Una explotación ganadera de Cercedilla pionera en el uso de GPS para localizar a los animales recibe la visita de la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura

La Comunidad de Madrid cuenta con cerca de 5.000 ganaderos, de los que el 88 por ciento desarrollan su labor en explotaciones extensivas. Una de ellas es la de Alfredo Berrocal Montalvo, vecino de Cercedilla -municipio que cuenta con una treintena de ganaderos, aunque solo un tercio se dedica a ello profesionalmente- y presidente de UGAMA (Unión de agricultores, ganaderos y silvicultores de la Comunidad de Madrid), que con sus cerca de 80 cabezas continua la tradición familiar aunque aprovechando las nuevas tecnologías: un sistema de geolocalización que le ayuda a saber en todo momento dónde están sus animales a través de un aplicación en su teléfono móvil.

“El ganado pastorea libremente durante 4 o 5 meses al año. Así estoy al tanto de todo, no me tiene que informar nadie de nada. Me acuerdo de mi padre, que falleció hace tiempo, o de mi abuelo si les dijera que ahora la vaca fulanita está en ese monte porque me lo dice el móvil… No tendría palabras para explicárselo. Es lo que nos ofrece la ciencia y tenemos que aprovecharlo“, ha señalado Berrocal esta mañana durante la visita de la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura del Gobierno regional, Paloma Martín.

Se trata de un pequeño aparato que se engancha a la correa que sujeta el cencerro de la vaca como si de una hebilla se tratase, “yo le llamo el cencerro de las nuevas tecnologías. La geolocalización es cara. Yo tengo que pagar por estar conectado todos los años una cuota y esto tiene una rentabilidad que es muy mermada. Por cada 5 o 6 animales yo tengo un GPS, que se lo ponemos a la que es más líder, a la que está preñada y va a tener un parto para tenerla controlada, a la que la da por meterse en una finca que no es nuestra… Lo vamos cambiando”.

Alfredo Berrocal Montalvo reconoce que la geolocalización no está muy extendida en el sector ganadero. “En el campo somos muy conservadores y un poco cerrados, vamos a hacer autocrítica, pero yo estoy encantado. No me coge en la cabeza que yo no tenga los adelantos que tengo ahora con el GPS”.

“El PRUG (Plan Rector de Uso y Gestión) dice que la ganadería es necesaria para la conservación del Parque Nacional del Guadarrama. Hay que poner en valor los beneficios medioambientales que produce” esta actividad en la Comunidad de Madrid, ha apuntado Berrocal, señalando que el pasto de estos animales reduce el riesgo de incendio, a lo que ha añadido “la actividad productiva. La carne de Madrid tiene renombre. Aquí, en este pueblo, hay muchas carnicerías porque viene la gente a comprar carne de calidad”.

“Nos gusta nuestro trabajo, la mayoría estamos aquí porque es algo vocacional“, ha subrayado Alfredo Berrocal Montalvo, “y además contribuye a eso que no acaba de cuajar que es el reto demográfico en la España vaciada y la Madrid vaciada. La agricultura y la ganadería aportan valores para poderlo mitigar lo más posible”.

Debate sobre la nueva Política Agraria Común

Por su parte, la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura del Gobierno regional, Paloma Martín ha señalado que la Comunidad de Madrid apuesta por la modernización del sector primario y ofrece una línea de ayudas -10,5 millones en 2021- para mejorar las instalaciones agrarias.

Martín  ha pedido al Gobierno central que no ignore las necesidades del campo y, especialmente, las del sector ganadero. La consejera madrileña ha advertido de que, en el debate que mantendrán este miércoles las comunidades autónomas con el Gobierno sobre la nueva Política Agraria Común (PAC), el Ejecutivo pretende penalizar la ganadería extensiva madrileña.

En este sentido, ha recordado que la Comunidad trasladó al Ministerio la pasada semana la necesidad de incrementar un 10 por ciento más los importes de las ayudas asociadas a este sector, lo que supondría 19,9 millones de euros.

“La ganadería, sobre todo la extensiva, desempeña un rol fundamental en el arraigo de población, la preservación del medio y el impulso de las economías rurales”, ha resaltado la consejera regional, que también ha reclamado al Gobierno central que “escuche al sector vacuno de carne, atienda sus necesidades y deje de atacarle, al igual que ha hecho con las libertades de los ciudadanos diciendo lo que tenemos y no tenemos que comer”.

El sector primario y la industria agroalimentaria son actividades que generan empleo y riqueza en la región, además de un elemento clave para impulsar la economía verde en la Comunidad de Madrid.

Plan Terra

Precisamente por ello, el Gobierno regional ha puesto en marcha el Plan Terra, dotado de 100 millones de euros, y más de 50 medidas entre las que se encuentran varios ejes estratégicos dirigidos a la liberalización del sector, la mejora de la competitividad y de los canales de comercialización, así como aquellos destinados a garantizar el relevo generacional, la formación y el asesoramiento, y la sostenibilidad.

“A diferencia de lo que hacemos en la Comunidad, el Gobierno central impone cada vez más obligaciones al sector primario, a la vez que le retira su apoyo, lo que empujará producir menos y cada vez con una menor competitividad”, ha indicado Martín.

 

Send this to a friend