El Tribunal Supremo suspende cautelarmenta la exhumación de Franco, que había sido fijada por el Gobierno para el 10 de junio

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha decidido por unanimidad suspender cautelarmente la exhumación de los restos de don Francisco Franco Bahamonde, prevista para el 10 de junio a las 10:00 horas, tal como había anunciado el Gobierno de Pedro Sánchez hace unos meses.

La razón para adoptar esta decisión es la de evitar el perjuicio que, de otro modo, se causaría a los recurrentes y, especialmente, a los intereses públicos encarnados en el Estado y en sus instituciones constitucionales, los cuales se verían gravemente afectados si, exhumados esos restos, se estimara el recurso y fuera preciso devolverlos al lugar en que se hallan, según indica la resolución del Supremo.

“Ninguna familia debe ser obligada a pasar por dos exhumaciones y tres entierros de uno de sus seres queridos mientras no se hayan agotado todas las vías jurisdiccionales en las que podría hacer valer sus legítimos derechos”, argumentaba la familia en su recurso.