El CF Collado Villalba se desmarca de una hipotética fusión del fútbol villalbino

El Club de Fútbol de Collado Villalba, gestor de la Escuela Municipal y entidad con mayor volumen futbolístico de la localidad, con alrededor de 550 jugadores, difundió el  el pasado 14 de febrero un comunicado oficial para salir al paso de las informaciones en torno al posible desembarco del CD Leganés para gestionar las instalaciones municipales, como resultado de una presunta adquisición de los derechos deportivos del Atlético Villalba por parte del club pepinero, y sobre la reunión mantenida por los tres clubes de fútbol de la localidad con la alcaldesa, Mariola Vargas, para analizar la posibilidad de fusionar el fútbol villalbino, tal y como avanzó Aquí en la Sierra el miércoles 12 de febrero. El texto oficial del club que preside Antonio Tudela dice lo siguiente:

“El CF Collado Villalba mediante este comunicado pretende dar respuesta a todas las llamadas que hemos recibido durante la semana, tanto de medios de comunicación como de particulares.

El Club se reúne el pasado día 10 por petición personal de la alcaldesa Mariola Vargas junto con los otros dos clubes de la localidad. 

La reunión tiene como fundamento la aclaración de los hechos acontecidos durante las últimas semanas y acabar con los rumores infundados, transmitiéndonos desde el Ayuntamiento que en ningún caso ha corrido peligro la gestión de los campos municipales, como así se habían hecho eco en algunos medios”.

El comunicado oficial matiza después que “también aclaramos que en ningún caso dicha reunión fue para tratar una posible fusión de ningún club, como se ha especulado”, en referencia a la información de Aquí en la Sierra en la que se hablaba de una “primera toma de contacto” con los representantes de los tres clubes, algo sin precedentes, para después admitir que “en la reunión, que duró aproximadamente una hora y media, sí que un club concretamente sacó el tema de una hipotética fusión, a la que rápidamente nosotros dijimos que en este momento no era posible ni tratarlo, a lo que el propio Ayuntamiento, entendiendo sobre todo la situación como club de uno de los presentes, comprendió que evidentemente no es el momento de abordar ese tema”. 

El presidente del Club de Fútbol de Collado Villalba, Antonio Tudela / Fotografía: Rafa Herrero

Por alusiones, el escrito se refiere al Club Unión Collado Villalba y a su presidente, Jesús Mena, como principal valedor de la fusión, y al Atlético Villalba, como club cuya situación no permitiría abordar esa operación, dando a entender que sobre la mesa de la reunión estuvo la delicada situación económica de la entidad atlética sobrevenida, presuntamente, por la gestión del dimitido presidente, Manuel Bermejo. 

Mensaje de tranquilidad

El comunicado acaba mandando un mensaje de tranquilidad  “a todos los que forman parte del club, ya sea como jugadores, familiares, trabajadores, etcétera”, a los que asegura que “el club seguirá su gestión como viene desarrollándola hasta la fecha, defendiendo los mismos valores que creemos son necesarios para el desarrollo del fútbol base y que en ningún momento esto pasa por llevar a cabo una posible fusión”. 

El comunicado para desmarcarse de una hipotética fusión se enmarca dentro de la inquietud general de la masa social del CF Collado Villalba ante las gestiones económicas de los dos clubes vecinos, marcadas por las deudas. Fuentes cercanas a su crisis sitúan la del Atlético Villalba en 84.000 euros, mientras que el CUC Villalba admitió débitos de al menos 20.000 en la última Asamblea, cantidad que sería más alta según algunos acreedores consultados por este periódico. El club amarillo, que llegó a superar los 200.000 euros en números rojos, fue supuestamente rescatado por las inversiones personales de Jesús Mena y Fernando Pérez, presidente y vicepresidente, además de por otras inyecciones privadas como la del exscretario, Gonzalo Bisbal.

El CF Collado Villalba, perfectamente saneado desde su fundación, siempre ha esgrimido su equilibrio económico junto a su filosofía de cantera para desmarcarse de posibles planes conjuntos con los otros dos clubes, si bien a lo largo de su historia sí ha llegado a algunos acuerdos puntuales con el CUC Villalba, como el relativo a la creación de un equipo sénior de Tercera Regional con juveniles procedentes de ambos clubes. En cualquier caso, nada que se salga del ámbito estrictamente deportivo. 

De absorciones y fusiones  

El pronunciamiento oficial del CF Collado Villalba abunda de forma indirecta en una teoría que está cobrando mucha fuerza en los últimos días, y que habla de una propuesta de absorción del CUC Villalba hacia el Atlético Villalba, como demostraría el interés del presidente, Jesús Mena, por tratar el tema en la reunión del 10 de febrero. Por otro lado, todas las partes han corroborado la información de Aquí en la Sierra de fuentes de Leganés confirmando la visita de emisarios del Club Deportivo Leganés a las instalaciones municipales, en concreto su propietario y vicepresidente, Felipe Moreno, y el agente y director de escuelas de fútbol, Morris Pagniello, si bien ha sido la propia alcaldesa la que, tras negar cualquier contacto oficial con el club pepinero, ha cerrado cualquier puerta a una gestión externa de los campos de fútbol. En ese sentido, Mariola Vargas, hizo ver a los representantes del Atlético Villalba que cualquier acuerdo de gestión con una entidad privada llevaría aparejado el pago por el uso de los campos municipales, que según las tarifas oficiales tienen una cuota de 137 euros por hora de utilización. En estos momentos, y siempre según fuentes cercanas a las reuniones, la regidora sería más partidaria de realizar una auditoría de gestión en las cuentas del Atlético Villalba, antes de plantear cualquier fusión, al menos con el CUC Villalba. 

Esa idea -que la mayoría de las partes implicadas han tratado de sacar del debate tras la publicación de la reunión del 10 de febrero en este periódico- sigue sobre la mesa, después del interés por recabar información sobre cómo se llevó a cabo la fusión del fútbol roceño en el nuevo Las Rozas CF, en una operación en la que intervino directamente el Ayuntamiento de la localidad, hasta el punto de erigirse en el accionista mayoritario de la nueva Sociedad Anónima, que actualmente tiene más de 700 futbolistas jugando en Navalcarbón y a su primer equipo en Segunda División B.    

Jaime Fresno