David Muñoz: “El derbi será un 10 como día especial, porque El Chopo es mi casa”

“Estos días he estado por Galapagar y parece que este fin de semana no hay partido, sólo me hablan del derbi”, decía David Muñoz horas antes de meter al Atlético Villalba en la cuarta plaza de Preferente, gracias a la victoria por 1-0 sobre el Alcobendas Levitt. El regreso a El Chopo del entrenador que puso los cimientos del Galapagar aspirante a Tercera División que hoy conocemos tiene la suficiente entidad como para atraer focos antes del duelo vecinal del domingo, al que el Atlético Villalba llega lanzado y con la vitola de ser el visitante más peligroso de la Liga, al haber ganado hasta ahora todo lo que ha jugado lejos de la Ciudad Deportiva.

david muñoz

David Muñoz, por tanto, regresa a El Chopo no sólo a los mandos del equipo vecino, sino también al frente de una amenaza muy seria para el nuevo proyecto del Galapagar, que marcha descolgado a nueve puntos del objetivo del ascenso. Llegará al derbi muy obligado y asumiendo gran parte de la presión, tras la última derrota en San Agustín del Guadalix (2-1).

Un entrenador ante su pasado

David Muñoz estuvo cuatro años al frente del primer equipo del Galapagar, al que empezó por devolver su condición de club puntero en Primera Regional, continuó subiéndolo a Preferente como campeón con 11 puntos de ventaja sobre el segundo, y lo dejó muy cerca de la pelea por el ascenso a Tercera División en la campaña 2014/2015. Ese mes de junio se despidió aduciendo desgaste y hoy se reafirma: “Creo que cumplí un ciclo. Uno tiene que saber cuándo es el momento de dejarlo. Además, había unas condiciones personales que me hacían difícil seguir”. Tras él se fueron por diversas razones jugadores importantes, como Lucas, Nacho Martín, Quique Casado o Kiki. Más de la mitad de la generación que se había curtido con el entrenador. Sin ellos, el Galapagar no pudo evitar la caída a Primera, pero ¿qué hubiera pasado de haber seguido David Muñoz? Él responde: “Pues no se sabe. No sé si hubiésemos seguido peleando por subir a Tercera o hubiésemos bajado a Primera. Entonces yo no sabía los jugadores que se iban a marchar, pero igual podríamos haber construido algo”.

Máximo histórico

Ese algo lo ha realizado en el Atlético Villalba, donde prácticamente está calcando la evolución marcada en el Galapagar, incluido el llevar al club al máximo histórico que representa su actual cuarto puesto. David Muñoz admite algunos paralelismos: “Creo que ahora el Atlético Villalba se puede asemejar al de aquel ascenso, sobre todo porque tengo unos tíos que trabajan un montón, corren como corrían aquellos del Galapagar; y sobre todo, tienen mucho hambre. Todo es nuevo: que el Atlético Villaba esté en Preferente, lo que está haciendo el club a nivel social, de patrocinadores… Y la gente responde, tiene mucha ilusión”.

En lo deportivo, hasta la victoria del pasado domingo ante el Alcobendas (1-0), el Atlético Villalba tenía pendiente la asignatura de ganar en casa, un dato que llamaba la atención, más si cabe por la excelencia alcanzada a domicilio, con esos cuatro triunfos en cuatro partidos. David Muñoz cree que esa curiosa estadística se ha debido al potencial de los rivales que han ido pasando por la Ciudad Deportiva: “Ha coincidido que jugamos contra tres equipos fuertes: el Tres Cantos, al que estuvimos cerca de ganar; el San Roque, que ha hecho un buen equipo fichando tres jugadores del Canillas; y el Villanueva del Pardillo, que la verdad es un equipazo”. Sobre el pleno fuera de casa, el técnico subraya que “nos está viniendo muy bien coger los puntos ahora, para intentar hacer los 40 de la salvación cuanto antes. Tengo claro que vendrán momentos difíciles y que es mejor tener un colchón”.

Sobre el actual Galapagar

La cercanía del derbi de El Chopo hizo que David Muñoz estudiase aún más de cerca al Galapagar en su duelo de hace dos domingos con el Villanueva del Pardillo, con la ventaja de saberse gran parte de la lección, porque, aún hoy, siete jugadores de la actual plantilla arlequinada ya estuvieron a sus órdenes: el guardameta Gonzalo, Greci, Nacho Martín, Kiki, Gabri, Quique Casado y Keko. A excepción de este último, todos entraron en la lista del último partido en San Agustín del Guadalix, donde sólo Gabri se quedó sin jugar. Y por si quedase algún cabo suelto, el Atlético Villalba fichó a Cani, central del Galapagar en las tres últimas temporadas, que ya ha jugado dos partidos vestido con la tricolor. David Muñoz cree que “el Galapagar tiene mucha dinamita arriba, con Quique Casado, las bandas con Kiki y Marcos Gil, la aportación de Abel Tena, que viene de jugar en el juvenil del Majadahonda y parece un veterano, además con muchísima velocidad… Y luego en el banquillo tienen gente como Rodrigo Penabella, o Víctor Cacho. Creo que todo eso terminará arrancando, porque hay mucho material”.

David Muñoz también ofrece su punto de vista en el debate de estilo que rodea al Galapagar, al que Álvaro Gómez-Rey pretende dotar de más capacidad de toque. “Yo creo que sí se puede cambiar de estilo, se puede hacer lo que un entrenador considere oportuno. Pero está claro que las dimensiones de El Chopo no ayudan. Y luego hay que tener en cuenta la filosofía del club: a la gente de Galapagar le gustan los partidos de raza, de ida y vuelta. Eso se puede cambiar, pero llevará tiempo”.

Día especial

El derbi Galapagar – Atlético Villalba del domingo –16:30 horas- será el primero que protagonicen ambos conjuntos en Preferente, si bien existen precedentes cercanos en Primera Regional que son muy favorables a los villalbinos: el Atlético le ganó los dos partidos al Galapagar en la temporada 2016/2017, por 2-1 en la Ciudad Deportiva  y por 1-3 en El Chopo, campo donde también ganó por 1-2 en la 2013/2014, aún con David Muñoz en el banquillo galapagueño. Ese año, el Galapagar sí vengó esa derrota ganando 0-4 en Collado Villalba.

El entrenador tampoco olvida que el pasado año ya se enfrentó al filial del Galapagar, con victoria del Atlético Villalba por 3-0 en la ida, y empate sin goles en El Chopo. “Esta vez será la primera que me enfrente al primer equipo del Galapagar, así que será un diez como día especial. Es mi casa, soy de Galapagar y he hecho casi todos mis años allí, de futbolista, como entrenador… No puedo abstraerme de ello, pero una vez que empiece el partido sí creo que podré aislarme y centrarme en el juego”.

El Galapagar donará la taquilla del derbi a la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Puerta de Hierro 

El derbi serrano de Preferente volverá a ser solidario, una tradición iniciada en El Chopo con notable éxito en 2015, en aquel partido ante el CUC Villalba con el ascenso en juego cuya taquilla fue destinada a la Fundación Apascovi. Esta vez, el CD Galapagar, con la colaboración del Ayuntamiento de Galapagar, ha decidido destinar la recaudación del partido a la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Puerta de Hierro, manteniendo el precio de la entrada general en cinco euros.

El club arlequinado ha explicado en un comunicado que “esta fundación tiene como objetivo fundamental desarrollar diferentes líneas de investigación biosanitaria, poniendo especial atención en la investigación traslacional, que es aquella que consigue llevar los logros obtenidos en el laboratorio hasta la cama del paciente. Sus actividades se centran en cinco grandes áreas: Oncología y Hematología; Biopatología Cardiovascular, Digestiva y Reumatológica; Investigaciones Quirúrgicas, Trasplantes y Tecnologías Sanitarias; Neurociencias y Órganos de los sentidos e Inmunología y Genética.

El presidente del Galapagar, Jorge Greciano, ha señalado que “el club sigue trabajando la vertiente social siempre que puede, ya que para nosotros es muy importante realizar estas acciones que tratan de ayudar a los más necesitados”.