La procesión de la Virgen de la Esperanza este domingo, prólogo de la tradicional Romería de Valdemorillo

Valdemorillo se prepara ya para comenzar a abordar una ‘apretada’ agenda que hace de este mes una auténtica sucesión de fechas al encuentro con la tradición. Y la primera, este domingo 9, cuando la treintena de niños de la localidad que acaban de recibir su Primera Comunión, junto a miembros de las Hermandades locales, vecinos y autoridades, acompañen la talla de la Virgen de la Esperanza, venerada durante todo el mes de mayo en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, por las calles del centro urbano de Valdemorillo con motivo de la fiesta de Pentecostés. Una procesión que marca fecha clave por ser el día del año en que la citada imagen completa recorrido por el centro histórico de esta villa. Porque como manda la costumbre, terminada la misa de tarde, con inicio a las 19:30 h., arranca el cortejo desde el templo parroquial para avanzar por Balconcillos hasta alcanzar la Plaza de Doña Ana de Palacio, continuando por Gloria Patri hasta el entronque con la calle Real y desde allí seguir marcha en dirección a la Plaza de la Constitución.

Una vez completado el recorrido por las calles La Fuente y Ramón Gamonal, y retornada al punto de partida, culmina el encuentro que sirve como preámbulo a lo que ha de ser el siguiente domingo, día 16, cuando, una vez oficiada la misa de las 9:30 horas, se despide a la Virgen de la Esperanza, emprendiendo el retorno a su altar en la Ermita de Valmayor. Un regreso que constituye una de las jornadas más multitudinarias de las que se viven en Valdemorillo, su romería. Una cita en la que se suceden los pasos del rondón, los sones serranos y un sinfín de emociones.

Y, además, este año, el cuarto domingo de junio, el 23, también marcharán pasos tradicionales por el casco urbano, los de la procesión del Corpus Christi, nuevamente con los niños que comulgaron por vez primera esta primavera y demás cortejo, efectuando las paradas y respectivas bendiciones ante los altares que disponen algunos vecinos ante portales y otros puntos de la vía pública. El colofón llegará con el Baile de la Bandera, una peculiaridad de Valdemorillo, manteniendo viva la costumbre de hacer danzar el estandarte de la Hermandad del la Esclavitud del Santísimo Sacramento, fundada en 1662. Es la ocasión de probar la destreza y agilidad de los abanderados que, en plena Plaza de la Iglesia, mueven, ondulan y desenrollan la bandera, poniendo notas de gran vistosidad entre los sones de la dulzaina y el tamboril que siempre acompañan el momento.

Cerrando ya toda esta ‘agenda’ el lunes 24, festividad de San Juan, volverá también a tener su celebración, comenzando ésta con la misa en la ermita del santo de esta localidad, que se oficiará desde las 19:30 horas.