El gobierno en minoría de Partido Popular y Ciudadanos no consigue aprobar los salarios de los concejales de Collado Villalba

Miembros de Unidas por Collado Villalba y Vox, en el Pleno celebrado esta mañana

El primer Pleno de la legislatura en Collado Villalba ha hecho patente la minoría en la que se mueve el equipo de Gobierno de Partido Popular y Ciudadanos, con diez representantes. Los apoyos de las dos ediles de Más Collado Villalba no han sido suficientes para aprobar las retribuciones que tendrán los miembros de la Corporación municipal esta legislatura así como el incremento de los cargos de confianza y su salario.

“Han hecho una especie de contubernio, un conxuro, como en las queimadas, para destrozar. Yo esperaba que el jefe de la oposición fuera el partido más votado de la oposición y ha estado absolutamente desaparecido del Pleno, parecía que el jefe fuera Unidas, pero he echado de menos la experiencia y la sensatez que ha tenido en ocasiones el PSOE. Algunos han mandado propuestas a las que luego han votado en contra. Lo más sorprendente ha sido Vox, que estaba a la izquierda de Unidas, con el vestido morado, ha sido una puesta en escena estupenda, creo que es lo que nos espera de ahora en adelante y tendremos que aprender a consensuar o a gobernar así”, ha dicho la alcaldesa, Mariola Vargas, a la salida del Pleno.

“Vamos a estar confiados en las palabras que ha soltado la oposición del consenso, la transparencia… Estamos convencidos de que vamos a tener que llamar a un notario a todas las reuniones porque tenemos una pérdida de memoria preocupantes, pero vamos a ser positivos y a apostar por el diálogo y estoy muy interesado por ver cómo se van a desarrollar las comisiones informativas”, ha dicho Bernardo Arroyo, quien ha recocido que se ha sentido “muy bien acompañado por mis compañeros. Estamos aquí para gobernar y ejercer la responsabilidad y es lo que exigimos al resto de partidos de la oposición”.

 

Los sueldos

La propuesta de Ejecutivo se cifra en los 65.000 euros anuales que cobraría la alcaldesa, 60.000 los tenientes de alcalde (Bernardo Arroyo y Yolanda Martínez), 50.000 los miembros de la Junta de Gobierno (Adan Martínez e Iván Pizarro), y 45.000 el resto del equipo, cantidades idénticas a las de la legislatura pasada. Tan solo aumenta el número de concejales que lo conforman, que pasan de 8 a 10. Por su parte, en la oposición, los concejales con dedicación exclusiva pero sin dedicación aumentarían su sueldo de 30.000 a 40.000 euros brutos al año.

Así, los miembros del grupo municipal socialista cobrarían un máximo de 120.000 euros brutos año, a repartir entre sus seis ediles; Unidas por Collado Villalba, 60.000 y Más Collado Villalba y Vox, 40.000 cada formación. En cuanto a Vecinos por Collado Villalba y Más Madrid recibirían 20.000 euros brutos anuales cada uno.  A esto hay que añadir los 636,36 euros brutos, con un máximo de 7.000 euros al año que cobrarían los concejales sin dedicación que acudan a las sesiones de los órganos colegiados como los Plenos. Sin embargo, se suprimen los auxiliares administrativos que contaba cada grupo.

En cuanto a los cargos de confianza, pasarían de los tres que tenía el Partido Popular a los que se destinaba 148.000 euros brutos al año (y que Ciudadanos en la anterior legislatura pidió rebajar de cinco) a los cinco con los que contaría ahora el nuevo Ejecutivo y que supondrían un coste de 212.000 euros brutos al año a las arcas municipales. Estos asesores cobrarían 45.000 euros brutos al año tres de ellos, y 40.000 y 30.000 euros al año los otros dos cargos.

 

Debatir en comisión informativa

Ninguna de estas propuestas ha salido adelante, ya que el voto favorable de PP y Ciudadanos y la abstención de Más Collado Villalba no ha sido suficiente. El resto de grupos ha pedido que este asunto se debata en la comisión informativa correspondiente, ente creado esta misma mañana (ha sido el único punto del orden del día, junto con la aprobación del acta de la sesión del 15 de junio que ha contado con el voto favorable de todos los grupos). Así que una vez debatido en comisión, se convocará un Pleno extraordinario para la aprobación de las retribuciones de los concejales, sesión que se celebrará antes del 18 de julio, día que tendrá lugar el próximo Pleno ordinario.

Vituco Alcolea, el portavoz socialista, ha criticado la forma y no el fondo de la cuestión pidiendo que se retirase del orden del día y se debatiese en comisión informativa. “Queremos que los políticos estén retribuidos acorde a lo que esperamos de ellos. Que trabajemos por unas retribuciones justas y acordes a las del resto de país”. Sin embargo, desde Unidas por Collado Villalba han propuesto la rebaja de salarios, en especial el de la alcaldesa, sugiriendo que podría ser de cuatro veces el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), es decir unos 50.400 euros al año, y no de más de cinco veces como es ahora. En esta línea han ido los argumentos del portavoz de Más Madrid, Gonzalo Díaz, que ha lamentado además que no tenga despacho propio y tenga que compartir espacio con Vecinos por Collado Villalba. “Como están en minoría y no han hablado con nadie se extrañan de que les voten en contra, bienvenidos a la democracia”, ha dicho Díaz.

Tanto Vox como Vecinos por Collado Villalba se han agarrado a su programa electoral, donde se comprometían a la eliminación de los cargos de confianza y a la bajada de salarios, respectivamente, para votar en contra de la propuesta del Ejecutivo. “Un alcalde tiene que ser un buen gestor y no necesita cargos de confianza”, ha dicho Ana Isabel Dompablo, portavoz de Vox.

En cuanto a la abstención de Más Collado Villalba, su portavoz, Cristina Toral, ha mostrado sus dudas por “cómo se han elegido los cargos de confianza” con la esperanza que no sean “el pago de favores políticos” y ha recordado que el anterior alcalde socialista, José Pablo González, tenía 14 asesores y que su salario “era mucho más alto” que el de la actual regidora.

El portavoz del Ejecutivo ha argumentado que su planteamiento “es bastante moderado y dentro del marco legal” y ha reconocido que hace cuatro años propusieron la reducción de los cargos de confianza de cinco a tres, pero ahora “hemos propuesto esto para poder gobernar”.

Al no aprobarse este punto, se han retirado del orden del día la modificación de la plantilla de personal del presupuesto 2015 por supresión y creación de plazas de personal eventual y la modificación de la relación de puestos de trabajo por supresión y creación de plazas de personal eventual.

 

El resto de puntos, también rechazados

Igual suerte han corrido el resto de puntos del orden del día del Pleno. Tampoco la asignación de los grupos municipales (Partido Popular y PSOE, 4.078 euros; Ciudadanos, 3.351; Unidas por Collado Villalba, 2.980;  Vox y Más Collado Villalba, 2.623; y Vecinos por Collado Villalba y Más Madrid, 2.259), que se mantiene igual que en la pasada legislatura, se ha aprobado. La oposición ha utilizado los mismos argumentos de la necesidad de pasarlo antes por comisión informativa, aunque en este punto Más Collado Villalba ha votado a favor. “Aunque la propuesta es razonable, votamos en contra porque queremos que los cauces se ajusten a la nueva realidad política”, ha explicado Alcolea. “No creemos en las reuniones bilaterales, sino que queremos estar todos y debatir”.

Arroyo ha acusado a la oposición de actuar como un “teatrillo”. “No vale decir que soy nuevo, hay que venir con los deberes hechos. Hay que saber donde uno entra, en una organización con una estructura como es un Ayuntamiento”, declaraciones que han sido contestadas tanto por Vox y Vecinos como por Más Madrid. “Nosotros hemos hecho los deberes por respeto a nuestros votantes, pero en base al derecho, pedimos que esto se debata en una comisión”, ha espetado Dompablo, mientras que Barrantes lo ha lamentado también. “Me duele que me digan que no he hecho los deberes. Me tomo muy en serio mi trabajo de concejala”. Por su parte, Díaz ha dicho que “usted dice que esto es un teatrillo pero lo suyo es una tragedia griega: ha venido a perder los seis puntos del orden del día y sigue por el camino de no retirarlos”.

El último punto, que hacía referencia a la delegación de competencias del Pleno en la Junta de Gobierno y en la alcaldesa, tampoco se ha aprobado. Mariola Vargas ha intentado convencer a la oposición de la necesidad de aprobar este punto para poder llevar a cabo varios trámites administrativos como la solicitud de subvenciones, pero se ha encontrado con toda la oposición de frente. “Nosotros estamos en contra de las subvenciones y vamos a fiscalizar todas las que se dan y las que recibe el Ayuntamiento”, han dicho desde las filas de Vox.

Por su parte, Eva Morata, portavoz adjunta de Unidas por Collado Villalba, ha recordado que en la pasada legislatura el Partido Popular “perdió” dos subvenciones, una en relación a las becas escolares de comedor y otra sobre la recogida de residuos, “porque el Ejecutivo dijo que no le había dado tiempo a pedirlas, cuando nosotros les avisamos con dos y seis meses de antelación y ahora les entran las prisas para pedir subvenciones”.

Tampoco ha salido adelante el nombramiento de los representantes para los órganos colegiados, asunto que también tendrá que tratarse en una comisión informativa.