Una marcha hasta San Lorenzo de El Escorial recordará el papel de los carreteros en la construcción del Monasterio

La Cabaña Real de Carreteros organiza una marcha carreteril hasta San Lorenzo de Escorial los días 6, 7 y 8 de marzo con el fin de recordar la importancia de los bosques, los selvicultores y los pueblos de montaña para garantizar bienes y servicios naturales de los que disfruta toda la sociedad. Antes, han convocado el 5 de marzo en Madrid una reunión de los alcaldes de localidades con Montes de Utilidad Pública con la intención de organizarse y reivindicar políticas que reconozcan la importancia de sus municipios en el suministro de estos servicios.

Recorriendo la Senda de las Merinas

La marcha saldrá viernes el 6 de marzo desde Villanueva del Pardillo, pasando por Colmenarejo hasta llegar a Galapagar por la Colada de las Latas; el sábado 7, continuará hasta El Escorial (sobre las 18:00h estará en la plaza de España para que los vecinos puedan admirar este tipo de carretas tiradas por vacas serranas); y el domingo 8 se celebrará el fin de ruta con un acto de bienvenida en San Lorenzo de El Escorial y se visitará el Monasterio, en cuya construcción los carreteros jugaron un papel muy importante, ya que transportaron madera y otros materiales para levantar, hace más de 450 años, la gran obra de Felipe II.

El propio monarca en 1583, a través de una cédula real, la labor de la Cabaña Real de Carreteros para el acarreo de madera y jaspe para la construcción del Monasterio. Un papel que continuó siendo vital durante los siglos XVII, XVIII y XIX, garantizando el abastecimiento de Madrid.

20.000 maravedíes

Según explicaba Antonio Martín Chicote, representante de la Cabaña Real de Carreteros, en la web tuvozenpinares.com, la ruta discurre por las vías pecuarias de la Comunidad de Madrid. “Nos ha costado mucho por la gran cantidad de rotondas, y eso que nos ha echado una mano importante el ingeniero José Cuesta”, recordando en todo caso que los vehículos deben dejar pasar a la comitiva en los tramos donde coincida con la carretera, “pues es un privilegio concedido desde hace siglos”. “Y el que no lo permita deberá de realizar el pago de unos 20.000 maravedíes“, añadía. Se trata, en definitiva, de recordar la importancia de los montes “en los servicios a la sociedad, en la calidad de vida de todos” y como “oportunidad de desarrollo rural”.

En esta misma web, Martín Chicote hacía referencia a la dureza de los carreteros en la tarea de trasladar el mármoldesde la cantera del municipio soriano de Espejón hasta El Escorial. “Esto daría para programar otra ruta con este objetivo”, comentaba.