El velódromo de Galapagar se convierte en un centro multifuncional tras la instalación de redes retráctiles

El Ayuntamiento de Galapagar ha finalizado las obras de la instalación de cuatro redes independientes, retráctiles y de accionamiento automático en el velódromo municipal. Están concebidas, diseñadas y fabricadas para dividir el velódromo en dos zonas, la pista central y la zona de rodadura. El objetivo es un mejor aprovechamiento de la instalación, permitiendo realizar de forma segura varias actividades independientes de manera simultánea en el mismo recinto.

De esta manera se podrán duplicar las horas tanto de ciclismo como atletismo, así como el resto de los deportes que se pueden realizar en la pista central como fútbol sala, baloncesto y voleibol. Los trabajos, que se iniciaron el pasado mes de abril, ha supuesto una inversión de 72.500 euros.