El Ejecutivo de Collado Villalba lleva a Pleno una modificación presupuestaria de 5 millones de euros para pagar deuda y realizar inversiones

El próximo viernes, 6 de septiembre, se celebrará un Pleno extraordinario en Collado Villalba en el que el Ejecutivo (PP y Ciudadanos) propondrá dos modificaciones presupuestarias por un importe total de 5 millones de euros procedentes del remanente líquido de tesorería del Consistorio, donde hay más de 14 millones de euros. La mitad de esta cantidad se destinará a amortizar deuda mientras que otros 2,5 millones de euros se dedicará a inversiones en diferentes áreas.

Para llevarlo a cabo, el equipo de Gobierno necesita el apoyo de al menos tres concejales de la oposición al estar en minoría, pero esta mañana tanto Unidas por Collado Villalba como Vecinos desconocían que el viernes hubiera sesión plenaria.

Así, la Concejalía de Urbanismo recibirá 650.000 euros para el pago de suministros, mientras que Deportes va a contar con una inversión de 128.780 euros para la instalación de marcadores electrónicos en los colegios, la reparación de fotos o la celebración de la Semana del Deporte. También habrá 218.000 euros para el arreglo del segundo vaso de la piscina y tejado del Centro Acuático.

Además, Cultura, Festejos, Infancia y Juventud recibirán 250.000 euros con el objetivo de incrementar el programa de actividades “lo que repercutirá directamente en la dinamización social y económica de la localidad”, ha afirmado el edil Hacienda, Miguel Aisa; mientras que en Educación se van a llevar a cabo diferentes actuaciones de mantenimiento y mejora de los colegios públicos, como la remodelación de la cocina de la Escuela Infantil La Vaca Flora, así como la potenciación de las Bibliotecas de Barrio.

En materia fiscal, Vargas ha señalado la bonificación del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) en un 75 por ciento para las familias numerosas de categoría general (tres hijos), un 90 por ciento para las familias numerosas de categoría especial (cuatro hijos o más), y en un 50 por ciento para aquellos vecinos que emprendan mejoras de eficiencia energética en sus viviendas. “Así apoyamos la natalidad y la protección del medio ambiente”.

 

Mejora de la contratación y transparencia

Por su parte, el primer teniente de alcalde, Bernardo Arroyo, ha puesto de manifiesto el calendario de actuaciones del equipo de Gobierno en materia de contratación y transparencia, con acciones a corto, medio y largo plazo. Con el objetivo de mejorar la gestión del Ayuntamiento, se potenciará la sede electrónica, para lo que se van a automatizar bastantes procedimientos como liquidación, padrón, tributos o la matriculación en actividades deportivas, entre otros. “Los vecinos lo podrán hacer desde su domicilio, por lo que se ganará en eficiencia”.

Arroyo se ha comprometido a que antes de que finalice el año se modificarán las ordenanzas para dinamizar la actividad económica, se eliminarán trámites que no sean necesarios y se simplificará la tramitación; se implementará el portal de transparencia como obliga la ley; y comenzará a funcionar la mesa de contratación para el pliego del servicio de recogida de basura y limpieza viaria con el trabajo del comité de expertos. Además, se podrá en marcha el proyecto de compostaje doméstico, proyecto piloto para el que se repartirán 100 compostadoras domésticas.

Con estos hitos “se podrá exigir y habrá transparencia. Será una acción de gobierno que se va a poder seguir y testear”, ha afirmado el concejal de Ciudadanos.

 

Reducción de la deuda

Por otro lado, la alcaldesa, Mariola Vargas, ha hecho hincapié en la reducción de la deuda. De aprobarse la propuesta del viernes, se pasaría de 120 millones en 2011 (un 267 por ciento del presupuesto municipal) a 35,7 (60,95 por ciento). “Hemos hecho un viaje de Pekín a Berlín”, ha dicho la regidora, quien se ha felicitado por los primeros 80 días de gobierno: “vamos en la buena línea”.

Vargas ha anunciado que se está trabajando en el presupuesto de 2020 y ha recordado que “las cuentas del Ayuntamiento siguen intervenidas por el Ministerio de Hacienda. Vamos a negociarlo con ellos” y ha recordado que hasta el año 2022, el Consistorio está sometido a Planes de Ajuste, lo que implica que el Gobierno Central da el visto bueno de los presupuestos municipales. “Tenemos un margen mínimo para decidir en qué gastarnos el dinero ya que los gastos están comprometidos”, ha dicho sobre la posibilidad de que los partidos de la oposición participen en la elaboración de los presupuestos. “Si Hacienda levantará la mano, se podría hacer algo más”.