Cercedilla decide no abrir las piscinas de Las Berceas, suspende las fiestas y cancela los Veranos Culturales

Además, permanecerán cerradas las áreas de juegos infantiles y no se organizarán campamentos de verano, dentro de las medidas preventivas para evitar "posibles rebrotes" de la Covid-19. “De cara a este verano, en el que muchas personas han decidido pasar en Cercedilla sus vacaciones, queremos hacer un llamamiento a esa misma actitud responsable que ha tenido este pueblo en sus días de confinamiento", señala el alcalde, Luis Miguel Peña.

El Ayuntamiento de Cercedilla no abrirá este verano la piscina municipal de Las Berceas como “medida preventiva” ante la “dura realidad sanitaria” a causa de la Covid-19. A través de un comunicado publicado en redes sociales, el alcalde, José Luis Peña, ha indicado que la decisión de no abrir las piscinas se ha realizado tras hacer un balance “entre lo que puede suponer un beneficio económico, de dudosa viabilidad” con las “condiciones impuestas, y lo que puede suponer un riesgo para la salud“.

Las piscinas se encuentran dentro del Parque Recreativo de Las Berceas, en el Valle de la Fuenfría, sobre una superficie de 30 hectáreas de extensión. El aforo del área recreativa es de 3.571 personas, según figura en la web del Ayuntamiento.

Por otra parte, el regidor anuncia en su comunicado que también se ha tomado la decisión de dejar en “suspenso” la programación y organización de eventos municipales, y la apertura de “cualquier tipo de instalación pública” que “pueda congregar a un número elevado de personas”. Explica el regidor que “vista la dura realidad sanitaria” a causa del coronavirus y atendiendo a las previsiones de las autoridades sanitarias “sobre posibles rebrotes”, los cuales “ya se están produciendo”, se hace necesario “para su erradicación tomar medidas de involución de fases”.

Suspensión de las fiestas y del Verano Cultural

“Para este año 2020 se suspende la programación municipal de Veranos Culturales, y el desarrollo de actos municipales dedicados a la celebración de las Fiestas Patronales en Honor a la Natividad de Nuestra Señora. Acorde con esta medida excepcional, tampoco se organizarán las tradicionales verbenas populares. Asimismo las piscinas municipales de Las Berceas, permanecerán cerradas”, señaló el alcalde.

En cuanto a las áreas de juegos infantiles, explicó que permanecerán cerradas, ya que “constituyen un riesgo potencial de contagio de difícil contención“, siendo “perfectamente prescindibles dado el entorno que nos rodea”. “No se organizarán campamentos infantiles de verano, ni desde la Concejalía de Educación ni desde la Concejalía de Deportes. El Museo del Esquí se abrirá exclusivamente para la atención en la Oficina de Turismo, y con las condiciones de seguridad oportunas”, indicó el primer edil parrao.

El alcalde de Cercedilla, Luis Miguel Peña

“Somos muchos, y juntos corremos riesgo”

El alcalde asegura que son “conscientes” de que decisiones como estas tienen “importantísimas implicaciones económicas y sociales”, pero puntualiza que “hacer un balance negativo de sus consecuencias” es “tan inexacto como imprudente”. “Socialmente, es una pérdida considerable no celebrar nuestras fiestas patronales, porque las Fiestas son por definición el mayor momento de disfrute social de todo un pueblo. Un tiempo de alegría y de encuentro para todos. Pero somos muchos, y juntos corremos riesgo. En esta ocasión tendremos que ejercitar una forma diferente de vivir en comunidad, de sentir cerca a los demás, pero sin ponernos en peligro”, manifestó.

“De cara a este verano, en el que muchas personas han decidido pasar en Cercedilla sus vacaciones, queremos hacer un llamamiento a esa misma actitud responsable que ha tenido este pueblo en sus días de confinamiento. Para que en el futuro todos podamos recordar el verano del 2020, como el verano en el que entre todos fuimos capaces de hacer frente a la Covid-19“, concluye el alcalde.