El CUC Villalba busca una última jornada mágica que evite su histórica caída a Primera Regional

El CUC Villalba ganó in extremis a la AD Torrejón (1-0) y ha logrado llegar vivo a la última jornada en Preferente, que se va a disputar este domingo 2 de junio en horario unificado, con todos los partidos a las 11 y media de la mañana. El equipo amarillo era carne de Primera Regional en el minuto 87 de su partido del pasado domingo ante el subcampeón de Liga, la AD Torrejón, pero el gol salvador de Tomás que le dio la victoria y las derrotas del Periso y del Torrelodones le mantuvieron a flote. Ahora necesita que la última jornada de Liga sea igual de mágica para evitar una histórica caída a Primera Regional, categoría que no conoce desde hace casi 30 años. Tampoco depende de sí mismo el Torrelodones, cuya derrota por 4-2 en Aravaca le devolvió al pozo del descenso y ahora necesita vencer este domingo a La Moraleja en el Julián Ariza y esperar a que no ganen a la vez los dos equipos que marcan la salvación, a saber, Periso y Escuela Barrio del Pilar. 

Las cuentas de la salvación

La situación es tan dramática que sólo existe una posibilidad de que se salven a la vez los dos equipos serranos, y es que ambos ganen sus partidos para que el Torrelodones se salve con 38 puntos y el CUC Villalba lo haga con 37, a base de forzar un cuádruple empate con Periso, Escuela Barrio del Pilar y un San Agustín del Guadalix B que también llegaría a esa cifra ganando en el Barrio del Pilar. Los villalbinos se salvarían, puesto que en ese caso sumarían 10 puntos en la liguilla a cuatro, por los nueve de la Escuela Barrio del Pilar y del San Agustín B, y los siete del Periso, que sería el gran perjudicado. Pero aún estaría por ver si caerían a Primera Regional uno o dos equipos de ese cuarteto, en función de lo que haga el Torrelodones, porque si los de Willy Galán ganan a La Moraleja en el Julián Ariza, se irían a los 38 puntos y adelantarían a los cuatro implicados, generando un puesto adicional de descenso en la liguilla a cuatro que nunca sería para el Villalba, pues en ese caso acabaría 14º, en la primera plaza de salvación, y  habría que ver quién acompaña al Periso a Primera Regional, dado que el empate a nueve puntos en la liguilla de cuatro entre el San Agustín B y la Escuela Barrio del Pilar tendría que deshacerse por golaverage particular, apartado dominado por los madrileños tras su victoria por 0-2 en la ida. 

Lógicamente, todos estos cálculos se basan en que se den las condiciones que necesita el CUC Villalba, que bajaría a Primera automáticamente si no gana al Periso, o si gana y, a su vez, lo hace el Torrelodones y la Escuela Barrio del Pilar puntúa ante el San Agustín B. La opción del cuádruple empate está ahí, pero parece muy descabellada, puesto que para que se dé es imprescindible la victoria del San Agustín B  en el Barrio del Pilar, dentro de una dinámica de resultados y sensaciones muy favorable a los madrileños. 

El otro análisis, más sujeto a la realidad, es chequear las posibilidades de CUC Villalba y Torrelodones por separado, dando por hecho que uno de los dos caerá a Primera Regional. En el caso del Villalba, el camino más simple, dentro de lo que cabe, es ganar al Periso y esperar a que no lo haga el Torrelodones, con independencia de lo que suceda en el duelo del Barrio del Pilar. Si así fuera, los villalbinos, que son penúltimos, ganarían las tres posiciones que necesitan, superando a los torresanos, al Periso (tanto en un hipotético cuádruple empate como en un bis a bis, dado que el Villalba tomaría el golaverage particular a los madrileños tras el 2-2 de la ida) y al San Agustín del Guadalix B, con el que sólo entraría en litigio en esa liguilla a cuatro que le favorece.

El caso del Torrelodones, que afronta la jornada final con un punto más que el CUC Villalba, también es muy delicado, al no depender de sí mismo. La derrota por 4-2 en Aravaca le obliga a ganar a La Moraleja en el Julián Ariza y a esperar a que no ganen a la vez el Periso y la Escuela Barrio del Pilar, que en ese caso serían inalcanzables, al irse a los 40 puntos. En caso de que alguno de estos equipos empatara su partido y los torresanos les igualaran a 38 puntos, el golaverage perjudica al Torrelodones en un hipotético empate con la Escuela Barrio del Pilar (3-4 en el particular), y le beneficia ante el Periso, recurriendo en este caso al golaverage general, que es de -7 para los serranos, y de -9 para los madrileños. En cuanto al triple empate a 38 puntos, el perjudicado sería de nuevo el Periso, que suma seis puntos en la liguilla de tres, por los siete de sus dos rivales. En ese caso, el mejor sería la Escuela Barrio del Pilar, por ganarle al Torrelodones el golaverage particular.  

Precedentes halagüeños 

El CUC Villalba se jugará el ser o no ser en el mismo escenario, el García de la Mata, en el que cimentó en 2012 el título de Liga y el ascenso a Tercera División en la etapa de David Gordo, gracias al famoso gol en el tiempo añadido de Álvaro que le dio la victoria por 2-3. Desde entonces, el Unión no conoce la derrota en el García de la Mata, donde ganó el año pasado por 1-2 y empató a un gol en las temporadas 14/15 y 16/17. Sin embargo, la visita al Periso tiene otras particularidades que hablan de un partido que será de poder a poder. Los locales sólo han perdido en casa en la segunda vuelta frente a los dos ascendidos, Moratalaz y Torrejón, y ante el cuarto clasificado, la Concepción, además de ganar tres de los cuatro últimos partidos jugados. Y luego está la posibilidad de que el Villalba pueda llegar  en precario, dado que, ante la AD Torrejón, David García ya no pudo contar con Borja Pascual, Víctor Cacho, Gallego ni Cortijo. El técnico no sabrá hasta el entrenamiento de hoy viernes si dispone de los dos últimos, claves respectivamente en la defensa y en la zona de creación.

Jaime Fresno