La mascarilla será cien por cien obligatoria en la Comunidad de Madrid y se limitan las reuniones a grupos de diez personas

Durante esta semana se duplicará el número de rastreadores disponible hasta alcanzar los 360.

La mascarilla será 100 por 100 obligatoria en la Comunidad de Madrid y se limitará la asistencia en terrazas y reuniones privadas en espacios interiores a grupos no superiores a 10 personas. Así lo ha desgranado la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en una rueda de prensa en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, en la que ha presentado medidas de choque para combatir el coronavirus, en el marco del plan “Madrid no se para”. Las nuevas medidas comenzarán a aplicarse a partir del jueves.

Se exceptúa del uso de mascarilla a los menores de 6 años, las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla, y aquellas que, por situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su uso. Tampoco será obligatoria para practicar deporte al aire libre, exclusivamente durante la realización de la práctica deportiva; o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de mascarilla resulte incompatible, como durante el consumo de bebidas y alimentos.

No se exigirá en los espacios de la naturaleza o al aire libre fuera de núcleos de población, siempre y cuando la afluencia de las personas permita mantener la distancia interpersonal de seguridad. Además, no será necesario en las piscinas durante el baño y mientras se permanezca en un espacio determinado en las mismas, sin desplazarse, y siempre que se pueda garantizar el respeto de la distancia de seguridad interpersonal.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso / Fotografías: Comunidad de Madrid

Cartilla experimental Covid-19

Igualmente, el horario de cierre en terrazas y locales de ocio nocturno se adelanta a la una y media de la noche. También ha anunciado la implantación experimental de una cartilla de Covid-19 para conocer si la población ha pasado la enfermedad y tiene anticuerpos. El objetivo, explicó Díaz Ayuso, es “evitar confinamientos”, y que estas personas puedan acceder a gimnasios, museos, cines o a cualquier recinto cerrado y puedan “seguir su vida normal”, al tiempo que extreman las precauciones hacia los más vulnerables.

Será obligatorio que los locales de restauración y ocio nocturno lleven un registro para permitir a los clientes aportar datos de contacto con la finalidad de localizarles si, con posterioridad, se confirma un caso positivo en uno de estos establecimientos. Además, se recomienda no compartir vasos, copas o ‘minis’. También se elimina el uso compartido de dispositivos de inhalación de tabaco o similares, como cachimbas o pipas de agua, tanto en el exterior como en el interior de cualquier establecimiento abierto al público y se limita el aforo de los mercadillos de venta ambulante, equiparándolas con las medidas adoptadas para el resto de comercios minoristas. Además, se solicita la colaboración de los Ayuntamientos de la región a través de las Policías Locales para el cumplimiento íntegro de la normativa en Salud Pública en el caso del cumplimiento de aislamientos o cuarentenas.

Por otra parte, la Comunidad de Madrid va a activar el Hospital de Emergencias Isabel Cendal de forma temporal en dos pabellones de Ifema, hasta que el hospital de pandemias esté a pleno rendimiento para empezar a derivar pacientes y evitar que el Covid-19 vuelva a todos los hospitales de la región.

“Vamos a establecer una estrategia con los gerentes y con los equipos médicos de manera que el Covid no vuelva a todos los hospitales y para que todo el personal sanitario no vuelva a pasar por la misma pesadilla“, ha trasladado. Así, se derivaran a estos pacientes para que los demás centros sanitarios “puedan recobrar la normalidad”. Además, Díaz Ayuso ha anunciado nuevas contrataciones para reforzar el sistema de rastreadores.

También estará disponible una bolsa de rastreadores para aumentar su número en función de las necesidades que se presenten. Asimismo, se van a incrementar las compras de material sanitario y de protección para tener suministro suficiente durante los próximos 75 días (hasta el momento la Comunidad tenía reserva para atender con un margen de 45 días) y se va a llevar a cabo, por parte del Canal de Isabel II, un estudio de aguas residuales para detectar posibles brotes en base al alcantarillado.

Llamamiento a los jóvenes

Además, se van a reforzar las campañas dirigidas a los más jóvenes, dado que se ha detectado un aumento de contagios en esta franja de edad. “Queremos hacer un llamamiento a todos los jóvenes de la Comunidad de Madrid para que nos ayuden en esta lucha vital contra el Covid-19; los jóvenes se tienen que convertir en nuestros mejores aliados”, ha remarcado Díaz Ayuso, quien ha recordado que su futuro laboral y académico también dependen de la evolución de la pandemia.

Asimismo, se va a impulsar la campaña de vacunación frente a la gripe, con el objetivo de llegar a una mayor población, por lo que se ha aumentado el número de vacunas adquiridas respecto al año anterior – en la campaña de vacunación de la gripe 2019-2020 se vacunaron 1.107.000 pacientes-. Junto con el refuerzo de la vacunación de la gripe, a través de diferentes iniciativas de comunicación directa, se va a captar y vacunar frente al neumococo a los adultos a partir de los 60 años, así como los diferentes grupos de riesgo recomendados con el objetivo de evitar enfermedades de carácter respiratorio.

La capacidad de realización test serológicos y pruebas PCR se va a aumentar hasta llegar a las 60.000 pruebas diarias; y se distribuirán puestos de PCR en unidades móviles para hacer test selectivos por aquellas zonas donde se detecte una mayor incidencia de contagio. En esta misma línea de actuación, y una vez terminado el estudio de seroprevalencia en el personal sanitario, se hará un muestreo selectivo en los centros educativos, colegios e institutos, haciendo especial hincapié en los estudiantes y profesores de Educación Especial, a los que se hará de manera masiva, y en los de 2º de Bachillerato.

En el caso de los centros de Educación Especial, Díaz Ayuso ha detallado que los test se harán de forma masiva y periódica porque los “niños con autismo, con síndrome de Down y con otras dificultades no pueden quedarse nunca más en casa”. “Tienen que volver a los colegios, a sus rutinas, porque el confinamiento les afecta especialmente”, ha indicado. También se está en conversaciones con las universidades madrileñas, que están trabajando en protocolos específicos para sus alumnos.

En lo que respecta al estudio de los profesionales sanitarios ya ha concluido y han participado 100.000 personas. También está en marcha el de cuidadores y residentes de Centros de Mayores -70.000 ciudadanos- y se encuentra a punto de iniciarse el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La situación en el aeropuerto

Díaz Ayuso ha destacado también la situación del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. En estos momentos, la Comunidad de Madrid tiene contabilizados 89 casos importados. De ellos, 59 han llegado en el mes de julio, lo que representa un 66%. Además, en solo 4 días, se han detectado 25 casos. Por su parte, el Ejecutivo central, a través de Sanidad Exterior, sólo ha detectado 4 de los 89 casos totales contabilizados por la Consejería de Sanidad, lo que indica, en opinión de la Comunidad de Madrid, que los controles actuales no sirven. Por todo ello, el Gobierno autonómico ha pedido al Ministerio de Sanidad la obligatoriedad de solicitar un certificado de resultado de prueba PCR negativa en origen antes de viajar a España, que debe ser un requisito imprescindible para realizar el embarque.

La Comunidad de Madrid ya ha puesto en marcha el primer circuito integral de atención al turista por Covid-19 que, durante su visita a la región, presente síntomas o sospecha de infección por coronavirus. Además, está estudiando la posibilidad de definir un listado de países y zonas de alta incidencia de coronavirus con el objetivo de que los viajeros procedentes de estos lugares que lleguen a Madrid comuniquen con carácter obligatorio sus datos de contacto.

Díaz Ayuso, con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero / Fotografías: Comunidad de Madrid

138 casos en las últimas 24 horas

La Comunidad de Madrid ha detectado 90 casos más de contagios por coronavirus en las últimas 24 horas, es decir, pasando de los 48 a los 138 casos, 11 provenientes de centros de Atención Primaria y 127 de hospitales de la región. Así lo ha trasladado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en rueda de prensa en la Real Casa de Correos.

Asimismo, ha asegurado que ha crecido el número de seguimiento de pacientes por atención telefónica en atención primaria y “como hay más capacidad diagnóstica hay más seguimientos de contactos”. “Esta ha sido la semana de la historia de la pandemia donde más PCRs se han hecho, cerca de 5.000 en primaria solo de contactos de contagiados”, explicó.