El Colectivo Rousseau de San Lorenzo denuncia el impedimento del acceso a la sede del PSOE para continuar con sus sesiones de cine

El Colectivo Rousseau de San Lorenzo de El Escorial, presidido por Félix Alonso, ha denunciado el “impedimento del acceso” a la sala Juan Negrín, dentro de la sede local de la Agrupación Socialista en la calle Dorregaray (bajos del Edificio Godoy), donde esta asociación proyectaba los viernes distintas películas, seguidas por una tertulia.

En una carta abierta dirigida al secretario de Organización de los socialistas sanlorentinos, José Emilio España, la Junta Directiva del colectivo señala que el pasado viernes, 1 de junio, se encontraron con que se había cambiado la cerradura de la Casa del Pueblo, lo que propició “una situación entre absurda y ridícula; en todo caso, sumamente desagradable”.

Absurda, afirman, “porque existe un acuerdo verbal, y remunerado, para la cesión de la sala. Fiel a dicho compromiso, la asociación está al corriente de pago de la cuota acordada, siempre ha reparado las averías del equipo de proyección y jamás ha ocasionado ninguna clase de incidente que justifique una actuación tan desmedida”.

Ridícula, prosiguen, “porque el grupo de personas afines a las actividades del Colectivo Rousseau, bien sean socios o simples simpatizantes, desde luego incluyen afiliados al PSOE, pero también a ciudadanos sin filiación política”. “Las que tuvieron la mala suerte de acudir a nuestra sesión cinematográfica del pasado viernes quedaron perplejas ante la puerta trancada. Ante una acción totalmente inadvertida y arbitraria hasta el despotismo”, continúa la carta.

Y “desagradable”, añaden, porque más allá de los problemas internos en el PSOE, “nuestros afines jamás esperarían que una opción política progresista como la que debería representar cualquier Agrupación Socialista” propiciara “tal maltrato a la cultura a través de una de sus manifestaciones más populares: el cine”.

Para finalizar, la directiva del Colectivo Rousseau asegura “deplorar” el impedimiento del acceso a la sala Juan Negrín, considerando que se trata de una decisión “injustificada”. “Cuando haya una nueva Ejecutiva, respetuosa con los valores socialistas y de izquierdas que representa el Colectivo, volveremos a nuestra actividad”, concluyen.