Diosdado Soto (PP), nuevo alcalde de Guadarrama con un Ejecutivo en minoría al que se suma Ciudadanos

El Partido Popular de Guadarrama ha recuperado este sábado la Alcaldía de Guadarrama, toda vez que ningún grupo ha logrado obtener la mayoría absoluta en la sesión constitutiva de la nueva Corporación municipal, de manera que automáticamente el Gobierno pasa a manos de la lista más votada, en este caso la del PP (cuatro concejales), que en la investidura ha sumado además el apoyo del único concejal de Ciudadanos, formación que se integrará en el Ejecutivo tras alcanzar un acuerdo de gobernabilidad. El resto de partidos se han votado a sí mismo: APPG (cuatro concejales), PSOE (tres), Vecinos (tres), Vox (uno) y Podemos-IU (uno).

De esta forma, Diosdado Soto se ha convertido ya en el nuevo alcalde de Guadarrama, relevando a Carmen María Pérez del Molino (APPG), poniéndose al frente de un Gobierno en minoría (5 de 17 concejales), cuya estructura y reparto de delegaciones se definirá en los próximos días. “Todos éramos conocedores de que no se había podido alcanzar un acuerdo para tener una mayoría absoluta”, señalaba Diosdado Soto, si bien aseguraba que su gobierno reúne “juventud, ilusión y compromiso” para trabajar por Guadarrama. “Estamos muy satisfechos”, reconocía, añadiendo que los pasos dados por su partido en los últimos días han sido “muy madurados y meditados”, contando con el visto bueno de la Ejecutiva local y de la dirección regional.

El ya alcalde reprochaba a APPG que “hasta el último minuto haya intentado pactar con la izquierda, removiendo Roma con Santiago para impedir que llegásemos a la Alcaldía”. “Hemos intentado pactar con ellos, principalmente porque era la segunda fuerza más votada, pero no ha podido ser; hemos pasado de una primera reunión en la que no querían tener ninguna responsabilidad a que luego nos hayan pedido la Alcaldía a medias. Esos cambios sólo conducen a una situación de inestabilidad, cuando lo que el gobierno necesita, aunque estemos en minoría, es operatividad y agilidad”, manifestaba. “Vamos a ser capaces de realizar lo que APPG no ha sido capaz de hacer a lo largo de estos últimos años, porque era un gobierno gastado y sin ideas, que además no ha sabido dialogar; todo eso va a cambiar a partir de ahora”, añadía.

“Hemos hablado con todos, excepto con Vecinos por Guadarrama, que no querido establecer contacto con ninguna formación”, proseguía. De hecho, Vecinos ya había avanzado que no pactaría con nadie, algo que el regidor popular ha considerado “irresponsable”. “Respeto las estrategias políticas de cada uno, pero no pueden pretender ser adalides del cambio sin tomar parte del mismo”, concluía Diosdado Soto, que en los próximos días dará cuenta de la estructura del gobierno y del reparto de delegaciones.