Carlos Verona sube al podio de Madrid tras confirmarse en la Vuelta como el gran gregario del pelotón español

Carlos Verona alcanzó este domingo por cuarta vez la meta de la Vuelta Ciclista a España y se subió al podio de Cibeles como campeón por equipos con el Movistar, es decir, repitió la foto de los Campos Elíseos como despedida a la que es hasta el momento su mejor temporada como profesional. Como en Francia, el sanlorentino se lleva el reconocimiento unánime del ciclismo español, que ha visto cómo en la Vuelta ha demostrado de nuevo su condición de gran lugarteniente, siempre jugando un papel clave en las estrategias atacantes del Movistar, encaminadas a apurar al Jumbo Visma del ya bicampeón, el esloveno Primoz Roglic. El equipo telefónico aventajó en más de diez minutos al escuadrón del maillot rojo, pero su vistoso trabajo en todas las etapas críticas de la ronda no obtuvo la recompensa del podio de Enric Mas.

El jefe de filas se llevó el maillot blanco del mejor joven, pero dio un paso atrás respecto a su gran actuación del año pasado: bajó de la segunda a la quinta posición, tras mostrar cierta inferioridad en los mano a mano con Roglic, Carapaz y Carthy, los tres grandes de esta edición, y después de no poder culminar la remontada a Dan Martin en la Covatilla, el día de la gran polémica de la Vuelta por la supuesta ayuda del Movistar a Roglic, cuando Carapaz puso en jaque el liderato del esloveno.

El balance del equipo está en general lleno de matices, entre los que también se cuenta la victoria de etapa de un combativo Marc Soler, pero que en todo caso no afectan al excelente rendimiento de Carlos Verona. El serrano marcó los ritmos en los puertos más exigentes y fue pieza clave en las escaramuzas del Movistar para intentar agitar la carrera desde lejos. Esos esfuerzos le metieron en algunas escapadas de nivel, aunque esta vez no pudo transformar esa destreza para filtrarse en los ataques en claras oportunidades de ganar una etapa, como sí sucedió en el Tour de Francia, con aquella espléndida tercera posición en Loudenvielle.

Renovado para 2021

Verona ha terminado la Vuelta en la 30ª posición, a 1:13 horas de Primoz Roglic, siendo el décimo mejor español. En el cómputo global de la temporada, este puesto, más el 19º obtenido en el Tour de Francia, suponen su mejor actuación de siempre en las grandes. En sus diez años de trayectoria profesional, es la primera vez que Carlos Verona completa el doblete Tour-Vuelta. Con anterioridad, sólo había doblado en 2017, haciendo el Giro y la Vuelta, pero sin estar tan arriba en la General: fue entonces 57º en Italia, y 73º en España. Los números hablan a las claras de un salto cualitativo que justifica con creces el hecho de que Movistar le haya renovado el contrato para 2021, noticia que recordó el equipo vía tuit el día de su cumpleaños, el pasado 4 de noviembre: “¡Muchas felicidades, Carlos Verona, por tu 28º cumpleaños y, sobre todo, por tu mejor temporada como ciclista profesional. Un orgullo verte crecer en este equipo. Por cierto: aunque no lo llegamos a comentar, Carlos tiene contrato de azul para 2021”.

Carlos Verona tendrá nuevos compañeros en la que será su tercera temporada en Movistar. La estructura de Eusebio Unzúe ya tiene confirmados los fichajes del asturiano Iván García Cortina, procedente del Bahrein, y del austríaco Gregor Mühlberger, que llega desde el Bora. Además, el Movistar trabaja en las incorporaciones del colombiano Miguel Ángel Superman López, y del madrileño del Caja Rural-Seguros RGA, Gonzalo Serrano, pieza clave de la escuadra navarra. 

Jaime Fresno