Un grupo de grafiteros para un tren entre Galapagar y Torrelodones, atacando a un vigilante de seguridad fuera de servicio

Un grupo de grafiteros ha parado esta tarde un tren de Cercanías entre Galapagar y Torrelodones, realizando pintadas en uno de los vagones. Según ha informado a través de Twitter el concejal de Seguridad de Galapagar, Borja Luján, un vigilante de seguridad que se encontraba fuera de servicio ha intentado impedir la acción de uno de los autores de este acto vandálico, momento en el que otro de los integrantes del grupo le ha lanzado varias piedras, resultando herido en la cabeza, por lo que ha tenido que ser atendido por efectivos del SUMMA-112. También han intervenido agentes de la Guardia Civil de Galapagar.

El incidente se produjo en el tren que cubría la línea C10, Villalba-Areopuerto T4, a las 15:21 horas, entre Galapagar y Torrelodones. La parada afectó a un total de cuatro trenes de Cercanías, con un retraso total de 58 minutos.