El alcalde de Alpedrete aparta a la ex edil de Hacienda por el fraccionamiento del contrato de compra de las luces de Navidad

Elena Sánchez dividió la compra de los adornos en cuatro partes, algo que impide la Ley.

“El contrato tenía que haber salido a licitación, pero la concejala no lo hizo”. Así de contundente se ha mostrado el nuevo edil de Hacienda, Antonio Pugliese, -que tras la remodelación de las áreas municipales ahora compagina esta Concejalía con Juventud, Comunicación, Nuevas tecnologías y Atención al Ciudadano-, sobre el fraccionamiento del contrato de compras de luces de Navidad que hizo su predecesora en el cargo, Elena Sánchez.

La adquisición de estos adornos ha supuesto un gasto total de unos 47.000 euros a las arcas municipales, cifra que se desglosa en cinco facturas: una de 10.577,82 euros, que sí parece haber sido tramitada adecuadamente; y otras cuatro cuya suma es superior a 15.000 euros (sin IVA) que es el límite del contrato menor por lo que debería haber salido a subasta o concurso público para que cualquier empresa pueda ofrecer sus servicios al Consistorio (el fraccionamiento de pagos está prohibido explícitamente por la ley). Sin embargo, según el Ejecutivo alpedreteño, Elena Sánchez no lo hizo al dividir el contrato en cuatro partes y adjudicárselo íntegramente a Dein Interdecor S.A.

A estas irregularidades hay que sumar que no se hizo propuesta de gasto, con lo que no pasó por Intervención.

Elena Sánchez, en el centro, en una imagen de archivo de un Pleno / FOTOGRAFÍA RAFA HERRERO

Invitación a dimitir

Pugliese asegura que “ya estaba prevista la remodelación del equipo de Gobierno” -que ha afectado directamente a Sánchez, que además de Hacienda ha perdido Contratación y Festejos (ahora en manos del alcalde, Juan Rodríguez) y la segunda Tenencia de Alcaldía y Portavocía del grupo municipal del PP (ahora para Rosario Peñalver)- “pero que ha coincidido con esto de la facturas”, lo que ha supuesto la pérdida del confianza del alcalde.

“El señor alcalde nos informó en la Comisión Informativa previa al Pleno que había invitado a la concejala a dimitir, pero que ésta no quiso. Y no quiere cesarla. Si ha habido esa pérdida tan grave de confianza ¿por qué la sigue manteniendo en el equipo de Gobierno?”, se pregunta Guiomar Romero, portavoz de Alpedrete Puede. “Hay que ser miserable para utilizar la Covid para tapar un error”, dijo esta edil en el Pleno.

La firma del alcalde

Además, la oposición subraya que el alcalde, Juan Rodríguez, firmó dos de las facturas, “lo que le hace corresponsable. Y le hace también responsable el mantener en el equipo de Gobierno a la señora Sánchez con poco empleo y sin sueldo”, denuncia Romero.

“El alcalde firmó el recibido del servicio. No podía no firmar porque las luces estaban”, justifica Pugliese, quien asegura que “ella (Sánchez) no ha dado ninguna explicación sobre las facturas”. “Nosotros no pasamos por alto que las cosas no se hagan bien y por eso esta persona ha dejado de llevar estas concejalías”.

Sin pagar a la empresa

A finales de 2019, el equipo de Gobierno de PP y Ciudadanos realizó un trasvase de 10.000 euros procedentes de la partida correspondiente al mantenimiento de los colegios para la compra de luces de Navidad, decisión que ya le acarreó las críticas de varios partidos de la oposición, aunque sí contó con el visto bueno de Intervención.

Ahora, en el Pleno ordinario de septiembre, la oposición votó en contra (excepto el edil no adscrito José Miguel Gordo) del levantamiento del reparo suspensivo (un reparo es la forma que adopta la actuación de Intervención en los casos de disconformidad), es decir, se impide que se inicie un trámite de revisión de oficio de la compra por parte del Ministerio de Hacienda, lo que puede derivar en “una denuncia por impago de la empresa Dein Interdecor S.A., que sí ha prestado sus servicios, al Ayuntamiento e iremos a juicio y tendremos que pagar las facturas, los intereses y las costas”, ha augurado el nuevo concejal de Hacienda.

Por su parte, desde Alpedrete Puede asegura que “la ausencia de consignación presupuestaria adecuada y suficiente es una clara causa de nulidad del contrato administrativo. Por tanto, el procedimiento general a aplicar en los casos de contratación irregular será instar la declaración de nulidad a través del procedimiento de la revisión de oficio. Una vez que ésta haya sido declarada, el contrato podrá liquidarse, debiendo restituirse las partes recíprocamente las prestaciones, o acudir a la vía del reembolso del valor de los suministros o servicios recibidos, para evitar que se produzca un enriquecimiento injusto de la Administración”.