Ajedrez, el deporte rey del confinamiento

El Club 64 Villalba aprovecha el encierro para dar clases gratuitas, organizar torneos y jugar el Campeonato de Europa por internet

El deporte más antiguo es también el que está teniendo más capacidad de adaptación a los duros condicionantes que está imponiendo la crisis de la Covid-19, que ha paralizado la competición en todas las disciplinas menos el ajedrez, que aguanta el tirón gracias a su potencial en internet. El deporte ciencia, con una historia documentada de unos 1.500 años, es también la única especialidad deportiva que puede jugarse online, gracias a sus fuertes vínculos que mantiene con la informática a través de programas y plataformas que facilitan el juego y la enseñanza.

Los mejores jugadores del planeta, con el campeón mundial, Magnus Carlsen, a la cabeza, han estado disputando torneos de partidas rápidas online estos días. Incluso en su formato presencial y más convencional, el del ritmo de juego lento, el ajedrez también fue el último deporte en bajar la persiana en la gran competición, dado que el Torneo de Candidatos, el que decide quién reta al campeón mundial, se estuvo jugando en Moscú hasta que Vladimir Putin decidió cerrar el espacio aéreo de Rusia para frenar la expansión del virus. Eso fue el 26 de marzo, 12 días después de la suspensión de la carrera ciclista París-Niza, la última gran competición del deporte físico que estuvo en marcha antes de la paralización total.   

Ajedrez confinado en Villalba

Esas especiales ventajas del ajedrez, sobre todo en lo relativo a su capacidad de penetración en internet, han sido bien aprovechadas por el Club 64 Villalba para mantener un importante volumen de actividad durante el confinamiento, casi desde que la Federación Madrileña se vio obligada a suspender sus competiciones, primero por un periodo concreto y más tarde sine die. El presidente, Luis Blasco de la Cruz, explica que “en estos más de 50 días que hemos estado en casa, el Club Ajedrez 64 Villalba ha ofrecido cursos gratuitos de iniciación y otros niveles para los vecinos de Collado Villalba, dentro de la iniciativa Ajedrez contra el Coronavirus, en la que unas 80 familias de la localidad han podido disfrutar de las clases en los meses de abril y marzo”.

En esas clases, que en algunos casos alcanzaron la veintena de alumnos conectados de forma simultánea, el club utilizó la plataforma informática de formación de Madrid Chess Academy, la academia profesional de enseñanza que comparte proyectos lectivos con el Club 64 fuera de lo que es la competición federada. Fruto de esa colaboración, la entidad villalbina ha podido ofrecer, también de forma gratuita y a todos los usuarios que así lo han solicitado, licencias de El Ajedrez de Víctor, el programa de enseñanza que utiliza un personaje de dibujos animados del gato Víctor para iniciar en el deporte ciencia a los niños.

Ese programa, disponible en tres idiomas –español, italiano y alemán- fue una de las claves del éxito internacional del Castle Project, proyecto de enseñanza del ajedrez en las escuelas que el Club 64 llevó a a cabo con entidades de Italia y Alemania y que logró la financiación europea proveniente de fondos de Erasmus. Luis Blasco explica que esas licencias, más las de otras aplicaciones de ajedrez, “las hemos puesto a disposición de forma gratuita en diversos centros escolares de la Comunidad de Madrid para que los niños puedan trabajar con ellas en casa”.   

Competiciones en internet

Además de su vertiente pedagógica, el Club 64 Villalba ha mantenido la actividad competitiva en internet a base de organizar torneos entre socios y simpatizantes, utilizando sus suscripciones en las plataformas más usadas por los ajedrecistas de todo el mundo. Básicamente ha utilizado dos portales para poder así llegar al mayor número de usuarios: Chess.com y Lichess.org. “Hemos jugado por equipos, a seis tableros, y aproximadamente han estado jugando unos 40 ajedrecistas de Collado Villalba, tanto en competiciones nacionales como internacionales”.

Esa actividad competitiva ha alcanzado su punto álgido con la disputa del Campeonato de Europa de ajedrez por internet, que empezó este fin de semana con miles de participantes de todos los órdenes de fuerza. El Club 64 tiene inscritos a 21 ajedrecistas repartidos entre los cinco niveles del gran torneo, en función de su ránking ELO nacional e internacional. Luis Blasco precisa que “es un torneo oficial que organiza la Federación Europea (ECU) y nosotros, con 21 jugadores, somos el club español con más representación. Tenemos jugadores en todas las categorías y lo más novedoso es que lo vamos a retransmitir en directo. Hemos preparado una especie de canal de tuits que vamos a utilizar para darlo en directo con audio y con vídeo; haremos público su enlace en redes sociales. Quizá sea lo más destacado del confinamiento”, concluye.

Jaime Fresno