La Comunidad prepara la incorporación de 19 aparcamientos a la red de parkings disuasorios Aparca+T

La Comunidad de Madrid prepara la incorporación de 19 aparcamientos a la red de parkings disuasorios Aparca+T. El Consorcio Regional de Transportes está desarrollando los convenios de colaboración con distintos ayuntamientos de la región, así como con ADIF, para sumar más de 15.000 plazas de aparcamiento de uso gratuito con un título de transporte válido utilizado en el día.

El gerente del Consorcio, Luis Miguel Martínez-Palencia, ha detallado en la Comisión de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Asamblea de Madrid los avances de la red Aparca+T, que se puso en marcha a comienzos de año con un proyecto piloto en Colmenar Viejo, con 1.470 plazas en el aparcamiento junto a la estación de Cercanías de la localidad. El acceso al aparcamiento es gratuito con un título de transporte válido, que debe utilizarse el mismo día, y la estancia es por un máximo de 18 horas continuadas. Para ello, se ha impulsado un sistema de control de acceso y un sistema de tarifas ligado a dicho uso, que garantiza la gratuidad de los usuarios de transporte público durante la estancia.

De este modo, la entrada al aparcamiento se realiza de forma ordinaria, tomando un ticket en la entrada. A la salida, ese ticket se valida en el cajero con la tarjeta de transporte público que se haya utilizado ese día, o a través de una aplicación se podrá validar desde el teléfono móvil el acceso al aparcamiento disuasorio sin necesidad de pasar por el cajero. Una vez registrados en la aplicación, los usuarios accederán y saldrán automáticamente del aparcamiento, que está dotado con lectores de matrícula.

El Plan Aparca+T se va desarrollar en tres fases a lo largo de 12 años, hasta alcanzar más de 90 aparcamientos y más de 46.000 plazas. Según ha avanzado Martínez-Palencia, el Consorcio Regional de Transportes está ultimando la firma de los convenios de colaboración para incorporar 19 aparcamientos más al proyecto piloto iniciado en Colmenar Viejo. En concreto, el aparcamiento situado en Ciudad Universitaria ya cuenta con los nuevos cajeros automáticos que leen la tarjeta de transporte público y está pendiente de la firma del convenio entre la Universidad Complutense de Madrid y el Consorcio.

También se encuentra muy avanzada la firma de un convenio con el Ayuntamiento de Madrid para tres aparcamientos que explota la EMT y que cumplen funciones de intercambio modal. Se trata de los parkings situados en Wanda Metropolitano, Nuestra Señora del Recuerdo y la Avenida de Portugal.

Corredor de la A-6

Igualmente, se van a incorporar los aparcamientos concesionados por RENFE en las estaciones de Cercanías del corredor de la A-6 (Las Rozas, Majadahonda, Pinar de las Rozas, Las Matas y El Barrial). En estos cinco parkings, con una capacidad total de 4.000 plazas, se va proceder a la integración de la lectura de la tarjeta de transporte público en los cajeros automáticos de estos aparcamientos, así como en la app El Parking, para después firmar el convenio correspondiente para integrarlos en la red Aparca+T.

Se está trabajando en coordinación con los ayuntamientos de Valdemoro y Fuenlabrada para la redacción de los correspondientes convenios, así como para la adaptación de los aparcamientos intermodales en estos municipios para su integración en la red. También se han mantenido contactos con los ayuntamientos de Alcobendas, Galapagar y Torrejón Ardoz.

Por otro lado, en los municipios de Ciempozuelos, Alcalá de Henares, Collado Villalba y Torrelodones se prevé una inversión que supera los 30 millones de euros para la construcción de nuevos aparcamientos que se integrarán en la red. El Consorcio de Transportes está coordinando con los ayuntamientos y la Dirección General de Administración Local su ejecución a través del Programa Regional de Inversiones.

El aparcamiento de El Casar, en Getafe, incluido en el proyecto de construcción para la prolongación de la Línea 3 de Metro, también formará parte de Aparca+T.

Inversión de 200 millones

El Plan Aparca+T comprende dos líneas de actuación: la primera es ampliar y adecuar los aparcamientos ya existentes mediante la instalación de barreras de paso y delimitando las plazas, así como dotándolos de vigilancia y de una nueva imagen identificativa e integrándolos en la plataforma de gestión. En segundo lugar, se construirán estacionamientos en puntos estratégicos de la región ligados a los corredores de entrada y salida de la capital. La inversión total prevista es de 200 millones de euros.

La red Aparca+T utilizará las últimas tecnologías para informar a los usuarios del aparcamiento disuasorio más próximo y, en una segunda fase, de su ocupación en tiempo real. Además, el plan es que se vayan incorporando, paulatinamente, otros servicios asociados, como la instalación de puntos de recarga eléctrica, reserva de plazas para coches de carsharing o sistemas de préstamos de bicicletas.

Martínez-Palencia ha explicado que se están ultimando los trámites para iniciar la consulta pública de un decreto que dé cobertura jurídica, técnica y económica a la red de aparcamientos disuasorios de la Comunidad y facilitar y agilizar, así, su creación y la integración de los parkings.