Las Rozas se cita con la historia en Palma ante la atenta mirada del CD Galapagar

Las Rozas juega este domingo en Palma –Son Bibiloni, 11:00 horas- el partido más importante de su historia, el que puede darle su primer ascenso a Segunda División B si logra hacer buena la mínima victoria por  2-1 sobre el Real Mallorca B, obtenida en la Dehesa de Navalcarbón. Muy atento a ello estará el CD Galapagar y todos sus aficionados, que llevan ya varias semanas volcados con los equipos madrileños de playoff para ver si el conjunto arlequinado consigue saltar a Tercera División por el efecto arrastre. De momento, la llegada de Las Rozas y el Alcobendas Sport a la última ronda mantiene viva la llama de la esperanza, aunque los resultados de los partidos de ida han minimizado las posibilidades de éxito: el Alcobendas Sport cayó en Matapiñonera por 2-3 ante el Villarrubia, y deberá remontar en tierras manchegas para ascender; y Las Rozas logró una  victoria por 2-1 que parece muy poco bagaje para visitar a uno de los mejores equipos en casa de toda la Tercera División española. 

Problema en los laterales

Las Rozas realizará este viernes su última sesión de entrenamiento antes de viajar el sábado por la tarde a Palma de Mallorca, y disputar el partido a las 11 de la mañana del domingo, una hora antes de lo inicialmente previsto, a causa de la ola de calor pronosticada en Baleares. El técnico, Lolo Escobar, tendrá hasta última hora la duda de sus dos laterales renqueantes, Raúl Díez y Lucas, cuyo concurso en Son Bibiloni es la gran incógnita. Si no llegaran a tiempo, Escobar mantendría a Jaime Turégano en el lateral zurdo, perdiendo esa baza en ataque, y podría repetir con Sergio en la derecha, como se vio en la ida de Navalcarbón. En principio, todo lo demás permanecerá sin grandes cambios para intentar frenar la presumible avalancha de un Mallorca B que presenta unos números apabullantes en Son Bibiloni, donde este curso sólo ha ganado el Formentera, y el equipo que dirige Julián Robles ha anotado 54 tantos, seis de ellos en los dos partidos de playoff, ante los navarros del Beti Kozkor y los sevillanos del Utrera. Ese arsenal sólo se pudo ver con cuentagotas en Navalcarbón, gracias a la buena disposición táctica de los roceños, que fueron capaces de sobreponerse al gol de Stephen a los 15 segundos de juego remontando el 0-1 antes del descanso con  tantos de Goal y de Cobos. Ese tramo de partido es el que más alimenta las ilusiones roceñas por subir a Segunda B, lo que supondría el segundo ascenso consecutivo del club y un hito histórico para el fútbol de la ciudad.