El CUC Villalba gana al Torrejón (1-0) y lleva a la última jornada su agónica lucha por seguir en Preferente

El CUC Villalba sigue vivo en Preferente. Es la gran noticia que dejó la penúltima jornada de Liga, en la que los amarillos ganaron a la AD Torrejón y esquivaron el descenso porque perdieron el Periso y el Torrelodones. La combinación de un empate de los madrileños en su visita al Complutense, donde perdieron 2-1, con un triunfo del Torrelodones en Aravaca, donde los Willy Galán cayeron por 4-2, hubiesen mandado al Villalba a Primera Regional sin importar su resultado.

Detalle de la clasificación en el Grupo I de Preferente / Fuente: futmadrid.com

Con esa espada de Damocles, y en una situación nada halagüeña a causa de bajas como las de Gallego, su central de referencia, o sus dos jugadores de más calidad, Iván Cortijo y Borja Pascual, el Villalba se enfrentó obligado a ganar a una AD Torrejón que llegaba a la Sierra ya como equipo de Tercera División, pero todavía en condiciones de discutir el título de Liga a la Escuela Moratalaz. Esa presión se hizo notar en una primera parte en la que el Villalba volvió a ceder metros para la posesión de balón visitante, y se configuró para sorprender al contragolpe con Aitor Molina y Guille Sánchez, novedad en el once de David García. El dominio territorial de los del Corredor se tradujo en una buena ocasión de Dani Ro, cuyo remate de gol se estrelló en un defensor, pero la primera parte también ofreció alguna opción a los serranos en acciones a balón parado. Tras el descanso, y con la amenaza del descenso automático encima, el Villalba fue abriendo líneas y se expuso a los contragolpes del Torrejón, que gozó de dos ocasiones para adelantarse, en las botas de Pradillos y Roberto Izquierdo. Por suerte, el 0-1 no llegó y sí la carga final del Villalba, que se lanzó con todo a por el gol que le dejara con vida y acabó encontrándolo en un certero remate de Tomás a dos minutos del tiempo reglamentario. Como hace unas semanas ante el Galapagar, el postrero tanto llevó el delirio a una grada que aún confía en que su equipo evite la caída a Primera.

Cuádruple empate favorable

La victoria sobre la AD Torrejón lleva al CUC Villalba a los 34 puntos, a tres de la permanencia que ahora marcan el Periso, su próximo rival, y la Escuela Barrio del Pilar. Esa situación hace que los villalbinos tengan que ganar obligatoriamente al Periso en el García de la Mata y esperar a que la Escuela Barrio del Pilar pierda en casa con un San Agustín del Guadalix B que también necesita el triunfo para no bajar. Si se dieran esas dos premisas, los cuatro equipos irían a un cuádruple empate a 37 puntos que favorecería al CUC Villalba, puesto que los de David García sumarían 10 puntos en la liguilla a cuatro, por los nueve de la Escuela Barrio del Pilar y el San Agustín B, y los siete del Periso, que sería el gran perjudicado. Pero aún estaría por ver si caerían a Primera Regional uno o dos equipos de ese cuarteto, en función de lo que haga el Torrelodones: si los de Willy Galán ganan a La Moraleja en el Julián Ariza, se irían a los 38 puntos y adelantarían a los cuatro implicados, generando una plaza adicional de descenso que nunca sería para el Villalba, pues en ese caso acabaría 14º, en la primera plaza de salvación. Pero ahí no acabarían las cábalas, puesto que en ese caso habría que ver quién acompañaría al Periso a Primera Regional, porque el empate a nueve puntos en la liguilla de cuatro entre el San Agustín B y la Escuela Barrio del Pilar tendría que deshacerse por golaverage particular, apartado dominado por los madrileños tras su victoria por 0-2 en la ida. Lógicamente, todos estos cálculos se basan en que se den las dos condiciones que necesita el CUC Villalba, que bajaría a Primera si no gana al Periso, o si gana y, a su vez, lo hace el Torrelodones, y si además la Escuela Barrio del Pilar puntúa ante el San Agustín B.

El Torrelodones cae al descenso en Aravaca 

El Torrelodones llegará a la última jornada con la permanencia en juego, después de caer de nuevo al descenso con su derrota en el Antonio Sanfiz frente al Aravaca (4-2). Los blanquiazules se fueron ya al descanso con un 3-0 en contra, después de encajar un primer gol de penalti, transformado por Álex Seidel, y otros dos más en el último cuarto de hora del primer tiempo. A los pocos minutos de la reanudación Borja anotó el 4-0 y dejó visto para sentencia un resultado que el Torrelodones maquilló después con los tantos de Víctor Salcedo y Pedro Arranz. Ahora, la derrota obliga al Torrelodones a ganar a La Moraleja en el Ariza, y a esperar a que no ganen a la vez el Periso y la Escuela Barrio del Pilar, que en ese caso serían inalcanzables, al irse a los 40 puntos. En caso de que alguno de estos equipos empatara su partido y los torresanos les igualaran a 38 puntos, el golaverage perjudica al Torrelodones en un hipotético empate con la Escuela Barrio del Pilar (3-4 en el particular), y le beneficia ante el Periso, recurriendo en este caso al golaverage general, que es de -7 para los serranos, y de -9 para los madrileños. En cuanto al triple empate a 38 puntos, el perjudicado sería el Periso, que suma seis puntos en la liguilla de tres, por los siete de sus dos rivales. En ese caso, el mejor sería la Escuela Barrio del Pilar, por ganarle al Torrelodones el golaverage particular.

El Galapagar, cerca del objetivo de ser tercero 

Ajeno al drama de la lucha por la permanencia, el Galapagar aprovechó la penúltima jornada de Liga para ganar en la Concepción (0-1) y recuperar la tercera posición, que es su gran objetivo una vez perdida la opción de ascenso directo. Los de Javier Arroyo lograron desbancar a los madrileños gracias a un gol de Jaime Cid a siete minutos del final que les da muchas opciones de alcanzar el objetivo de firmar la mejor clasificación de su historia, este domingo en el partido que les enfrentará al Aravaca en El Chopo. El Galapagar afrontará la cita con dos puntos de ventaja más golaverage sobre la Concepción, con lo que le bastará con empatar para conseguirlo. No obstante, Javier Arroyo, que dirigirá ante el Aravaca su último partido oficial como técnico arlequinado, ya ha avisado de que la meta es ganar para sumar 61 puntos e intentar superar al tercero del Grupo 2 de Preferente, un Móstoles Balompié que totaliza 59 –uno más que el Galapagar- y que afrontará la última jornada ante el Ciempozuelos jugándose todavía la posibilidad de subir directamente como segundo a Tercera División.

De conseguir la tercera posición, el Galapagar todavía albergaría remotas opciones de ascenso, algo que en ese caso lograría si el fútbol madrileño consigue cuatro ascensos a Segunda B en los playoff, o tres en el caso de que el Galapagar acabe como mejor tercero de Preferente.

La última jornada de Preferente se jugará íntegramente en el horario unificado de las 11:30.

Jaime Fresno