El alcornoque de la Dehesa de la Jara, de Collado Mediano, entre los ocho candidatos a Árbol del Año de España

alcornoque de la dehesa de la jara de collado mediano
El alcornoque de la Dehesa de la Jara, de Collado Mediano

El alcornoque de la Dehesa de la Jara, de Collado Mediano, ha sido elegido para participar en el concurso del Árbol del Año en España 2020 (título que en la edición del presente año ostenta el Olmo de Navajas, en Castellón), una cita en la que tendrá que “competir”con otros siete ejemplares de diversos puntos de la geografía española. Ahora una votación popular a través de internet (del 21 de octubre al 20 de noviembre) decidirá quien es el ganador que represente al país en el concurso del Árbol Europeo 2020.

Para votar: https://arboleuropeo.es/votaciones-arbol-del-ano-en-espana-2020/.El ganador del concurso español será anunciado el 27 de noviembre y será el representante en el certamen europeo Eupean tree of the year.

Inicialmente se presentaron 14 candidatos, todos ellos de gran importancia y valor. Y fue un jurado experto el que decidió qué ejemplares pasaban a la fase final en la que se encuentran, además del alcornoque de la Dehesa de la Jara, de Collado Mediano, el moral de Villoviado (Burgos), la encina La Serona (Villanueva de la Serena, Badajoz), el pino piñonero de Casa Puerto Sanz (Puerto Sanz, Burgos), la encina de las Tres Patas (Mendaza, Navarra), la figueira de Rosalía (Padrón, Coruña), la palmera canaria de la Plazoleta Astral de Fernando Pessoa (Santa Cruz de Tenerife) y la encina Milenaria (Rute, Córdoba).

La olma de la plaza de Guadarrama ya participó en este concurso en la edición de 2016.

 

Elegir un árbol singular

El concurso Árbol del Año de España 2020 pretende elegir aquel árbol singular que merece su consideración como el más destacado de nuestro país, a la vez que formar parte de la candidatura a Arbol Europeo del Año 2020.

El objetivo es destacar los interesantes árboles viejos como un importante patrimonio natural y cultural que se deberían apreciar y proteger. En este certamen no es importante la belleza, el tamaño o la edad, sino la historia y la conexión con las personas. Se buscan árboles que se han convertido en una parte integrante de la comunidad en su sentido más amplio.

El concurso del Árbol Europeo del Año se creó en el año 2011 como continuación del popular concurso popular Árbol del Año que en la República Checa durante mucho tiempo ha organizado la Fundación Alianza (Nadace Partnerství). Desde entonces, el número de países involucrados en el concurso ha aumentado de 5 a 15, y ahora se pretende ampliar el concurso a países fuera de Europa.

Cada año, la votación online del Árbol del Año Europeo es organizada por la Environmental Partnership Association (EPA), de la cual es miembro la Czech Environmental Partnership Foundation.