El camino de Blanca hacia La Peñota: una sencilla excursión por el GR-10 hasta la montaña de cuatro picos que domina Los Molinos

La Peñota es una de las montañas más emblemáticas e inconfundibles de la Sierra de Guadarrama, no tanto por su altitud –no llega a los 2.000 metros-, sino por su prominencia, su característica silueta y su privilegiada situación en el cordal guadarrameño, prácticamente equidistante entre el Alto del León y el Puerto de la Fuenfría, los dos puntos de partida más utilizados para atacar su cumbre desde la vertiente madrileña, junto al pueblo de Los Molinos, en cuyo término municipal se localiza, y en donde cada año se organiza una subida popular con motivo de las fiestas patronales, precisamente en estas fechas. 

Vista desde la Sierra desde la cima de La Peñota, donde el Ayuntamiento de Los Molinos instaló un banco hace unos meses, que poco después fue quitado

De los tres puntos señalados, el Puerto de la Fuenfría aparece como inicio más probable de la última marcha de Blanca Fernández Ochoa por las que fueron sus montañas predilectas desde niña, atendiendo a la localización de su coche en el aparcamiento de Majavilán, que marca el final de la carretera asfaltada de Las Dehesas y el punto de partida del gran número de pistas, sendas y veredas que forman la gran red que abarca el valle más característico de la Sierra, donde nace y recorre sus primeros kilómetros el río Guadarrama. Desde ese punto, tras pasar el Puente de Descalzo, se puede llegar al Puerto de la Fuenfría tras unos tres kilómetros de dura ascensión, bien por la calzada romana o por la borbónica, bien por el trazado más largo y suave que marca la carretera de la República por la pared oriental del valle, la que pasa por los miradores de los Poetas y el gran mirador de la Reina.

Otras opciones, menos transitadas y conocidas, pero no descartables dado el gran conocimiento de la Sierra que tenía la esquiadora, son las que ofrecen  veredas como la del Poyal de la Garganta o la de Piñuela, que escalan la pared occidental del valle atrochando casi en perpendicular hacia el cordal que recorre el GR-10 (Camino de Gran Recorrido), ahorrando así al senderista el tener que desviarse más hacia el norte con la subida a la Fuenfría, es decir, en sentido contrario a La Peñota. Otra posibilidad de ruta desde el aparcamiento Majavilán es tomar el camino Puricelli en el Hospital de la Fuenfría y caminarlo en sentido Sur hasta conectar con el Camino de los Campamentos, uno de los más conocidos de la Fuenfría, del que parte un ascenso más directo por la Vereda de los Poyalejos hasta el Collado del Rey, el enclave situado a unos 1.700 metros de altura a pie de La Peñota donde apareció el cadáver de Blanca este miércoles.   

Imagen de la zona del Collado del Rey donde apareció el cadáver de Blanca Fernández Ochoa

La mayoría de las veredas que suben desde el valle hasta el cordal occidental van a parar al GR-10, coincidente con la famosa Calle Alta de la Fuenfría hasta que ambos itinerarios se separan en el Collado de Marichiva. Se trata de una pista nada complicada en esa parte, la que une el Puerto de la Fuenfría con las faldas de La Peñota en aproximadamente cinco kilómetros, tras pasar enclaves tan conocidos como la Peña del Águila o el propio Collado de Marichiva, en donde engancha con espectaculares rutas hacia la vertiente segoviana, como la que baja por la Garganta del Río Moros, antes de desembocar en el conjunto de cuatro picos que conforman La Peñota, con alturas comprendidas entre los 1.920 y los 1945 metros. Dos de ellos, prácticamente gemelos, conforman la cumbre principal.

El acceso a La Peñota no requiere de dotes especiales para la escalada, más allá de tener la precaución habitual de cuando se camina entre piedras y se gana altitud de forma rápida, y el ser cuidadoso con el avituallamiento líquido, sobre todo en época veraniega, dada la escasa vegetación en sus partes altas. Es por ello que es una de las excursiones serranas más características fuera del núcleo de montañas más altas y conocidas, como puedan ser la Bola del Mundo, La Maliciosa, Peñalara o todo el itinerario de la Cuerda Larga. 

En total, se puede calcular en poco más de dos horas la marcha desde la ubicación del coche de Blanca hasta la zona en la que apareció su cadáver este miércoles, el Collado del Rey, una zona rocosa sin grandes desniveles a casi 1.700 metros de altura, a la que se accede desviándose del GR-10 en dirección Sur. También se puede llegar a la zona en unas tres horas si se parte del Alto del León o desde Los Molinos. Desde esta localidad, los caminos que atacan la cumbre enlazan con pistas de uso ganadero como el Camino de La Solana o la senda de Los Lomitos, que faldean la parte baja de La Peñota y unen Cercedilla con Tablada y la carretera del Alto del León. En todos los casos zonas muy conocidas por molineros y parraos, y más por una Blanca Fernández Ochoa enamorada de la Sierra del Guadarrama desde que llegó siendo muy pequeña con sus padres y hermanos para vivir en el Puerto de Navacerrada.

Jaime Fresno