La Comunidad de Madrid mejora la iluminación de pasos de cebra de varios municipios de la Sierra

La Comunidad de Madrid continúa la mejora de la seguridad vial en la red de carreteras regionales con un nuevo sistema de iluminación que va a garantizar una mejor visibilidad en 113 pasos de peatones, principalmente en travesías o en tramos industriales. Los trabajos se van a centrar en pasos situados en tramos de concentración de accidentes y beneficiarán a un total de 23 municipios, entre los que se encuentran Galapagar, Guadarrama, Colmenarejo, Zarzalejo, El Boalo, Moralzarzal, Torrelodones, Alpedrete y Becerril de la Sierra.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha presentado la campaña de instalación del nuevo alumbrado en los pasos de peatones, que se va a llevar a cabo entre este mes y el próximo, y que va a suponer una inversión de 192.100 euros. En el acto, Garrido ha estado acompañado por el alcalde de la localidad, Javier Corpa. Las primeras actuaciones se están ejecutando, precisamente, en tres pasos de peatones de San Fernando de Henares, además de en siete puntos de Galapagar. En conjunto, los trabajos se van a desarrollar en pasos de 18 carreteras de titularidad autonómica.

“La seguridad vial es una de nuestras prioridades y, por eso, es uno de los ejes principales de las actuaciones que desarrollamos en las carreteras de la Comunidad de Madrid. Queremos reducir al mínimo el número de accidentes de tráfico en las carreteras de titularidad autonómica, ofreciendo una mayor protección a los usuarios más vulnerables de las vías, como son los peatones”, ha explicado Garrido.

Iluminación LED

La intervención en cada paso de peatones consiste en la instalación de focos con tecnología LED que proyectan una luz blanca, más brillante que el alumbrado ordinario, sobre el paso de peatones. Esta iluminación proporciona mayor luminosidad al cruce sin deslumbrar a los conductores.

Para la selección de los puntos en los que se va a actuar en esta campaña de mejora de la seguridad vial, la Dirección General de Carreteras ha establecido varios criterios en los que ha primado la accidentalidad registrada. Así, todos los pasos de peatones en los que se va a intervenir se encuentran situados en tramos de concentración de accidentes.

“Mejorar la iluminación en los pasos de peatones es una intervención para reducir la siniestralidad y facilitar el tránsito de las personas”, ha apuntado el consejero.

Cierta peligrosidad

El Gobierno regional también va a mejorar la iluminación de otros 22 pasos de peatones de cinco municipios que no están ubicados en tramos de concentración de accidentes pero que presentan cierta peligrosidad, atendiendo así a peticiones de los propios municipios y a la evaluación de los técnicos de la Dirección General de Carreteras. Se atiende así a peticiones de los propios ayuntamientos (Pezuela de las Torres, Colmenar de Oreja, Villa del Prado, El Escorial y Collado Villalba) y a la evaluación de los técnicos del área.

Esta campaña de mejora de la iluminación en los pasos de peatones se enmarca en la Estrategia de Conservación de Carreteras 2018-2021, en la que la Comunidad de Madrid tiene previsto invertir más de 151 millones de euros para conservar y mejorar los más de 2.500 kilómetros de vías de titularidad autonómica de la región. Las medidas recogidas en la Estrategia se agrupan alrededor de cinco grandes ejes de actuación, entre los que figura uno específico para el mantenimiento de las instalaciones semafóricas y luminosas de la red, con inversiones que suman 11,6 millones de euros.

Impulso a la seguridad

La mejora de la seguridad vial es una de las prioridades de la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, que está realizando un estudio que incluye la identificación y el análisis de tramos de concentración de accidentes, así como aquellos tramos que tienen un alto potencial de mejora.

También se está llevando a cabo una inspección de seguridad vial en toda la red, así como estudios sobre las travesías, la accidentalidad ciclista y la adecuación de la velocidad. A esto se añade la elaboración de anuarios de accidentalidad.

“Este estudio va a permitir actualizar y dar un impulso a todas las políticas en materia de seguridad vial que va a desarrollar el Gobierno madrileño en los próximos años”, ha concluido Garrido.