El “Cristo Cruficado” de Tiziano regresa al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial tras los trabajos de restauración

La obra “Cristo Crucificado” de Tiziano podrá contemplarse a partir de este martes, 4 de junio, en la Sacristía de la Basílica del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial tras haber finalizado los trabajos de restauración, que se han realizado en los Talleres de Patrimonio Nacional en el Palacio Real de Madrid. Con motivo de la reincorporación de este cuadro, la Sacristía del Monasterio abrirá sus puertas durante el mes de junio de martes a viernes, desde las 11.00 hasta las 14.00 horas, según ha informado Patrimonio Nacional en un comunicado.

Las obras de restauración comenzaron tras producirse, en octubre de 2018, el desprendimiento del “Cristo Crucificado”, en el que el óleo, de 242 x 137 centímetros, sufrió un desgarro horizontal de 97 centímetros en el soporte de la tela, afectando a la zona inferior del cuadro.

Tras los procesos de evaluación se ha procedido a la recolocación de las dos telas del lienzo, original y de forración, así como a la consolidación de la capa pictórica de los bordes del desgarro y a la recuperación del soporte mediante una microcirugía, haciendo coincidir los hilos de la urdimbre y entretejiendo los de la trama. Asimismo, se han colocado hilos dobles en posición vertical a modo de puentes de unión, aplicados con cola animal y gacha (masa blanda). Con el lienzo estabilizado se han estucado las pequeñas faltas, reintegrándolas cromáticamente y protegiéndolas con barniz.