El Hospital de Villalba se presenta como punto oficial de registro de donantes de médula ósea

donacion medula osea hospital villalba
El doctor Martos, primero por la izquierda junto a otros miembros del Servicio de Hematología del HGV y representantes del Centro de Transfusiones en el stand-informativo

El Hospital General de Villalba  ya es oficialmente punto de registro de donantes de médula ósea, sumándose así a la red de puntos en hospitales de la región coordinados por el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid (CTCM) y elevando a 24 los lugares que permiten la inscripción en el registro de donantes de médula, previa información y extracción de la muestra de sangre necesaria.

Así, los vecinos de Collado Villalba, Alpedrete, Moralzarzal, Cercedilla, Navacerrada, Los Molinos, Becerril de la Sierra y Collado Mediano no tendrán que desplazarse hasta Madrid u otros centros autorizados para inscribirse como futuros protagonistas de este acto de generosidad.

Para el doctor Rafael Martos, jefe del citado servicio, la acreditación del hospital como punto oficial de registro para la donación de médula ósea responde a su interés por, en colaboración con el CTCM, “atender la demanda de pacientes cercanos al área de influencia de nuestro centro por protagonizar un tipo de trasplante que es el único tratamiento curativo que tienen algunas patologías de la sangre”.

Requisitos para la donación

Las donantes, que deben tener entre 18 y 40 años, han de acudir a un punto de registro o contactar con el CTCM para que se les facilite una cita en la localización, fecha y horario que mejor les convenga para registrarse como potenciales donantes.

El día elegido, serán recibidos e informados acerca del procedimiento por la enfermera responsable de donación del centro, Delia Cornejo. Una vez cumplimentado un cuestionario médico y consentimiento informado, y siempre que no haya ninguna circunstancia que contraindique la donación, se extrae la muestra de sangre mediante un procedimiento similar al de un análisis, y se envía al CTCM para realizar el estudio de compatibilidad (perfil genético HLA, antígenos leucocitarios humanos) y de grupo sanguíneo.

Más posibilidades de curación para pacientes sin familiar directo compatible

Esta información, junto a sus datos personales, se incluye en el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (Redmo) con lo que el futuro donante queda a disposición de cualquier paciente del mundo que precise un trasplante de médula y resulte compatible ya que, como explica el doctor Martos, aunque “normalmente el primer donante que se busca para un enfermo que necesite este tipo de trasplante es un familiar directo, en un 70 por ciento de los casos no se dispone de un familiar compatible, a los que se suman los pacientes que no tienen familia”.

Este grupo de pacientes podrá, por tanto, recibir un trasplante de médula ósea de un donante altruista que sea compatible de entre los inscritos en el Redmo. “Por eso es tan importante tener el mayor número de pacientes registrados como posibles donantes; porque eso implica que existan potencialmente más donantes no familiares compatibles, multiplicando las posibilidades de que un paciente que necesite un trasplante y no tenga familiares compatibles pueda recibir este tratamiento”, insiste el jefe del Servicio de Hematología del Hospital General de Villalba.

Una vez registrado como donante, la persona se mantiene activa en el registro hasta los 60 años. Este tipo de donación resulta vital para pacientes con enfermedades hematológicas como algunos tipos de leucemias, inmunodeficiencias o insuficiencias medulares, entre otras patologías en las que la sustitución de las células mal funcionantes del paciente por otras funcionalmente normales, y esenciales para el desarrollo del organismo, procedentes de un donante sano es la única alternativa eficaz.

Este procedimiento, sencillo, altruista y anónimo, se ha simplificado mucho en los últimos años, ya que actualmente la mayoría de las extracciones de estas células (progenitores hematopoyéticos) se hace por sangre periférica mediante aféresis, una técnica que evita la punción en quirófano y que, previa administración al futuro donante de un tratamiento que estimula la producción de estas y su movilización desde la médula ósea hacia la sangre, permite su extracción externa por vía venosa.

Con cerca de 400.000 personas inscritas en el Redmo y 33 millones de futuros donantes en todo el mundo, el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid tiene como objetivo anual alcanzar 7.000 donantes nuevos de médula ósea cada año, o lo que es lo mismo: unos 600 al mes. Un objetivo al que, a partir de ahora, el Hospital General de Villalba contribuirá también junto al resto de puntos hospitalarios habilitados para alcanzarlo.