Nacho Martín acciona al Galapagar para tumbar al líder en El Chopo (2-1)

Nacho Martín fue el alfa y el omega en la victoria del Galapagar (2-1) sobre el líder del Grupo 1 de Preferente, un Villanueva del Pardillo que cayó en El Chopo fiel a su estilo de toque y con las botas puestas, después de un partido claramente decantado en la primera media hora. En ese tiempo, el cerebro arlequinado se sacó de la chistera otro golpe franco magistral para el 1-0, forzó la segunda cartulina amarilla de Marco, el central visitante, y puso el centro que desembocó en el remate a bocajarro de Marcos Gil para el 2-0, una losa que el líder, en inferioridad numérica durante una hora larga, ya no pudo levantar.

galapagar
Imagen del primer gol del CD Galapagar, obra de Nacho Martín / Fotografías: Vidal Fraguas (Twitter CD Galapagar)

El grupo que dirige el uruguayo Diego Meijide trató de sobreponerse a partir del balón y el compás de Álvaro, uno de los mejores organizadores de la Liga, pero ni las estrecheces de El Chopo ni el rival, un Galapagar concentrado y solidario los 90 minutos, le fueron propicios. Cedió su primera derrota del curso ante un equipo que le tiene tomada la medida, hasta el punto de haberle ganado cuatro de los cinco últimos duelos directos.

Para el Galapagar, la primera victoria casera llegó en el momento justo, cuando los resultados de la mañana no le permitían ningún tipo de tropiezo: era ganar al líder o irse a diez o más puntos del objetivo. Esa presión pudo estar detrás de su discreta puesta en escena, la que le llevó a moverse al son que marcaban los visitantes. Diego Meijide subió su línea defensiva casi al medio campo y el Villanueva del Pardillo llevó el juego a campo contrario, imponiendo el poder de su medular, con Bassim, ex del CUC Villalba, ejerciendo de pivote y Álvaro como constructor, con Pablo y Luisja flotando por los lados. Con ellos, el líder se aseguró largas circulaciones de balón, a la espera de que surgieran los resquicios hacia los delanteros, Carlos Guaje y Doval, pero el Galapagar, con las líneas muy juntas, apenas tuvo fisuras. Sólo en una ocasión se vio amenazado el portal de Gonzalo con verdadero peligro, cuando una combinación eléctrica de los visitantes en la frontal terminó con un remate envenenado de Pablo que el meta galapagueño sacó a córner junto al palo.

Golazo de Nacho

La ocasión acrecentó la sensación de superioridad del líder, pero por fortuna para los serranos sólo fue eso: una sensación. A ello contribuyó de forma decisiva el golazo de Nacho Martín en el minuto 16, tras colocar con un golpeo exquisito en la escuadra izquierda de la portería de Kike un golpe franco desde unos 25 metros de distancia. El gol diluyó casi por completo al Villanueva del Pardillo e inyectó mucha confianza en el Galapagar, que a partir de ahí sí fue ese equipo afilado que marca territorio en El Chopo.

Los de Álvaro Gómez-Rey empezaron a tocar más balón y, fruto del nuevo escenario, llegó ese minuto 25 que fue fatídico para los intereses del líder, cuando Marco, que ya había visto una primera cartulina amarilla en la falta del gol, cazó a Nacho Martín en tres cuartos cuando el cerebro arlequinado rompía líneas en velocidad. La expulsión del central terminó por desencuadernar al Villanueva del Pardillo y, sólo dos minutos después, otra aparición de Nacho, esta vez en la derecha, acabó en un centro que la defensa rechazó de mala manera para dejar en bandeja a Marcos Gil la ejecución del 2-0. El castigo todavía pudo ser peor para el líder, cuando Abel Tena rompió a la zaga en velocidad y se plantó solo ante Kike, que salvó el 3-0 como pudo.

Penalti final para dar emoción

Viendo el panorama, Diego Meijide decidió intervenir en el descanso para jugar la carta de Víctor Barral. El delantero, a los pocos segundos de la reanudación, sorprendió a todos con un disparo lejano que estrelló en el palo tras superar a Gonzalo. La acción desembocó en unos minutos de empuje visitante que, sin embargo, el Villanueva del Pardillo no supo traducir en más ocasiones claras. En esa fase, Meijide decidió meter más madera dando carrete a Héctor Rúa, pero el Galapagar, configurado ya claramente para el contragolpe, aguantó bien las acometidas y terminó ganando mucha solidez cuando Álvaro Gómez-Rey metió a Chele Cabrera por Kiki para tapar mejor los pasillos interiores y ganar energía en el medio.

El carrusel de cambios estabilizó el partido y el ritmo fue decayendo, algo muy conveniente para el Galapagar. Todo parecía visto para sentencia cuando un derribo de Álex Moreno a Rúa, tan claro como evitable, dio la opción a Luisja de anotar de penalti el 2-1, todavía con cinco minutos más el alargue por jugar. Sin embargo, cuando cabía intuir mucho sufrimiento para poner a buen recaudo los tres puntos, el Galapagar supo rematar el partido con oficio, de nuevo con Nacho de por medio. El capitán fue claramente zancadilleado en otra de sus espléndidas conducciones y ganó en el suelo el tiempo necesario para enfriar el subidón visitante. Cuando se levantó, al poco fue sustituido para escuchar la cerrada ovación de El Chopo, y acto seguido fue Álex Moreno el que tuvo el 3-1, pero al atacante arlequinado se le bajó la persiana delante del portero y un defensor le acabó quitando el balón llegando desde atrás. Fue la última acción antes de un pitido final muy festejado por afición y jugadores. No fue para menos, puesto que el Galapagar al fin ganó en casa y, además, lo hizo ante el líder.

CD GALAPAGAR: Gonzalo; Sergio Reviejo, Jaime Cid, Greci, Gabri; Marcos Gil, Nacho Martín (Vitolo, 90’), Íñigo Teijeiro, Kiki (Chele Cabrera, 67’); Quique Casado (Álex Moreno, 77’) y Abel Tena (Penabella, 76’).

FC VILLANUEVA DEL PARDILLO: Kike; Pani, Raúl León (Ledes, 89’), Mario, Pina; Luisja, Bassim, Álvaro, Pablo (Luiggi, 58’); Carlos Guaje (Héctor Rúa, 58’) y Doval (Víctor Barral, 46’)

ÁRBITRO: Carrascosa Vázquez. Expulsó por doble tarjeta amarilla al visitante, Marco (25’).

GOLES: 1-0, Nacho Martín (16’); 2-0, Marcos Gil (27’); 2-1, Luisja de penalti (86’)

INCIDENCIAS: Algo más de 400 espectadores en el Municipal de El Chopo, en tarde muy agradable en Galapagar. Césped artificial en mal estado, irregular y con pelo desgastado que, junto al exceso de caucho, ralentizó la circulación de balón. Asistió al partido Jesús Díaz Peramos, ex secretario general de la AFE y actual líder de la oposición al presidente de la RFFM, Paco Díez, acompañado por el que fuera vicepresidente federativo, además de delegado en la Sierra, Manolo Martínez.

Jaime Fresno