El Villanueva del Pardillo acaba con el sueño del Galapagar (1-2) y el CUC Villalba regresa al pozo en Coslada (2-0)

El Galapagar dijo virtualmente adiós a todas sus opciones de ascenso a Tercera División al caer por 1-2 ante el Villanueva del Pardillo. La segunda derrota arlequinada en El Chopo en lo que va de Liga fue letal, puesto que la AD Torrejón ganó 2-0 su compromiso con el Colmenar y elevó a siete puntos más golaverage la desventaja con el ascenso, un mundo cuando sólo restan cuatro partidos por jugar. El  técnico, Javier Arroyo, admitió tras el encuentro que “sólo nos queda luchar por la tercera plaza, por si suben tres de Madrid a Segunda B”, y calificó de “sepulcral” el silencio en el vestuario tras encajar la derrota. Una situación que recuerda mucho a la de Camarma de Esteruelas del pasado año, cuando el Galapagar se desenganchó definitivamente de la pelea por el ascenso en una tarde de sábado aciaga ante el colista, saldada con derrota por 1-0 tras malograr un sinfín de ocasiones y estrellar hasta dos balones en los palos.

Esta vez, el mazazo no admitió paliativos: el Villanueva del Pardillo del uruguayo Diego Meijide demostró su repunte en la segunda vuelta (25 puntos sobre 39) y superó con nitidez a los serranos. Tras un primer tiempo táctico y sin apenas ocasiones, Dani Hernández adelantó a los visitantes a los cuatro minutos del segundo tiempo y, con el 0-1, aparecieron los espacios. El Galapagar mejoró en ataque con las entradas de Penabella y de Quique Casado, reaparecido casi tres meses después y exhibiendo buen tono, pero quedó muy expuesto a los contragolpes visitantes. De ese toma y daca salió el gol del empate, obra de Álex Arroyo, y la inmediata respuesta del Villanueva del Pardillo con el 1-2 definitivo, obra de Héctor Rúa.

Javier Arroyo no puso objeción a la derrota y soltó un sustancial análisis: “Nos estamos enfrentando a equipos con más potencial que el nuestro, aunque estén por debajo de nosotros. No es demasiado complicado estar arriba en la primera vuelta si se compite bien, pero lo difícil es sacar puntos en las diez últimas jornadas, que es cuando se tropieza más”. El entrenador admitió su gran decepción con el resultado, porque, dejando al margen al Torrejón, esperaba meter mucha presión de haber ganado: “El Moratalaz perdió en Torrelodones y nosotros les visitamos el domingo que viene. Podríamos habernos metido a tres puntos ganándoles allí, y presionarlos en los tres últimos partidos, donde ellos tienen que ir a Coslada y recibir al Alcobendas Levitt”.

La visita del Galapagar al líder se ha fijado en principio para las 20:00 horas del domingo, en lo que será la primera opción de ascenso a Tercera División de la Escuela Moratalaz. Para ello, los madrileños necesitan combinar su victoria con la derrota del tercer clasificado, la Concepción, a la que aventaja en seis puntos más golaverage, y con un tropiezo del cuarto, el Alcobendas Levitt, en forma de empate o derrota en su visita al CUC Villalba.

El CUC Villalba se complica en Coslada

Ese partido será trascendental para el CUC Villalba, después de la derrota encajada en El Olivo ante el Coslada (2-0) que ha vuelto a meter en descenso a los de David García. Los amarillos mostraron su buen momento en el Corredor, pero echaron en falta la pegada que les sirvió para ganar seis puntos vitales ante Torrelodones y Galapagar, frente a un Coslada que necesitaba ganar para sumar los 40 puntos que garantizan la salvación. El equilibrio del partido lo rompió Jorge de Prada ya en la segunda parte, con un disparo desde fuera del área que batió a Martín Ferriz. Con el marcador en contra, el Villalba incrementó su presión arriba en busca de la igualada, jugándose bazas como la de Guille Sánchez, pero en vez del empate lo que llegó fue el penalti que dio opción a Isaac de cerrar el partido con el 2-0, ya sobre el tiempo reglamentario.

La derrota deja al Villalba con 30 puntos, a tres de la salvación que marcan el San Agustín del Guadalix B y el Torrelodones, y a uno de los 31 del Periso.

Los tres ganaron sus partidos y penalizaron la derrota villalbina, en algunos casos de forma sorprendente: el filial del San Agustín del Guadalix no ganaba desde el 13 de enero y volvió a hacerlo 15 partidos después en el feudo del Sporting Hortaleza, mientras que el Torrelodones tumbó al líder Moratalaz en el Julián Ariza (2-1) en un gran partido de los de Willy Galán, decantado en el segundo tiempo. Javi adelantó a los torresanos a los 21 minutos de la segunda parte, remachando a la red un penalti que el meta del Moratalaz le había detenido en primera instancia a Víctor Salcedo, y el propio pichichi blanquiazul puso la sentencia a cuarto de hora del final anotando su 12º gol en Liga. El líder terminó recortando sobre la hora con el gol de Sergio García, que significó el 2-1 definitivo, pero no pudo impedir su tercera derrota en la Sierra, tras caer también en Galapagar (2-0) y Collado Villalba (1-0).

La victoria devuelve la iniciativa en la pelea por la permanencia al Torrelodones, que ahora deberá visitar a un San Roque que, con 37 puntos, todavía debe rematar su salvación. Después deberá enfrentarse sucesivamente a Concepción, Aravaca y La Moraleja, de los que sólo el primero parece en condiciones de llegar al Julián Ariza jugándose un objetivo, en su caso el ascenso. Más complicado sobre el papel parece el calendario del CUC Villalba, que buscará las tres victorias que le hacen falta ante el Alcobendas Levitt –Ciudad Deportiva, domingo 12 de mayo a las 11:45 horas-, el Sporting Hortaleza, la AD Torrejón y el Periso. Los cuatro rivales tienen pendiente cerrar sus objetivos, si bien el Sporting Hortaleza, que suma 38 puntos, podría recibir ya salvado al cuadro serrano dentro de dos domingos, si logra ganar en Alcalá al Complutense.

Jaime Fresno