Pablo Casado visita Collado Villalba para arropar la candidatura regional de Isabel Díaz Ayuso y de la alcaldesa, Mariola Vargas en la recta final de la campaña

El Partido Popular de Collado Villalba celebró ayer en la plaza 1º de Mayo, en el barrio de El Gorronal, su acto principal de campaña. Ante 250 personas, entre las que se encontraban un nutrido número de políticos populares de la zona, la alcaldesa y candidata de la formación en Collado Villalba, Mariola Vargas se sintió “arropada y apoyada” por el líder nacional, Pablo Casado, y la cabeza de lista a las autonómicas, Isabel Díaz Ayuso. “Siempre es un subidón que le vengan a arropar a una los líderes nacionales, es la sensación de que confían en tu gestión y en ti”, ha reconocido Vargas. Esta implicación del líder del PP en la campaña madrileña evidencia que para ‘Génova’ es prioritario conservar la Comunidad de Madrid, símbolo de poder territorial del PP. Además, los populares quieren evitar este domingo el ‘sorpasso’ de Ciudadanos en esta autonomía, como ya ocurrió en las generales del pasado 28 de abril.

La alcaldesa recordó una vez más la situación económica que se encontró al llegar al Ayuntamiento de Collado Villalba, “por la que otros habrían echado el cierre y dado quiebra”, tras el gobierno socialista y que se tradujo en una deuda de 120 millones de euros; “ahora solo hay 45 millones de deuda y podemos empezar a pensar en el proyecto de ciudad que queremos”.  A continuación fue desgranando las principales medidas con las que espera revalidar la Alcaldía, entre las que destacó la bajada de impuestos y el fomento del empleo.

Vargas defendió “las tradiciones” en un “barrio tan emblemático de Collado Villalba como es El Gorronal”, y presumió de conocer por su nombre a casi todos los presentes, a los que pidió el voto para el próximo domingo.

La cita también contó con la asistencia del vicepresidente de la Mesa del Senado y presidente del PP de Madrid, Pío García Escudero, la presidenta de Nuevas Generaciones de Madrid, Ana Isabel Pérez,  o el presentador de televisión y exjugador de waterpolo Pedro García Aguado (“Hermano mayor”), que asesoró a la aspirante a la Asamblea a elaborar las políticas de juventud de su programa (quien dijo sentirse “desubicado porque no hay malotes por aquí”), así como de varios consejeros del Gobierno regional como Carlos Izquierdo, Yolanda Ibarrola, Enrique Ruiz Escudero o Rosalía Gonzalo. En cuanto a la representación municipal, Collado Villalba acogió a concejales populares de Alpedrete, Moralzarzal, Guadarrama, Las Rozas y los alcaldes de El Escorial y Los Molinos, entre otros.

 

Ayuso a Casado: “Me has dado el mayor privilegio de mi vida: ser candidata”

Por su parte, la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, volvió a estar arropada por el líder de su partido, Pablo Casado, a quien le prometió “un gran resultado” el 26 M, y a quien agradeció haberle puesto al frente de la candidatura. “Me has dado el mayor privilegio de mi vida: ser vuestra candidata”, ha agradecido Ayuso al líder de su partido, que le acompañó la semana pasada en un mitin en Aranjuez.

Ayuso reconoció que en cada acto y mitin que ha protagonizado durante esta campaña “se ha emocionado pensando” en los simpatizantes del partido, como los varios cientos que la han rodeado hoy, y también cada vez que ha escuchado la sintonía popular. “Vamos a tenerlo muy complicado, aunque lo vamos a conseguir con un gran resultado porque somos el único partido que quiere combatir a las izquierdas, que está centrado en que el socialismo no entre en la Comunidad de Madrid. Los demás partidos están centrados en ser el PP, pero ni lo son ni lo serán”, aseveró la candidata.

En referencia a Hazte Oír, que ha fletado un autobús criticándole por “no defender la vida”, comentó que “no entrarán a la Asamblea”, y recordó veladamente los “corta y pega” de propuestas electorales que ha hecho con su programa la candidatura de Ciudadanos. De sus contrincantes en el arco ideológico dijo, sin nombrarlos, que su objetivo es “destrozar” al PP. “Quieren destrozarnos a nosotros imitando estos mensajes (…) quieren a imitar y destrozar al mejor proyecto político que tiene España y, como digo, no lo van a conseguir”, insistió.

 

El apoyo de Casado

En sus primeras palabras Pablo Casado recordó sus tiempos como presidente de Nuevas Generaciones, cuando visitó Collado Villalba en más de diez ocasiones “para conocer sus problemas, su día a día y a sus vecinos» y «por ello puedo ver cómo ha cambiado con los gobiernos del Partido Popular y cómo seguirá mejorando con Mariola Vargas”.

El líder del PP, Pablo Casado, pidió el apoyo para la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, alertando de que con el candidato socialista, Ángel Gabilondo, habrá “sablazo fiscal” en esta autonomía y se acabará con la “libertad” de elección de médico y hospital, así como con la libertad de las familias para optar por la educación concertada.

En su intervención en Collado Villalba, Casado elogío a Díaz Ayuso, a la que definió como una candidata con “garra, proyecto, ilusión, experiencia de gestión y amor a esta tierra”. Después  alertó de lo que, a su juicio, puede ocurrir en la Comunidad de Madrid si gana la izquierda. En primer lugar, advirtió del “sablazo fiscal” que pretende el PSOE y ha dicho que Gabilondo “por lo menos es sincero” cuando habla de impuestos. Por eso, pidió el voto al PP en las elecciones del 26 de mayo para actuar como “contrapeso” y poder tener gobiernos autonómicos que bajen los impuestos que suban los socialistas.

En materia de educación, afirmó que el PSOE “no cree en la concertada y la especial”, mientras que Podemos ya “dice que hay que cerrar la concertada”. A su entender, no pueden acabar con la “libertad de las familias para decidir la educación que quieren para sus hijos”.

De la misma manera, indició que el candidato socialista a la Comunidad de Madrid quiere que se vuelva a las áreas sanitarias y a que los madrileños no puedan elegir el médico y hospital que les “dé la gana”. “Si gobierna Gabilondo acabará con la libertad de elección en la sanidad pública”, ha abundado.

Por todo ello, pidió el voto para el PP en las elecciones del próximo 26 de mayo y ha presentado a su partido como una formación “centrista, moderada y liberal” que quiere “servir a todos los españoles”. “Os pido confianza. Para todos los candidatos del PP, que enarbolan los mejores principios para seguir sirviendo a la nación más maravillosa del mundo. A ganar”, animó a los suyos.

 

En clave nacional

Sin embargo, la mayor parte del discurso de Pablo Casado fue en clave nacional. El líder de los populares recriminó a la nueva presidenta del Congreso, Meritxell Batet, su “pasividad” con los presos independentistas tras el “escarnio” que, a su juicio, se vivió en la Cámara Baja y lo achacó a que pertenece al PSC, “otro partido nacionalista”. Además, preguntó al jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, de qué no se tiene que preocupar el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Casado aseguró que Junqueras, preso preventivo por el “golpe” del 1 de octubre, se ha acercado a Sánchez en el Congreso para decirle que tenían que hablar. “Y Pedro Sánchez le ha contestado, ‘no te preocupes’. ¿Oiga señor Sánchez de qué no se tiene que preocupar el señor Junqueras? ¿De los indultos?”, interpeló.  En este punto, preguntó también a Sánchez si para lograr apoyos a su investidura y que no se preocupe el líder de ERC, sí que se tienen que preocupar el resto de españoles. “¿Qué es esto del diálogo con los independentistas que quieren romper la unidad nacional?”.

Casado cargó duramente contra Meritxell Batet por actuar con “pasividad” y permitir a los presos independentistas “dar un mitin” durante el acto de juramento o promesa de la Constitución y dijo que la nueva presidenta del Congreso es del PSC, “otro partido nacionalista más”, tras lo que afirmó que Pedro Sánchez “juega a la moderación” hasta las elecciones del 26 de mayo pero ya tiene “pactado” el Gobierno con Podemos y ERC, “como hicieron con Maragall y Montilla”. A su entender, el proyecto del jefe del Ejecutivo consiste en “mantenerse en el poder” y “para eso van a aliarse con el lucero del alba si hace falta”, aunque haya que “permitir cualquier humillación a la democracia” como la de ayer en el Congreso.

El líder del PP, Pablo Casado, afirmó que el PSOE y el PSC permitieron en la constitución del Congreso que “el independentismo” entrase como un “caballo de Troya” en la sede de la soberanía nacional, al tiempo que ha llamado a contrarrestar al socialismo el 26M. “Lo que hoy ha pasado es que el PSOE y el PSC han permitido entrar como un caballo de Troya al independentismo a la sede de la soberanía nacional, les ha permitido injuriar a la Corona, les ha permitido humillar la Constitución española, les ha permitido pisotear la democracia”, aseveró el líder nacional del PP.

“Lo hemos visto hoy que ya han hecho la mesa del Congreso y del Senado y lo ocultan porque juegan a la moderación”, ha insinuado y ha lamentado que en un hemiciclo en el que “aún están los disparos del 23F” hayan llegado “otros golpistas a regodearse de que cogen un acta para representar la soberanía nacional que quieren destruir”. Casado subrayó que el PSOE “solo tiene un proyecto, estar en el poder”, y que para ello “van a permitir cualquier tipo de humillación a la democracia española”.

Pa