Valdemorillo trabaja en un Plan Estratégico de Turismo para potenciar la promoción de su patrimonio histórico, cultural y natural

Situar a Valdemorillo como un municipio de referencia en la región sigue siendo una de las prioridades del Gobierno municipal que encabeza Santiago Villena. Por ello, a punto de dar por concluida la temporada estival, la Concejalía de Promoción Económica hace ya su particular balance del verano destacando “el buen dato que nos asegura ese flujo constante de visitantes con el que hemos contando estos meses, y que pone de relieve el creciente interés que despierta esta población a la hora de ser descubierta y visitada tanto por colectivos como por muchas otras personas a título individual llegadas de los más diversos puntos”.

Cueva Museo Valdemorillo
Imagen de una de las visitas a la Cueva Museo de Cerámica y Vidrio de Valdemorillo (CUMVAL)

La demanda registrada en el servicio de visitas guiadas, instrumento clave para dar a conocer el patrimonio natural, histórico y cultural, reporta así una buena puntuación al ser valorado y utilizado por los usuarios, lo que en la práctica sirve también de base para avanzar en un Plan Estratégico de Turismo a nivel local que, como anuncia la responsable del área, Rosalía Díez, “nos permitirá promocionar aún más nuestra villa, su oferta comercial y hostelera, sus recursos y, en definitiva, su imagen como sitio de interés para todos”.

Como reflejo de la importancia que viene cobrando la actividad turística en este municipio, no faltaron los protagonistas de historias entrañables por compartir. Este fue el caso de los jóvenes sobrinos de una vecina de origen irlandés, que procedentes de la propia Irlanda y de Rusia, recalaron en Valdemorillo para conocer su Cueva Museo de Cerámica y Vidrio (CUMVAL), así como las emblemáticas chimeneas, únicos vestigios que quedan en pie de la antigua fábrica de cuyos hornos salieron las piezas de vajilla que posee su tía desde su juventud.

Junto a ellos, muchos otros visitantes han ido dejando su poso, demostrando “que, una vez descubierto, este es un pueblo que invita a querer regresar”. Este el caso de Mercedes Cantero, miembro de una escuela de cerámica del madrileño barrio de Moratalaz, que se mostró encantada al comprobar de primera mano la importancia que alcanzara esta localidad en materia de producción de loza y vidrio. Y también el de uno de los grupos que en fecha más reciente han vivido la experiencia de entender mejor lo que representa este municipio a través de su historia y monumentos, como la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Ellos, los miembros del centro cultural CONOPUS, de Robledo de Chavela, compartieron explicaciones e itinerarios con representantes de la Tertulia Literaria La Fuente, e incluso con miembros del Ejecutivo local.

Estos son sólo algunos de los nombres propios entre quienes firmaron “el buen dato” y optaron por este destino buscando disfrutar, en plenas vacaciones, no sólo del paseo cultural, también de la sabrosa gastronomía y el privilegiado entorno natural, todos buenos ‘reclamos’ que animan a acercarse a descubrir esta Villa.

Pero, además, comprometida con el fomento del turismo como motor de desarrollo local, la responsable de esta nueva Concejalía de Promoción Económica está manteniendo diferentes reuniones con todos aquellos que le manifiestan su interés por aportar sus conocimientos sobre el pueblo e, incluso, para nutrir de más datos sobre el trabajo de la cerámica a nivel local. De hecho, la edil mantiene una actitud abierta a continuar recibiendo “a cuantos quieran contribuir a enriquecer nuestro saber sobre Valdemorillo”. “Queremos escucharles, estudiar sus propuestas y ser receptivos a toda idea que nos ayude en este objetivo de poner en valor esta villa a partir de su evidente potencial turístico”, señaló.

En este sentido, se recuerda que quienes quieran responder a este llamamiento sólo tienen que ponerse en contacto con el personal al servicio de esta Concejalía, con sede en el Edificio María Giralt, donde, concertada la entrevista, serán atendidos directamente por Rosalía Díez.