La alcaldesa de Guadarrama y candidata de APPG afirma que “a estas alturas no valen inventos” y revindica su trabajo a pesar de la “oposición brutal” de los últimos años

La alcaldesa y candidata de APPG, con algunos de los miembros de su candidatura en el acto celebrado este miércoles en La Torre / Fotografías: Rafa Herrero

La Agrupación Popular Por Guadarrama (APPG) presentó su candidatura y programa para las elecciones municipales en un acto celebrado en la tarde del miércoles en el Centro Cultural La Torre, con la novedad más destacada de que la concejalas Noelia Pozas -responsable de Comercio, Desarrollo Local y Turismo- retrocede hasta el puesto número 7, mientras que en el 6 aparece Juan Miguel Ballesteros. El resto de los puestos de salida corresponden a los ediles del equipo de Gobierno: Miguel Ángel Herrero, Áurea Escudero, Sara Villa, Miguel Ángel Sáez y, como candidata a la Alcaldía, Carmen María Pérez del Molino, que se presenta a su tercera reelección.

Tras la presentación de los integrantes de la candidatura, la primera parte discurrió con breves intervenciones de algunos de los concejales del Ejecutivo, repasando los logros de sus áreas, así como los compromisos para la próxima legislatura. Miguel Ángel Herrero destacó la puesta en marcha de la Escuela Municipal de Montaña, la organización y consolidación de la Semana Internacional de la Montaña o la mejora en las instalaciones deportivas, aunque aún está pendiente culminar una “reforma integral” de las mismas. En cuanto a sanidad, concejalía de la que también es titular, el mensaje fue nítido: “Vamos a pelear por el nuevo Centro de Salud, y que no os quepa la menor duda de que lo vamos a conseguir”. Tomó el relevo Sara Villa, que se mostró sorprendida “por lo poco que los programas de otros partidos nombran la educación y la cultura”. Destacó además la colaboración con los distintos colectivos y asociaciones, para conseguir entre otros “una programación de calidad”.

Sara Villa, número tres de la candidatura y concejala de Educación y Cultura

Más política fue la intervención del número dos de APPG, Miguel Ángel Sáez, lamentando la “oposición brutal” que han tenido a lo largo de este mandado, “con el fin de destruirnos políticamente, cosa que no han conseguido”. El proyecto de geotermia en el polideportivo, los más de 180 huertos municipales, la operación asfalto, el graderío del Centro Cultural, la rehabilitación de distintas calles del casco antiguo o la renovación del alumbrado son algunas de las actuaciones ejecutadas estos años a las que hizo referencia. “Y en el cajón hay más proyectos”, añadió, “que ya están listos, esperando sólo a que se liciten: la reforma del paseo de la Alameda (con una inversión de 2 millones de euros), la creación de aparcamientos en el entorno de La Jarosa, un parque forestal en La Serrana , el parque de la Dehesa de los Panes o una planta de compostaje que será la envidia de toda la Sierra”. “Todo eso”, subrayó, “sin deber un duro” y pagando a los proveedores por debajo de los 30 días que marca la ley.

Sobre el resto de partidos

También dedicó un tiempo a repasar la situación del resto de formaciones que concurren el 26-M: del PP dijo que “bastante tienen con lo que tienen”; del PSOE, que “tienen otro candidato, pero sigue mandando José Luis Valdelvira”; de Ciudadanos y Vox, que “no se sabe si sus candidatos son buenos o malos, porque nadie les pone cara”; de Unidas Podemos, que es “un partido sectario que solo ha intentado buscar mierda donde no la hay”; y de Vecinos por Guadarrama, que su candidato, José Ramón Culebras (número 2 de Vox en 2015, para luego quedarse como no adscrito), “no es de fiar”, poniéndose al frente ahora de la que calificó como “franquicia de Vecinos por Torrelodones”. APPG, concluyó, “es tu mejor opción”, con “honradez, experiencia, trabajo y sentido común”.

Fue él quien dio paso a la alcaldesa y candidata, Carmen María Pérez del Molino, a quien presentó como “el corazón de APPG”. “Hemos trabajado muchísimo, sin contar todos los proyectos que ya están para salir”, insistió, reprochando a la Comunidad de Madrid que no haya puesto en marcha aún el proyecto para el demandado nuevo centro de salud. “Ayer (por el martes) el presidente en funciones dice que lo van a hacer, ¿y por qué no se ha hecho ya si está pedido desde 2003?”, preguntó, recordando que se inauguró cuando Joaquín Leguina era presidente y la localidad contaba con 7.000 habitantes, mientras que ahora la población ronda los 18.000.

“No me gusta esconderme”, señaló, para después centrarse en algunos de los “frentes abiertos”. En primer lugar, el de la basura, recordando que en 2012 el Ayuntamiento decidió recuperar el servicio. “Hemos ahorrado cerca de 6 millones de euros, pero dicen que tenemos el pueblo sucio”, asegurando que la oposición rechaza su propuesta para contratar más personal. A esta dificultad, añadió, se une la complejidad y dispersión del término municipal. Como solución, explicó que se planteó el proyecto de la planta de compostaje, lo que permitiría liberar parte de los recursos que se destinan a la limpieza.

“Otro marrón”, dijo, es el de la residencia en Vallefresnos, reiterando que el proyecto cuenta con todos los informes favorables, así como con el visto bueno de la Comunidad de Madrid. “Yo voy a seguir mirando por los intereses del pueblo, no de una persona”, en referencia a la presidenta de esta entidad urbanística. Y aquí se detuvo también en la número tres de Ciudadanos, Macarena Zuazo (a quien antes el número 2 de APPG había calificado como “tránsfuga profesional”): “Me voy a reprimir de decir lo que pienso, pero si digo alto y claro que jamás he cogido un duro del Ayuntamiento de Guadarrama”.

Se refirió igualmente al proyecto de la Ciudad del Mayor, que supondría la creación de unos 700 puestos de trabajo, algo que consideró fundamental para los próximos años. Para terminar, y antes de que los integrantes de la candidatura se despidieran a ritmo de country como homenaje a uno sus compañeros -coreógrafo y enfermo de esclerosis múltiple, que no pudo estar en el acto- aseguró que tiene “toda la ilusión”, que el equipo de APPG es el “más preparado” y que “no valen inventos a estas alturas”, pidiendo la “confianza” a los vecinos para continuar al frente del Ayuntamiento tras las elecciones del próximo domingo.

Los integrantes de la candidatura se despidieron con un baile a ritmo de country, como homenaje a uno de sus compañeros, coreógrafo y enfermo de esclerosis múltiple, que no pudo estar en el acto / Fotografías: Rafa Herrero