos”.

Finalmente, desde el PSOE indican que propusieron “un total de 17 actuaciones de gasto social y medioambiental”, además de propuestas concretas presentadas al pleno para “eliminar barreras arquitectónicas, dinamizar el comercio e incentivar el empleo que no han sido tenidas en cuenta por el Gobierno la hora de elaborar los presupuestos”. “Tan sólo han tenido a bien incluir una partida de 3.000 euros para poder ayudar a los deportistas del municipio en sus gastos de material y desplazamiento”, concluían.