Alumnos del IES Lázaro Cárdenas de Collado Villalba denuncian la falta de profesores en varios grados de Formación Profesional

Después de pagar algo más de 400 euros de matrícula (la Comunidad de Madrid tiene unas de las tasas más altas del país) y cuando se cumple más de un mes desde el inicio de las clases, alumnos de Formación Profesional del IES Lázaro Cárdenas, en Collado Villalba, denuncian la falta de profesores.

En concreto, no se han cubierto las plazas para impartir la asignatura de PIAC (Proceso Integral de la Actividad Comercial), que engloba todo el proceso de la actividad comercial, desde que se hace un pedido, cómo contabilizarlo, tesorería, matemáticas financieras, etc. del Grado Superior de Asistencia a la Dirección, “una de las más fuertes de nuestra programación”, denuncian Iraida Crespo y Sergio María Méndez, delegada y subdelegado de primer curso. Se trata de una asignatura anual de la que se deben impartir seis horas a la semana, “por lo que ya llevamos perdidas más de 24 horas lectivas”. Esta carencia afecta a una treintena de alumnos cuyas edades oscilan desde los 18 y los 40 años. 

Falta de profesores en más asignaturas

Sin embargo, no es la única falta del centro. Tampoco hay profesores para la asignatura de Protocolo Empresarial, dentro de la programación del segundo curso de este Grado Superior. En este caso las clases concluyen en marzo, ya que los alumnos se incorporan los últimos meses del curso (hasta junio) a un periodo de prácticas en empresas. Estos alumnos han recibido por parte del centro la referencia de varios libros para que ellos mismos puedan ir adelantando el contenido de las clases que tampoco se han impartido.

Y ocurre lo mismo en el Ciclo de Grado Superior de Informática ASIR (Administración de Sistemas Informáticos en Red), en este caso en ambos turnos, mañana y tarde, y en el Ciclo de Grado Medio de Gestión Administrativa. 

Si al final no hay profesor, a mí me aprueban la asignatura y ya está, pero hemos pagado una matrícula y nos hemos metido en este Grado Superior porque queremos aprender sobre la Asistencia a la Dirección. ¿Dónde está ese conocimiento?”, argumenta Sergio Méndez.

“Esto también está ocurriendo en otros centros. Yo tengo amigos que están estudiando también en Villalba, en Las Canteras o en el Jaime Ferrán y también les faltan profesores en ciertas asignaturas. Me da que pensar que se sigue sin valorar la FP. Muchas empresas tiran de gente que tiene FP pero que políticamente no se hace caso a la FP y la tienen como un segundo plato”, añade Méndez.

“Una Formación Profesional consiste en darnos unas competencias muy específicas sobre informática, administración… para que nosotros podamos salir al mercado laboral con unos conocimientos que actualmente no estamos adquiriendo”, dice Iraida Crespo. “Queremos un profesor, nosotros solo estamos velando por nuestros derechos”.

La pelota, en la Dirección de Recursos Humanos

Los alumnos ya no saben a quien recurrir. “Nos dijeron que habláramos con la jefa de Estudios y que entre nosotros avanzáramos cómo pudiéramos en esa asignatura usando el conocimiento de aquellos alumnos que ya la habían dado en Grado Medio para que cuando tuviéramos profesor, tuviéramos ya unas nociones”.

La dirección del centro que les ha derivado a la Dirección de Área Territorial. “Allí hablamos con la inspectora de este centro y la solución que nos dio fue meter por registro unas reclamaciones; realmente la responsable de esta situación es la Dirección de Recursos Humanos, por lo que desde la DAT no pueden hacer nada”.

“Yo la tuve el año pasado y la tienes que llevar día a día y la base te la tienen que dar bien porque sino te pierdes y luego es imposible engancharte“, lamenta Méndez. “En el centro nos dicen que ellos no pueden hacer nada, que están buscando profesores. Aunque no llegamos a dar clase con ella, había una profesora, que dimitió, y pasó lo mismo con otro profesor y de momento no ha llegado nadie más que quiera impartir esa asignatura”.

 

 

Send this to a friend