Lolo Escobar acuerda su marcha de Las Rozas tras subir al equipo de Preferente a Segunda B en un histórico ciclo de tres años

Lolo Escobar anunció su salida de Las Rozas CF en redes sociales el pasado miércoles, apenas unos días después de que se supiera que el equipo seguirá un año más en Segunda División B una vez acordada la supresión de los descensos por parte de la Federación Española de Fútbol. El entrenador de Don Benito acordó con el director deportivo de la entidad, Julio Rodríguez, la rescisión de un contrato al que todavía le quedaba una temporada más de vigencia. Tras esa reunión, Lolo Escobar comunicó la noticia coincidiendo con su 44º cumpleaños, para poner así fin al ciclo de tres campañas en las que ha llevado a Las Rozas de Preferente a Segunda B -un doble salto  que ningún entrenador había realizado de forma consecutiva desde que lo hiciera José Díaz Pablo con el Alcorcón hace veinte años-, además de dirigir la primera participación del club azulón en la Copa del Rey, en una histórica eliminatoria ante la Cultural Leonesa. Es decir, los máximos logros deportivos en la historia del fútbol de la localidad.

Escobar inició esa despedida oficial explicando que su salida “ha sido una decisión de mutuo acuerdo con el club, muy meditada, muy valorada y, sobre todo, muy difícil de tomar, pero en frío, con la cabeza arriba y mirando a la gente que tengo a mi alrededor, es lo mejor para ambas partes”. El entrenador se refirió a su etapa azulona diciendo que “se pone fin a un proyecto de tres temporadas llenas de ilusión, pasión, ganas, magia… de puro fútbol. Tres temporadas en las que, de la mano del club, hemos crecido los dos. Con humildad, trabajo y sacrificio”.

Lolo Escobar, en el banquillo de Navacalcarbón / Rafa Herrero

En principio, y tal y como dejó entrever el presidente, Ángel Campos, en su entrevista con Aquí en la Sierra en julio de 2018, con el equipo recién ascendido a Tercera División, el objetivo del club era ambicioso y apuntaba incluso más allá de la Segunda División B que ahora se ha logrado mantener, además de pasar por conseguir tener instalaciones deportivas propias para poder seguir creciendo en fichas federadas. Ahora, fuentes cercanas al club señalan que la crisis derivada del coronavirus ha repercutido de forma muy negativa en los presupuestos de los clubes en general y de Las Rozas en particular, cortando la posibilidad de dar continuidad al crecimiento del equipo y de la progresión en la carrera del entrenador extremeño, del que aún no se conoce su destino para la próxima temporada, más allá de los rumores que le sitúan en banquillos de clubes punteros de Segunda B.

108 partidos dirigidos

En el comunicado, Lolo Escobar hace balance de sus años como entrenador roceño, recordando algunos de los excelentes números que ha firmado en Navalcarbón, de donde sale habiendo dirigido 108 partidos a Las Rozas. Llama la atención que sean justo 100 sus encuentros en liga regular: 34 en liga Preferente; 38 en el Grupo VII de Tercera División; y 28 en Segunda B. En total, en ellos sumó 55 victorias, 26 empates y 19 derrotas, con 173 goles a favor y 92 en contra. Los otros ocho partidos dirigidos salen de los cruces directos disputados. Dos fueron a partido único y se saldaron con derrotas: el primero ante el Real Carabanchel en La Mina con el título de Preferente en juego; y el segundo, el de la Copa del Rey jugado en el Reino de León ante la Cultural y Deportiva Leonesa. Los otros seis corresponden al histórico playoff que desembocó en el ascenso a Segunda B, tras superar sucesivamente y a doble partido al Atlético Saguntino, a la Sociedad Deportiva Logroñés y al filial del Real Mallorca.

De los seis partidos jugados, Las Rozas sólo perdió el primero de todos, en campo del Saguntino, un 2-0 que luego pudo remontar en un épico encuentro de vuelta en Navalcarbón. El técnico cita la participación en la Copa del Rey y sus dos ascensos como los principales hitos de su etapa roceña: el 29 de abril de 2018 logró el salto a Tercera División en El Olivo de Coslada, siendo campeón y batiendo el récord de puntos de Las Rozas en Preferente con 79, dos puntos más de los logrados en su día por Javi Baños; y el pasado 30 de junio rompió el techo histórico del club ascendiendo a Segunda B en Son Bibiloni, la Ciudad Deportiva del Real Mallorca, tras pasar las tres eliminatorias y ser subcampeón de Liga en Tercera División, sólo superado por el Getafe B y también sumando 79 puntos, nuevo  récord de Las Rozas en Tercera División.

Agradecimientos

“Se acaba un ciclo muy bonito en el que he vivido experiencias inolvidables y del que voy a guardar, seguro, grandes recuerdos”, concluye el entrenador, que acaba su comunicado con palabras de agradecimiento hacia su mujer y su hija, su cuerpo técnico, su hermano Josete “y mi otro hermano, Jorge Murga, por estar apoyándome en los buenos momentos y en los no tan buenos”. Lolo Escobar extiende ese agradecimiento a su padre, al que dedica un apartado especial porque “hizo posible que yo entrenara al equipo de mi pueblo”, y porque “me ha acompañado en gran parte de este maravilloso viaje”. El último mensaje del entrenador es para agradecer el apoyo de la afición y de los roceños, “por teñir de azul Navalcarbón y por el cariño que hemos recibido en estos tres años”, y también para dejar la puerta del club abierta: “Esto no es un adiós, es un hasta pronto. Estoy convencido de que nuestros caminos se volverán a cruzar”.

Jaime Fresno