El sanlorentino Alejandro González de Miguel reaparece en la San Silvestre Villalbina con un triunfo espectacular

Virginia Torres ganó la prueba en categoría femenina por delante de la atleta de Moralzarzal, María González Cuevas, y de la vencedora en 2018, Paula Ramírez.

Alejandro González de Miguel ganó su segunda San Silvestre Villalbina con una exhibición en solitario que le llevó hasta la meta de Batalla de Bailén en menos de 20 minutos, tras imponer un ritmo que resultó insoportable para el campeón, Youness Ait-Hadi. El marroquí, en ausencia de sus compatriotas Mohammed Blal y Jaouad El Bissis,  empezó mandando y tardó menos de un kilómetro en seleccionar el mano a mano con el atleta serrano, que aguantó el ritmo con solvencia y no tardó en comprobar que delante no estaba la mejor versión de Ait-Hadi, más desgastado de la cuenta por su participación matutina en la San Silvestre de Getafe.

Alejandro explicó que “no venía muy convencido de cómo estaba, pero cuando he visto que Youness no quería abrir mucho gas, que la cosa se frenaba, y que a la mínima que tiraba me iba, he decidido poner mi ritmo, porque según las órdenes de mi entrenador esto era un test de cara a los objetivos de enero y febrero. Me he encontrado mejor de lo que esperaba”.

González de Miguel se fue de Ait-Hadi a la altura del tercer kilómetro, en la zona de los colegios Miguel Delibes y Tierno Galván, e impuso una velocidad de crucero por debajo de los tres minutos el kilómetro, algo insospechado teniendo en cuenta que aún no ha terminado de pulir su forma tras la importante lesión que le dejó en el dique seco varios meses. Por momentos, y sobre todo en los curveos más complicados de la zona de Los Belgas, improvisados por las obras, el sanlorentino se comió a los vehículos que abrían la carrera y se manejó en unos ritmos que no se veían desde la rapidísima segunda victoria de Mohammed Blal, cuando el marroquí marcó unos imponentes 8:49 minutos en el primer 3.000 y acabó en 19:35. Alejandro ganó marcando en meta 19:50 minutos, pero cualquier comparativa no es procedente, por las modificaciones del circuito. 

Afinando la forma

En cualquier caso, fue una espléndida carrera del sanlorentino, que se mostró muy satisfecho en meta: “Parece que voy pillando el nivel que tenía. Si miro el reloj, veo un tiempo que me sorprende bastante. Esta carrera, aunque es prácticamente llana, tiene mucho curveo, no hay apenas rectas, entonces ir solo y marcando esos kilómetros sí parece que indica que el mejor Alejandro está volviendo, y eso que todavía no estamos haciendo entrenos de mucha calidad, estamos cargando: vengo de una semana de 140 kilómetros más o menos, y tan sólo hemos descansado el lunes con un rodaje suave de ocho kilómetros”. 

El atleta sanlorentino Alejandro González de Miguel, en una imagen de archivo / Fotografía: Aquí en la Sierra

Youness Ait-Hadi entró segundo con 20:44, a casi un minuto del atleta serrano del Surco Aventura, cuya victoria puso fin a tres años de dominio marroquí. Tercero en meta fue José Antonio Bellido, con 21:34, cerrando un podio por el que no pudo pelear Mario Sanz. El atleta de Becerril de la Sierra, que venía de marcar 32 minutos en los 10 kilómetros en ruta del Villa de Aranjuez, explotó antes del ecuador de la prueba y tuvo que bajar a ritmos en torno a los 3:30 el kilómetro, para acabar séptimo con 23:37.

Podio femenino de gran nivel

La carrera femenina deparó un podio de gran nivel, con la victoria de la atleta de la AD Marathon, Virginia Torres, y dos campeonas de la prueba escoltándola en el podio: María González Cuevas, con tres títulos, y Paula Ramírez, ganadora en 2018. Torres, de 20 años, ganó el duelo de promesas a María González Cuevas, que cumplirá esa misma edad el 12 de enero. La corredora del Marathon ganó en 25:11 minutos, por los 25:56 de la atleta de Moralzarzal, y los 26:32 de Paula Ramírez, cuya participación fue una incógnita hasta última hora. 

En total se registraron en meta un total de 187 mujeres sobre los 655 corredores que acabaron la carrera, una participación ligeramente inferior a la del año pasado. La VII San Silvestre Villalbina sí logró una importante afluencia de espectadores, tanto en la recta de meta y salida de Batalla de Bailén como en otros puntos del recorrido, como la calle Real o el barrio del Gorronal. 

La organización del CD El Castillo confirmó tras la carrera que utilizará el acto de presentación de la próxima Tragamillas para entregar el cheque de los 1.000 euros a la familia de Txetxu, el jugador del Baloncesto Villalba que sufrió en junio un episodio de muerte súbita. La media maratón villalbina, que se disputará el domingo 1 de marzo, abrió su plazo de inscripción con el Año Nuevo en los puntos habituales.   

Jaime Fresno