El Boalo se suma a las reivindicaciones de la “España vaciada” y reclama mejores servicios en transportes, sanidad o educación

ayuntamiento el boalo
Responsables municipales y trabajadores, a la entrada del Ayuntamiento de El Boalo / Fotografías: Rafa Herrero

El Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino se ha sumado este mediodía al paro de cinco minutos por la “España vaciada”, como reivindicación para que todos los municipios de las zonas rurales reciban los mismos servicios de comunicación, educativos, sanitarios, sociales y de infraestructuras. Además, el alcalde, Javier de los Nietos, participará este fin de semana en las jornadas de la Aldaba Rural, que organiza la Asociación Española Contra la Despoblación, que se celebran en Almócita (Almería).

El regidor recordó que El Boalo forma parte de la Red de Municipios de Montaña y también de la Red Terrae, que agrupa a localidades en transición agroecológica. “En nuestro caso estamos creciendo, pero estamos en el entorno del Parque Nacional y queremos los mismos servicios que tienen en el de la Comunidad de Madrid”.

Mejoras en el transporte público

En este sentido, De los Nietos hizo hincapié en la necesidad de mejorar las comunicaciones. “Parece mentira que para muchos vecinos ir a trabajar en transporte público no sea una opción real porque no existe un refuerzo de líneas suficientes o porque el Cercanías que tiene que llegar hasta Soto del Real todavía no es una realidad”, aseguró, haciendo extensiva esta situación a quienes necesitan determinados servicios médicos o a los jóvenes que cursan estudios superiores en otras localidades. “Necesitamos reivindicar todo esto y ser conscientes de que mientras no existan servicios e inversiones reales en las zonas rurales y de montaña, va a ser muy difícil que las pymes apuesten por estar aquí y que las familias quieran vivir durante todo el año en nuestras localidades”.

Javier de los Nietos
El alcalde de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, Javier de los Nietos / Fotografía: Rafa Herrero

En el caso de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, el alcalde destacó que hace cuatro años tomaron “una decisión política, apostando por la sostenibilidad”. “Eso nos ha diferenciado, y hoy somos un ejemplo a nivel nacional de cómo unas buenas prácticas pueden hacer que un municipio de una zona rural no se vacíe, sino que sea atractivo”, subrayó.

El problema más grave, explicaba, “es que pasan los años y las infraestructuras no llegan; ahora mismo tenemos un bloqueo importante de acceso a Madrid en nuestro eje de carreteras por las obras de la M-40 y tiene que haber soluciones”. “El Consorcio Regional de Transportes tiene que hacer una apuesta directa para que esto sea realidad”, insistió.

No sólo una moda

En cuanto a sanidad, “los ayuntamientos estamos soportando costes directos por mantener servicios que prácticamente son obligatorios”. Una de las anomalías, señaló De los Nietos, es que con 7.400 habitantes (1.800 de ellos menores de edad), El Boalo, que depende del ambulatorio de Manzanares El Real, no cuenta con pediatra. “Esa es la realidad del entorno rural a la que tienen que hacer frente las administraciones nacional y regional; por eso paramos hoy, porque queremos visibilizarlo. Eso facilitaría que el desarrollo de nuestra comarca y de Madrid fuese más sostenible”, aseguró.

En cualquier caso, De los Nietos también manifestó que hablar de la España Vacía “no puede ser sólo una moda”. En este sentido, indicó que hace unos días acudió a una reunión con el comisionado para la revitalización municipios rurales, Rafael Pastor, quien además es alcalde de Gargante de los Montes. “Procede de un entorno como es el de la Sierra Norte y él mismo debe plantearse cuáles son las soluciones; no se trata sólo de una financiación directa, sino de que haya un cambio en las políticas regionales. Necesitamos un pueblo vivo; faltan las políticas que generen revitalización en las zonas rurales y eso no viene solo con financiación”, concluyó.