El Ayuntamiento de Collado Villalba repartirá gratuitamente 5.000 “kit-a-cacas” para mantener la ciudad limpia de deposiciones caninas

Zax y Eros, los perros adoptados por los concejales de Sanidad y Medio Ambiente, Diana Barrantes e Iván Pizarro, respectivamente, han sido los protagonistas de la presentación de la nueva campaña de concienciación sobre la recogida de deposiciones caninas en la vía pública que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Collado Villalba con el objetivo de mantener limpia la ciudad, sensibilizar a los ciudadanos en materia de limpieza, civismo y tenencia responsable de animales de compañía y proporcionar información sobre las sanciones que acarrea el incumplimiento de las ordenanzas.

Eros, mascota del edil de Medio Ambiente, y Zax, de la titular de Sanidad

Esta iniciativa incluye múltiples actuaciones, entre ellas el reparto, de forma completamente gratuita, del “Kit-a-kakas”, un elemento de recogida de excrementos, compuesto por un dispensador de diez bolsas de recogida reutilizable, un bidón con mosquetón que se puede rellenar de agua y productos de limpieza biodegradables para diluir los orines y una mochila de material reciclado para facilitar el transporte de estos elementos a los dueños, que a su vez constituye un elemento adicional de sensibilización.

La campaña se ha presentado esta mañana en el Ayuntamiento de Collado Villalba, con la presencia de la alcaldesa, Mariola Vargas, y los citados concejales de Medio Ambiente y Sanidad, quien ha explicado que el fin de esta iniciativa no se centra exclusivamente en los residuos, sino que trata de incidir en la concienciación en tenencia responsable.

“Las mascotas son un habitante más dentro de nuestro vecindario, y tenemos que facilitar la convivencia con aquellas personas que no son propietarios de perros”, ha indicado Diana Barrantes.

“Es una de las campañas más demandadas por los vecinos”, ha dicho la alcaldesa, que se ha felicitado del buen funcionamiento del nuevo contrato de recogida de basura y limpieza viaria que el Ayuntamiento firmó con Valoriza, empresa colaboradora de esta campaña, “lo que hace más notorio las cacas y el pis de los perros, que no solo dejan olor y manchas en el suelo, sino que deterioran el mobiliario urbano“.

Importancia de diluir el “pipi-can”

Además, de los 5.000 kit-a-cacas, se repartirán un total de 25.000 folletos informativos entre los vecinos en lugares específicos como parques y jardines, dependencias municipales y establecimientos especializados en el sector del animal de compañía como clínicas veterinarias, peluquerías caninas o tiendas de alimentación especializadas, entre otros.

Además, se instalarán carteles vinílicos de suelo en las entradas de dependencias municipales y zonas de alto tránsito, banderolas para farolas y, como novedad, se colocarán carteles esquineros en aquellos rincones en que se detecte que acuden muchos perros a hacer “pis”.

“La gente piensa que el pis lo pueden hacer perfectamente y no pasa nada, pero luego resulta notorio, además del mal olor y la suciedad, el deterioro de los edificios”, ha explicado la alcaldesa, Mariola Vargas. Por ello, el kit que distribuirá el Ayuntamiento incluye una botella específica para llenar de agua y diluir los residuos de orines.

Los “Kit-a-cacas” se repartirán gratuitamente en las dependencias de Sanidad (calle Husillo, s/n, en el polígono P29), a todos los vecinos inscritos en el Censo Municipal de Animales de Compañía o a quienes soliciten su inscripción, un trámite gratuito que se puede realizar de forma online (enlace inscripción Censo Animales Compañía: http://colladovillalba.es/es/tramites/inscripcion-en-el-censo-municipal-de-animales-domesticos.html).

Desde el Ayuntamiento se recuerda a todos los dueños de animales de compañía la obligatoriedad de tener censado a su animal, y es que según ha explicado Diana Barrantes este censo municipal de animales domésticos (para perros, gatos, conejos y urones), que en la actualidad cuenta con más 2.500 mascotas, permite al Consistorio tener control de las mascotas en caso de pérdida, enfermedad o maltrato por parte de los dueños.

Proyecto de “genotipado”

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Iván Pizarro, ha anunciado que se está trabajando, junto con el área de Sanidad, en un proyecto que incluye el “genotipado” de los perros del municipio, para que dentro de algunos meses sea posible analizar el ADN presente los excrementos y multar al propietario del animal. Las sanciones por no recoger los residuos oscilan entre los 300 y los 750 euros, tal como permite la ordenanza municipal aprobada en el año 2012.

“Seremos capaces de multar a aquellas personas que no sean cívicas y respetuosas, de forma que, todos juntos, consigamos hacer de Collado Villalba una ciudad más limpia y sostenible”, ha señalado Pizarro. “Queremos estar a la vanguardia de la limpieza viaria”.

Actualmente, aunque desde el Ayuntamiento no se han facilitado datos concretos, se imponen muy pocas sanciones por este término ya que son los agentes de la Policía Local o los técnicos de Medio Ambiente quienes deben cogen in fraganti al infractor.

 

Send this to a friend