Los usuarios de una residencia de mayores de Alpedrete crean su propio programa de radio para contar su día a día

Los mayores de la residencia Los Llanos Vital, en Alpedrete, han creado un programa de radio para contar cómo viven esta crisis sanitaria, visibilizar al colectivo más castigado por el coronavirus y mantener la comunicación con sus familiares, que no pueden visitarlos.

“Llevamos en aislamiento 11 días porque empezamos antes que el resto de la población. Aquí no dejamos de ser una casa muy grande donde hay mucha gente con la que los mayores se relacionan en su día a día. Sus amistades las tienes aquí dentro, pero el cambio fundamental es que no pueden ver a sus hijos“, cuenta  la directora del centro, Esther García.

El programa radiofónico Radio Vital “supone otra vía directa”; para contar lo que ocurre dentro de la residencia. Esta iniciativa, propuesta por los mayores del centro, ha arrancado esta semana con la grabación del primer programa.

Comparten el día a día

Los mayores comparten a través de las ondas su día a día, hacen entrevistas tanto a profesionales del centro como a otros residentes, dan a conocer cómo viven la crisis sanitaria del coronavirus y trasladan sus reivindicaciones sobre aquellos aspectos que consideran que deben mejorar.

Las residentes Carmen y Maribel conducen el programa, que se graba cada dos días y se puede escuchar en el canal de ivoox de Los Llanos Vital a las ocho de la tarde de cada día de grabación. Otra residente, Lucía, termina recitando una poesía de las que ella misma escribe.

La directora del centro asegura que esta actividad radiofónica es “un arma terapéutica” al funcionar como puente entre los residentes y sus familias, además de poner en valor a un colectivo como el de las personas mayores “que tiene tanto que decir”. Ante el aislamiento, los mayores de este centro logran mantener el contacto, para la tranquilidad de los propios residentes y sus familias.

Carmen Puebla, una de las residentes que conducen este nuevo programa explica que de momento “ha tenido mucha repercusión” y se dan cuenta desde dentro porque “lo escuchan las familias y las amistades”. “La idea surgió aquí, nunca habíamos hecho nada de radio fuera, nada; algunas veces nos entrevistaron en Cope Sierra y poco a poco te vas metiendo. Es una iniciativa que nos gusta mucho, además, me he sorprendido porque se está llevando muy bien entre los residentes, porque hay gente de todas las formas, gente que psicológicamente no está bien, y es increíble lo bien que lo han acogido”, cuenta Carmen.

“Buscamos un tema, lo preparamos un día y al día siguiente lo hacemos por videoconferencia, pero casi siempre es espontáneo. Lo que nos damos cuenta es que aquí llegamos a ser una familia, van surgiendo cosas bonitas, por ejemplo, una persona anónima ha traído flores a todos los trabajadores de la residencia y hoy lo contaremos, según surgen las cosas las vamos contando”, explica Carmen.

Este programa da continuidad al taller de radio permanente con el que cuentan en esta residencia, dirigido por el periodista Darío Novo y en el que los mayores practican los diferentes géneros radiofónicos y desarrollan sus propios programas con la intención de mantenerlos activos y plenamente integrados en la sociedad.