Erik Cruz, voz cantada en “Frozen”: “El personaje de Kristoff ha sido una sorpresa incluso para mí”

Cualquiera que tenga hijos o sobrinos pequeños sabrá que el estreno de la película “Frozen 2” era uno de los más esperados del año; lo quizás les sea desconocido es que Kristoff, el amigo de Elsa y Ana, vive desde hace cinco años en Collado Villalba. Erik Cruz, cantante que pone su voz a este inusual protagonista masculino que no tiene reparos en mostrar sus sentimientos y que desafía los valores asignados tradicionalmente a los varones, se muestra encantado con su personaje: “No es un príncipe que salva a las princesas, ellas se salvan solas”.
Kristoff no es un príncipe de Disney al uso…
Lo interesante del personaje es que es un tío normal y corriente, torpe, feo y simpaticón, que tiene un papel que ni busca ni tiene idea de hacer y al final se encuentra metido en una trama en la que no salva a nadie, porque no necesitan que nadie las salve, pero sí tiene bastante importancia. El personaje funciona tan bien porque la gente normal empatiza con él, se siente identificada con alguien que, al fin y al cabo, es un trabajador del hielo que tiene un reno, Sven, con el que habla.
¿Cómo ha sido tu relación con él?
En “Frozen” (2013), el personaje era una cosa muy pequeña, no sabíamos ni qué iba a ocurrir ni cómo trabajarlo; ni en Disney sabían en qué se iba a convertir. Luego vieron la dimensión con toda la gente que fue al cine a verla, el merchadising que vendieron, los discos… La estrenaron dos veces y ganó el Oscar. A partir de ahí, hicieron los cortos “Frozen Fever” (2015), donde cantaba un poco más; y “Una aventura de Olaf” (2017), en la que tengo una canción para mí. Ahora, ya tengo una canción solista (“Perdido en el bosque”) además de las canciones grupales que tengo con el resto de personajes.

erik cruz frozen

¿Cómo es la nueva canción?
Es muy estilo años 80, Chicago, Queen… muy divertida. Es como un videoclip dentro de la película.
¿Cómo están siendo las críticas?
Lo que he leído es que, además de las escenas de Elsa, lo que más gusta de la película es el momento de la canción de Kristoff. Unos lloran, otros ríen, porque es una escena muy divertida. Ni el público ni Disney se esperaban el resultado, ha sido una sorpresa para todos, incluso para mí grabarlo. Fue muy divertido.
Tú solo pones la voz cantada.
En España, desde siempre, Disney coge por un lado a los actores de doblaje y por otro, a los cantantes. En esta película, solo el muñeco de nieve, Olaf, (Miguel Antelo), canta y habla. En mi caso, quien pone la voz hablada de Kristoff es Javier Lorca, uno de los mejores actores de doblaje de España.
¿Cómo es la grabación?
El director musical, Jacobo Calderón, te pide que cantes lo más parecido al actor de Estados Unidos (Jonathan Groff). Tú estás viendo el trozo de la película que vas a cantar, tienes que imitar al cantante original y encajar todo lo que estás diciendo en la boca del muñeco para que sea lo más fiel posible a la dicción original.
¿Y eso cuánto tardas en hacerlo?
Lo normal es que se tarde unas dos horas y media en hacer una canción con los coros; “Perdido en el bosque” tiene muchos. Hacía frío esa semana y estábamos todos malos en el elenco, con faringitis y laringitis. La grabamos a principios de septiembre, bastante pegado al estreno, que fue el 22 de noviembre. Ellos siempre juegan con ese margen. Luego lo mandan a Estados Unidos; tienen que ver que todo está bien y si alguna frase no encaja bien en boca o si el texto no les gusta, hay que cambiarlo y te llaman para repetir esas frases.
¿Y es muy duro?
Sí, porque no hay una continuidad. Si coges una serie buena, hay trabajo todas las semanas, pero lo tienes que complementar cantando en eventos, en conciertos… haciendo muchas cosas relacionadas con la música. Y, a parte, las clases de canto. Llevo formándome más de 20 años.

Una voz, muchos personajes

Erik Cruz lleva más de 20 años trabajando como cantante. “Mi primera película como cantante fue a los 16 años con “Goofy e hijo” en 1996. Hice unos coros, un personaje pequeño. Mi padre era cantante y me dijo que había un casting y si quería ir. Luego hubo un parón; mi padre no quería que me dedicara a la música porque es algo muy duro, pero no le hice caso”.

En este tiempo ha puesto su voz a un grupo de rayas que hacían una migración en “Buscando a Dory” o en series de televisión de Disney Channel como “Phineas y Ferb”, “El mundo de Gumball” u “Hotel Transilvania”, donde es un esqueleto mexicano que se llama Fed… “Ahora hay mucho trabajo con Netflix. Lo último que estoy haciendo es la voz de Tiger cuando canta en “El libro de Poo”, de Winnie the Poo, para Disney Blues, que se estrena en marzo en esta nueva plataforma. Tengo que hablar todo el rato con la “z”. Es un trabajo muy artesanal, tengo mucha suerte de poder trabajar en esto de la música. Estoy muy feliz y no ha ido mal, me siguen llamando”.

erik cruz frozen